Los produtores de huerta de Mondoñedo diversifican en búsqueda de mayor valor

Los integrantes de la Asociación Faba Verdina de Galicia ya cuentan con una nave en la que recogen también haba fresca que envasan para congelar y la empresa Hortas de Galicia elabora conservas de tomate que comercializa en su propia tienda

Mónica Maestre comezou con invernadoiros e agora elabora conservas e ten a súa propia tenda

Mónica Maestre comezou con invernadoiros e agora elabora conservas e ten a súa propia tenda

Mondoñedo está dispuesto a desafiar el pesimismo. Es uno de esos ayuntamientos del rural que está incorporando en los últimos años personas al sector primario, un sector que junto al turismo está llamado a ser uno de los revulsivos de un municipio con tanta historia como futuro.

Los productores de huerta están tirando del carro, decididos a diversificar para dar mayor valor a sus productos de calidad. Un ejemplo es la empresa mindoniense Hortas de Galiciaque produce productos de temporada en varias fincas situadas junto al campo de fútbol Viñas da Veiga. Mónica Maestre y Jorge Losada pusieron este año lechuga, calabacín, repollo, brécol, berenjena y varios tipos de pimiento. Pero sin duda su fuerte en verano es el tomate. Tienen 10 invernadorios de la variedad anairis, en total 5 hectáreas a tomate a las que hay que dar salida.

Y el mercado es cada vez más exigente con los productores. Demanda tomates, lo mismo que el resto de frutas y hortalizas, cada vez más perfectos visualmente, a veces sin reparar tanto en el sabor. Como sabor no les falta a los que producen en Mondoñedo, Mónica y Jorge no tienen problema a la hora de dar salida en pequeñas tiendas y supermercados a los que estéticamente entran en los cánones de belleza actuales, pero qué hacer con el resto? Kilos y kilos de tomate de segunda que el mercado penaliza mucho en el precio o directamente rechaza. Por eso este año idearon una solución: hacer conservas.

tomate Mondoñedo

Elaboran tomate frito, tomate natural triturado e marmelada de tomate

Acaban de sacar al mercado tres elaboraciones en bote de cristal con el tomate como protagonista, casi único, porque no lleva ningún tipo de conservante ni aditivo. Hacen tomate frito, tomate natural  triturado y mermelada de tomate. La materia prima es suya y la elaboración corre a cargo de Ribeiregas, la cooperativa que Dora y Luz tienen en Negueira de Muñiz.

“Nosotros no tenemos la infraestructura necesaria para hacer las conservas así que contratamos con ellas la fabricación, nosotros les llevamos los tomates, aquellos que por su morfología tienen una peor salida comercial, y ellas transforman y producen sin añadir ningún tipo de conservante, colorante o potenciador del sabor, porque nuestros tomates no lo precisan, nosotros queríamos lograr una conserva como la hecha en casa, que mantuviera nuestra esencia, que es esa”, explica Mónica.

La previsión de Hortas de Galicia es fabricar unos 5.000 botes en esta temporada para comercializar en los mismos establecimentos donde venden sus hortalizas. Sin ningún tipo de conservante la caducidad es de año y medio, lo que les permite vender durante todo el año un producto al que de otro modo tendrían que dar salida en cuestión de días. Sin embargo, Mónica lamenta “que no se valore la calidad” y cuenta que en algún establecimiento no quisieron vender sus conservas porque consideraban que tenían un precio alto. “No se puede comparar esto con el tomate Solís, ni en calidad ni tampoco en precio, claro”, argumenta.

Hortas de Galicia contacta con sus clientes a través de las redes sociales y ha abierto también una tienda física con sus productos y con otros productos de calidad gallegos justo frente a la Catedral de Mondoñedo. Pretenden de este modo suministrar tanto a sus vecinos como aprovechar el aumento en la llegada de peregrinos y de turistas que visitan esta localidad de A Mariña. La empresa da trabajo ya a 5 personas y pretenden seguir contribuyendo a crear empleo en la localidad.

La unión de los productores de haba

Jesús, Rocío e Alfonso, na cámara onde refrixeran a faba fresca que lles traen os produtores

Jesús, Rocío e Alfonso, na cámara onde refrixeran a faba fresca que lles traen os produtores

También se decidieron a diversificar y ampliar su negocio tres productores de haba que se asociaron para poner en marcha una iniciativa con la que pretenden dar más valor a las leguminosas que producen. Rocío Maseda, Alfonso Cartoy y Javier Monasterio crearon la Asociación Faba Verdina de Galicia y acaban de abrir una nave en el barrio de San Lázaro, a la entrada de Mondoñedo, donde llevan 15 días recibiendo y procesando haba fresca, tanto la que producen ellos mismos como la que les traen otros productores de la zona.

