Manuel Mondelo: El primer productor de aceite de oliva 100% gallego

Manuel Mondelo cultiva en la aldea de Bendollo, en el ayuntamiento de Quiroga, unos 2.000 olivos, con las que elabora Aceiroga, un aceite de oliva único que se llega a pagar la 20 euros el litro. Nos cuenta su historia

Manuel Mondelo: El primer productor de aceite de oliva 100% gallego

Manuel Mondelo en su finca de olivos de Bendollo

Manuel Mondelo Rodríguez es el primer olivarero de Galicia en cuanto a volumen de producción y uno de los pocos que logró hacer de este cultivo en expansión su forma de vida. De sus 2,5 hectáreas de olivos, situadas en la aldea de Bendollo, en el ayuntamiento lugués de Quiroga, saldrán este año unos 2.000 litros de Aceiroga, un aceite de oliva único por sus propiedades, elaborado 100% con oliva propia, y que se llega a vender a 20 euros el litro.

Y es que las riberas del Sil y del Bibei son un entorno único en Galicia por su microclima, que hace posible una agricultura mediterránea en la que se combinan el cultivo del viñedo, con el olivo y los castaños.

La aldea de Bendollo, asomada sobre el Sil y desde la que se divisan las nieves de Manzaneda, ofrece unas condiciones excelentes para el cultivo del olivo. De hecho, a su lado, en Bendillo, se conserva la única almazara tradicional de Galicia, en la que este domingo, día 20, se celebra la tradicional Muestra del Aceite de Oliva de Quiroga.

Manuel Mondelo vio claro las posibilidades que ofrecía recuperar la tradición del aceite de oliva de la zona. “Aunque los Reyes Católicos en el siglo XVI mandaron cortar los olivos de Galicia, en las riberas del Sil y del Bibei se mantuvieron. De hecho, en esta aldea está documentado que hacíamos trueque con los maragatos, cambiándoles nuestro aceite de oliva por tocino. Sin embargo, con la emigración de los años 50 y 60 se fue perdiendo este cultivo”, explica.

Tiene 2,5 hectáreas de olivos, la mayoría de variedades gallegas

En el año 1993 Manuel decidió, junto con algunos otros vecinos, recuperar el tradicional aceite de oliva de Quiroga, pero con métodos modernos. Así, fue adquiriendo fincas y haciendo plantaciones, sobre todo a partir de hijos de los olivos autóctonos centenarios que quedaban en la aldea. Hoy cuenta con 2,5 hectáreas con unos 2000 olivos, con un 50% de variedades autóctonas -brava y mansa-, un 30% de la variedad picual, un 10% de redondeta, un 3% de arbequina y el resto variedades de otros países, como griegas o portuguesas, con las que decidió hacer un pequeño campo de ensayo para ver cómo se adaptan al terreno de Quiroga.

De los 18.000 kilos de aceituna que recogió el pasado año elaboró unos 2.000 litros de aceite de oliva bajo la marca Aceiroga, una producción que prevé ir incrementando, “ya que el olivo empieza entrar en plena producción a partir de los 25 años”.

Su aceite es un producto gourmet muy buscado, que se vende en tiendas especializadas de Galicia, por internet, y también directamente en su almazara. Incluso ha enviado botellas a Suiza.

“Hay empresas que venden aceite como gallego cuando no lo es”

Manuel lo define como “un aceite aromático, de color verdoso, con aromas a hierba verde, a almendra, gracias a las variedades autóctonas y a la picual, que permiten elaborar un aceite de mejor calidad”. Así, en la oscuridad y a una temperatura estable se conserva en buenas condiciones durante 2 o 3 años. El precio final, 20 euros el litro, no disuade al consumidor porque, tal y como destaca, “es un aceite para un cliente que sabe valorar la calidad y los productos únicos”.

Eso sí, Manuel alerta de los “listos” que intentan vender aceite de oliva gallego que muchas veces ni procede de aceitunas cultivadas en Galicia ni tan siquiera es elaborado en la comunidad. “En el caso de los olivareros de Quiroga el ayuntamiento tiene registrada la marca marca Aceite de Quiroga (Aceiroga), de forma que se encarga de controlar la producción y el origen para evitar fraudes. Un sello del ayuntamiento avala el aceite elaborado aquí”, explica.

