Recomiendan tratar los árboles dañados por los temporales

La Estación Fitopatolóxica de Areeiro advierte de que los desgarros de ramas son un punto vulnerable a la entrada de patógenos. Subraya que en las palmeras afectadas por el picudo hay que eliminar la corona de palmas para evitar riesgos

Recomiendan tratar los árboles dañados por los temporales

Los técnicos recomiendan revisar las plantaciones de frutales, a fin de identificar posibles daños.

La Estación Fitopatolóxica de Areeiro (EFA), centro dependiente de la Deputación de Pontevedra, ha publicado hoy un aviso fitosanitario extraordinario con motivo del temporal “Ana”. Areeiro aconseja tratar lo antes posible los árboles dañados por la ciclogénesis para evitar la entrada de patógenos. Asimismo, los técnicos advierten de que hay importante riesgo de caída de las hojas de las palmeras afectadas por el picudo, ya que se desprenderán con más facilidad al estar cargadas de agua y afectadas por la acción del viento, motivo por el que es preciso retirarlas con urgencia.

Según se indica en el aviso, los vientos y las precipitaciones asociados a la ciclogénesis de ayer, con rachas de hasta 130-150 kilómetros por hora en algunos puntos de Galicia y lluvias que alcanzaron los 160-177 litros por metro cuadrado en otras zonas, como Caldas de Reis, provocaron diferentes incidentes en los árboles: algunos fueron arrancadas de cuajo pero otros sufrieron rotura de ramas y desgarros de diferente importancia.

Areeiro aconseja aplicar cicatrizantes o fungicidas en las ramas rotas por el viento

“Las roturas y los desgarros dejan expuesta una superficie de madera irregular y tocones que pueden favorecer la entrada de hongos patógenos que comprometerán la vitalidad del árbol”, apuntan, motivo por el que será necesario actuar sobre las superficies rotas, limpiando los desgarros, eliminando los tocones y protegiendo la madera con cicatrizantes u otros fungicidas.

También habrá que actuar sobre las palmeras, muy afectadas por el picudo rojo, pues la carga que supuso la elevada cantidad de agua que cayó y la acción del viento harán que las palmas se desprendan con más facilidad. Para evitar riesgos personales o materiales, según los técnicos, “es imprescindible eliminar la totalidad de la corona de palmas -medida por otra parte obligatoria para evitar la dispersión de la plaga- y nunca dejar los restos acumulados, sino enterrarlos a profundidad o quemarlos”.

Por otra parte, esta ciclogénesis también provocó la caída de parte de la fruta de árboles como los cítricos. Desde la EFA indican que es necesario retirar la mayor cantidad de la fruta que esté en el suelo, pues puede atraer a patógenos oportunistas y también a diversas especies de moscas de la fruta, que este año están siendo especialmente abundantes.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información