horta_inverno_estandar

Unos consejos para el cultivo de la huerta en enero

A pesar de tener fama de ser uno de los meses más fríos del año, la actividad en la huerta no desaparece. Durante este mes realizaremos una planificación de los cultivos de primavera y podemos empezar a realizar la poda tanto de frutales de pepita como de la viña. He aquí unos consejos

Siembras:

En cuanto a las siembras, y siguiendo el dicho gallego de “Se queres bo alleiro, plántaoo en xaneiro”, continuaremos plantando ajos y bulbos de cebolla. La tradición popular recomienda hacerlo en luna menguante, para favorecer el desarrollo de la raíz y evitar que la planta se suba a flor.

También podemos plantar guisantes y habas castellanas. Y en las zonas de clima más suave y benigno, sobre todo en el sur de Galicia y en las zonas de costa, se pueden empezar a plantar las patatas tempranas a lo largo de este mes, para tener una cosecha en el mes de mayo. Lo mismo se puede hacer bajo invernadero.

En invernadero también podemos empezar a sembrar los semilleros de los cultivos que plantaremos en primavera a raíz desnuda: pimientos, cebollas, tomates, acelga, remolacha….etc.

Cosechas:

Por lo demás, en este mes nuestra huerta seguirá produciendo puerros, remolacha de mesa, escarola..etc, todos ellas plantas resistentes a las heladas. Y por supuesto, seguiremos recogiendo todo tipo de brásicas: repollos, brócoli, coles, o coliflor, así como nabizas. En definitiva, verduras de alta calidad nutritiva que son la mejor garantía de una buena salud.

Poda y plantación de árboles frutales:

Por otra parte, enero es un buen momento para plantar a raíz desnuda árboles frutales de pepita, como manzanos, perales o membrilleros. Coincidiendo con la parada vegetativa, también se recomienda la poda de estos árboles, no así la de los de hueso, que se aconsejan podar en marzo. Durante el mes de enero también se recomienda realizar la poda de la viña.

También debemos proteger de las heladas los árboles frutales más delicados, como naranjos o limoneros. Para eso podemos emplear mantas térmicas, u otras cubiertas que eviten las quemaduras de la planta por la helada.

Igualmente, durante el mes de enero se recomienda realizar un tratamiento con cobre con el fin de evitar problemas graves de patógenos en este campaña, así como para proteger las heridas y microheridas, provocadas tanto por la caída de la hoja como por la cosecha de los frutos.

Por lo demás, se aconseja, al igual que en los demás meses, seguir elaborando compost orgánico con restos de peladuras, hierba cortada, follaje etc. Esta materia orgánica es la garantía de una huerta viva y productiva.