Aceite Aceiroga

Cuidados del olivo

Los cuidados del olivo son sencillos, sobre todo en comparación con la viña. De hecho, Manuel aun cultiva en el valle de Quiroga 5 hectáreas de viñedo de la variedad Mencía, fundamentalmente para la venta de uva. Sin embargo, ve más futuro en la oliva: “Hay mucha menos competencia que en el sector del vino y es un cultivo más fácil”, subraya.

Así, las plantaciones las realiza en un marco de 6×6 metros. Los cuidados básicos son la poda, que realiza en los meses de noviembre y de diciembre, y que sirve para airear el árbol y que no crezca en madera hacia arriba. Solo aplica al año dos tratamientos fitosanitarios con caldo bordelés: uno en el mes de septiembre, y otro después de recoger la aceituna.

Desbrozar la hierba en primavera y hacer regadíos puntuales en verano completan las faenas agrícolas de este olivarero. Destaca el beneficio que le aporta el riego a este cultivo: “Mejora la calidad del aceite y en esta zona, en la que llegamos a los 40 grados en verano, es muy beneficiosa. Hago un regadío puntual en julio, dos o tres en agosto y otro, en función del año, en septiembre”. El riego le permite también tener una producción más estable, que no oscila tanto según la variedad de olivo, como según el marco de plantación.

Proceso de elaboración

La cosecha de la aceituna es un momento clave para la calidad del aceite. En los olivos de Manuel recogen la oliva en el envero; es decir, cuando está entre negra y verde. Lo hacen con una vareadora eléctrica, lo que facilita mucho el trabajo. “Antes se cogía la oliva cuando estaba negra, y también se recogían las del suelo, y se esperaba mucho tiempo hasta que se molían. Ahora las aceitunas que se cogen se muelen en el día”, destaca.

En el año 2003 compró un moderno molino de aceite que mejoró notablemente la calidad del producto. Así, destaca que “con el molino romano tradicional se llegaba a acideces del 2%, con esta máquina la aceituna va limpia y en un estado excelente. El prensado se produce con muy poco oxígeno, con lo cual no hay casi oxidación y el aceite tiene una acidez de tan solo entre 0,2 y 0,4”. Los rendimientos vienen siendo de 1 litro de aceite por cada 6 kilogramos de aceitunas.

Extrae 1 litro de aceite por cada 6 kilos de aceitunas

Por supuesto, la extracción es en frío y exclusivamente por procedimientos mecánicos, ya que a partir de los 35 grados se alteran las propiedades del aceite de oliva.

Además de para la producción propia, Manuel Mondelo también alquila su molino de aceite a otros productores de Galicia y de la zona. En total, calcula que en el ayuntamiento de Quiroga se producen en este momento unos 4.000 litros de aceite de oliva y unos 15.000 litros en todas las riberas del Sil y del Bibei, tanto para autoconsumo como para la venta.

Retos de futuro: agricultura ecológica y seguir ampliando las plantaciones

Como retos de futuro, Manuel Mondelo prevé seguir ampliando las plantaciones con olivos autóctonos del ayuntamiento de Quiroga y certificarse en agricultura ecológica, “ya que -destaca- tendría que cambiar muy poco la forma de cultivo que hago”.

Está convencido de que la producción de aceite de oliva en Galicia tiene gran futuro, “siempre y cuando apostemos por un producto diferenciado, elaborado a partir de variedades autóctonas, y a ser posible en ecológico”.

Manuel también considera positiva la creación de una Denominación de Origen o Indicación Geográfica Protegida para el aceite de oliva y la aceituna de Galicia. Eso sí, matiza que “siempre y cuando se distingan subzonas, porque Quiroga es la zona en la que siempre hubo aceite de oliva y destaca por la calidad del mismo, y en las otras zonas aún hay que comprobar como sale el aceite”.

Por último, y para controlar la producción y evitar fraudes, defiende la necesidad de que se registren en Catastro las plantaciones de olivos, algo que “hasta el momento no es posible porque el Ministerio no reconoce cultivos de olivos en Galicia, y tienes que registrarlos como terreno de árboles frutales”.

Muestra del aceite de Quiroga

Este domingo, a partir de las 11:30 horas, se celebra en la aldea de Bendillo la Muestra Tradicional del Aceite de Quiroga, con demostraciones en directo de como funciona un molino de aceite tradicional, actuaciones de grupos de música y danza gallega y, como no, exposición y catas comentadas de los aceites de oliva de Quiroga.

Consulta aquí el programa completo.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información