Un invernadero de madera, inspirado en Da Vinci, para el espacio agroecológico de la USC

Un invernadero de madera, inspirado en Da Vinci, para el espacio agroecológico de la USC

El profesor Xan Neira junto al invernadero de madera

La valorización de los recursos forestales y a aprovechamiento de la madera para usos estructurales es una de las líneas de actuación en las que el Campus Terra de la USC avanza despacio, aunque de forma ininterrumpida. La construcción de la cubierta (gridhsell) de eucalipto instalada hace unos meses en el lateral de un de los pabellones de la Escuela Politécnica Superior de Ingeniería sirvió para hacer visible las múltiples utilidades y prestaciones que ofrece la madera para soluciones de obra civil o edificación.

El camino iniciado por la Plataforma de Madera Estructural (Pemade) de la USC con el desarrollo de esta estructura singular y pionera en el mundo, encuentra ahora continuidad con la instalación de un invernadero de madera de pino en la finca de prácticas de la EPSE, localizada en el barrio lugués de Sanfiz.

La construcción de este nuevo invernadero, la primera infraestructura hecha íntegramente de madera que se levanta en la finca de prácticas de la EPSE, se encuadra en las actuaciones desarrolladas al amparo del programa TerraUSCvida, un proyecto de investigación coordinado por el profesor del Departamento de Ingeniería Agroforestal de la USC Xan Neira Seijo y que contó con financiación del Consejo Social de la USC.

Esta nueva infraestructura universitaria estará dedicada a la producción ecológica y a la reproducción de semillas libres y autóctonas, según explicó Neira Seijo. El también vicepresidente de la Sociedad Española de Agricultura Ecológica (Seae) señaló en este sentido que el uso previsto para este invernadero propició que su construcción respondiera también a criterios o parámetros ecológicos, razón por la que se optó por emplear materiales de bajo impacto ambiental o ecológicos, tal y como es la madera de pino.

El diseño del invernadero es obra del equipo humano de Espiga, quien trabajó en esta actuación en estrecha colaboración con las empresas CasaBio y Decologic, que se ocupó de la aplicación de aceites y demás tratamientos apropiaos para preservar la madera de una infraestructura cuyo esqueleto o armazón ya está montado sobre el terreno, gracias a la colaboración de personal voluntario, a la espera de una cubierta.

“Se trata de una construcción orientada a la vida y respetuosa con la salud de sus moradores y del medio ambiente”, destaca Neira Seijo, al tiempo que añade que este tipo de soluciones arquitectónicas en las que se emplean materiales sostenibles y libres de tóxicos, procuran la máxima eficiencia energética y son válidas también para dar a cobijo tanto la animales como incluso la personas.

Detalle constructivo

El invernadero ecológico del Campus Terra de la USC presenta una estructura mutua basada en el ensamblaje tridimensional de elementos que se apoyan mutuamente unos en otros y garantizan así el equilibrio de la construcción. Este tipo de arquitectura está inspirada en un diseño de Leonardo da Vinci conocido cómo “Puente Da Vinci” y que está recogido en el Códice Atlántico, uno de los volúmenes incluidos en el Codix Matritensis (Madrid, 1965).

El arco o puente diseñado inicialmente por Leonardo da Vinci es una solución constructiva apropiada para salvar grandes luces a través del empleo de piezas cortas, manejables y de fácil provisión. Por tanto, uno de los méritos que presenta la estructura o armazón de este invernadero ecológico es el hecho de que no precisa ningún elemento externo de sujeción, por tanto de un buen estribado, ninguna pieza de madera puede salirse de su posición.

Dimensión agroecológica

El invernadero de madera está llamado a ser el elemento más visible del futuro espacio agroecológico habilitado en la finca de prácticas del Campus Terra de la USC. De hecho, te eres infraestructura presidirá, a manera de ataya, una pequeña parcela de terreno en la que está prevista la plantación de, entre otras especies, árboles frutales autóctonos y en el que también se instalarán sistemas de aprovechamiento de aguas pluviales, el fin de poder desarrollar así ensayos de riego.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información