“Viene gente de toda A Mariña e incluso de fuera a traernos haba, desde Vilalba a Viveiro, además de productores de aquí de la zona o de Riotorto y A Pontenova”, explica Alfonso. Reciben la mercancía por las mañanas todos los días excepto el domingo para que de este modo la haba venga recién recogida y no le pierda peso al productor ni tampoco calidad a ellos. Una vez en la nave la seleccionan, la pesan y la envasan en bolsas de plástico refrigeradas y paletizadas en cajas de cartón que luego les vienen a buscar para congelar.

Están pagando a 5 euros el kilo a los productores pero no saben si podrán mantener ese precio hasta el final de la campaña porque son las comercializadoras asturianas las que lo acaban marcando

Tienen un acuerdo con las dos principales distribuidoras asturianas de haba, Tierrina Vaqueira y Codilex, a las que les suministran entre unos 1.000 y unos 1.200 kilos diarios. Ya llevan enviadas unas 15 toneladas de haba fresca con destino a Asturias, que sigue siendo uno de los grandes mercados de la haba producida en la Mariña.

Hasta el momento estuvieron pagando el quilo de haba a 5 euros al productor, pero Alfonso reconoce que no saben si podrán mantener ese precio hasta el final de la campaña, que durará aún un mes más. Una incertidume de la que no tienen culpa. Las comercializadoras son las que fijan los precios en una cotización que cambia casi a diario para la bolsa de habas, al más puro estilo de la Bolsa del Ibex 35.

“Nos marcan los precios y nos aprietan. Nosotros somos también productores y sabemos lo que es eso, pero es la ley del mercado y es difícil luchar contra eso”, reconoce Alfonso. Las comercializadoras son también las que marcan los parámetros de calidad del producto y acaban fijando las reglas del juego, por eso Rocío, Alfonso y Javier tienen intención de comercializar directamente al cliente final todo cuanto puedan.

A nave da Asociación, de 300 metros cadrados, está á entrada de Mondoñedo

A nave da Asociación, de 300 metros cadrados, está á entrada de Mondoñedo

La nave que tienen alquilada en Mondoñedo tiene 300 metros cuadrados y sirve de base de operaciones también para dar salida al producto de sus explotaciones, ubicadas en Vilamor (Mondoñedo), Santo Tomé (Lourenzá) y Sante (Trabada). Los tres producen haba verdina que quieren comenzar a comercializar bajo la marca Verdina de Galicia en saquitos individuales de kilo y de medio kilo, unos formatos pensados para llegar al consumidor en tiendas de barrio y tiendas delicatesen.

Ya cuentan con las primeras producciones de este año, en el que esperan llegar a las 15 toneladas de verdina entre los tres. Una parte de esta haba está aún por recoger y a otra está en el secadero y aún sin extraer de la vaina. Por eso se decidieron a procesar haba fresca, que viene más temprano. “Para la verdina necesitábamos un centro de operaciones donde envasar y almacenar y la haba fresca nos sirve para aprovechar esas mismas instalaciones minimizando así los costes anuales de mantenimiento”, explica Alfonso. Por la mañana los tres trabajan en la nave recibiendo, seleccionando y envasando la haba fresca y por la tarde cada uno atiende su explotación.

Implicación del Ayuntamiento

El Ayuntamiento de Mondoñedo se está implicando para apoyar todas cuantas iniciativas de este tipo surjan en el municipio con la intención de dar valor a las producciones y crear puestos de trabajo. Con ese objetivo impulsó la marca de calidad Horta de Mondoñedo, que aglutina a los productores de huerta del municipio y da apoyo técnico con jornadas como la celebrada el viernes pasado en el IES San Rosendo sobre las aplicaciones del uso de drones en cultivos de huerta y cultivos forestales.

La alcaldesa mindoniense, Elena Candia, destaca ese apoyo prestado por el Ayuntamiento para la creación de la marca de calidad Horta de Mondoñedo y en la difusión de los productos acogidos a ella y recordó el proceso de su creación. “En noviembre de 2018 se presentó en la Consellería el texto para regular el uso de la marca Horta de Mondoñedo, que fue informado favorablemente el 4 de febrero. En 2018 y 2019, se diseñó el logotipo, contribuimos a la impresión de las etiquetas, regalamos bolsas de papel con el logo para promocionar la marca y difundimos vídeos a través de las redes y en la televisión autonómica”, explicó.

Añadió además que “el siguiente paso es el impulso a la creación de la asociación de productores de conservas de hortalizas de Mondoñedo. Los estatutos ya están registrados y una vez constituida legalmente, impulsaremos proyectos como hicimos con Faba Verdina. Apostar por nuestra huerta es una apuesta segura porque es apostar por la importante calidad de los productos que tenemos”, asegura la alcaldesa.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información