Recomendaciones para el cultivo de la huerta en julio

En julio empezamos a recoger los productos de huerta de verano y también a ir preparando la huerta de invierno. Regar, realizar podas, hacer acolchados o empezar a plantar la huerta de invierno, son algunas de las tareas a realizar. He aquí algunos consejos.

Recomendaciones para el cultivo de la huerta en julio

Después del retraso generalizado que hubo por las lluvias y temperaturas bajas de los últimos meses, se espera que el calor que se prevé para las próximas semanas debería ayudar a arrancar los cultivos. Eso si, la combinación de humedad y calor favorecerá la afectación de enfermedades fúngicas, especialmente el mildiu.

He aquí algunos consejos generales:

-Para mejorar la fructificación y el engrose de los frutos es recomendable podar los chupones tanto en tomates, como en pimientos, berenjenas, melones, pepinos y calabacines.

-Estaremos en pleno verano, por lo que la tierra no debería estar expuesta directamente a la radiación solar. De ahí que se recomiende realizar acolchados de paja o de otros restos vegetales (hierba..etc) alrededor de las hortalizas y en la base de los árboles frutales y plantas aromáticas. Además de mantener la humedad del suelo, contribuirá también a su fertilidad.

-Para evitar ataques de mildiu, sobre todo en viña y en tomates, se recomienda realizar tratamientos periódicos -no esperar más de15 días- con caldo bordelés o con cobre si las condiciones así lo aconsejan (previsión de lluvia, elevada humedad, nieblas…etc) También se recomienda tratar a las patatas contra el mildiu.

-Uno de los hongos que más ataca en esta época, sobre todo a las cucurbitáceas (calabacín, pepino..etc), es el odio. Se caracteriza por la aparición de manchas blancas en las hojas y para combatirlo una solución eficaz es la leche desnatada: diluiremos medio litro en 8 litros de agua y pulverizaremos las plantas.

Siembras:
Podremos seguir sembrando al aire libre calabacines, lechugas, pepinos, judías, zanahorias, remolacha roja..etc.

Trasplantes:
Julio es una buena época para empezar a plantar la huerta de invierno, tanto brásicas (repollo, coliflor, brócoli) como puerro o escarola.

Cosechas:
Durante este mes recogeremos la cosecha de judías, lechuga, patata, zanahoria, cebolla, ajos…etc. Si tenemos demasiados excedentes, una buena alternativa es realizar conservas, especialmente de productos como las judías, la remolacha o los pepinos.

Y sobre todo no olvidar regar nuestra huerta, a ser posible evitando el contacto del agua con las hojas de las plantas, para evitar la aparición de enfermedades fúngicas. Debemos regar preferentemente a última hora de la tarde -cuando hay menos evaporación y baja la temperatura del suelo- o la primera de la mañana y con agua a temperatura ambiente.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información