Destacan la buena calidad de la cosecha del kiwi a pesar de su pequeño tamaño por el calor y la sequía

La Estación Fitopatológica del Arenero finalizó esta semana el reparto de su media tonelada producción entre asociaciones y colectivos sociales de la provincia. Los técnicos están realizando una investigación para controlar los efectos de la bacteria PSA y encontrar cultivos resistentes

Destacan la buena calidad de la cosecha del kiwi a pesar de su pequeño tamaño por el calor y la sequía

Plantación de kiwi en Galicia

La Estación Fitopatológica de Areeiro (EFA), centro dependiente de la Diputación de Pontevedra, informa de la buena calidad de la cosecha del kiwi en la provincia a pesar de que el calor y la sequía de los últimos meses influyeron en el tamaño de los frutos en general, que son más pequeños, y también en su cantidad. En esta semana la EFA finalizó el reparto de 550 kilos de su producción en Areeiro, también más reducida que en años anteriores, entre las asociaciones y colectivos sociales de la provincia.

Según explica la diputada delegada de la EFA, Eva Vilaverde, “este año la cosecha de kiwis no fue muy grande y los frutos son pequeños en general en todos los países europeos”. La primera causa de la disminución de la cosecha y el tamaño fue que la climatología durante la floración, con días muy calientes antes del verano, no fue la adecuada para la polinización.

Además, como se demostró en los estudios realizados en la EFA  durante varios años, el calibre del fruto siempre tiene un fuerte aumento de tamaño a partir de primeros de septiembre, en una fase en la que es importantísima la disponibilidad de agua del riego y de humedad ambiental, y que, en este año no fue posible por la sequía y por las altas temperaturas. “Precisamente por eso pensamos que el período tan largo de la sequía de este año ha influido de manera decisiva en el calibre de los kiwis”, aseguró Vilaverde.

La producción de kiwis en Areeiro, donde el centro de investigación tiene unos 3.000 metros cuadrados destinados a este cultivo, fue de unos 550 kilos, prácticamente la mitad que en la campaña de 2016. Se recogió la fruta entre el 10 y 15 de noviembre y se mantuvo en local cerrado hasta finales de noviembre para que madurara y alcanzara los valores ideales para el consumo, cumpliendo todos los estándares de calidad. Finalmente, esta semana, se remató el reparto entre colectivos y asociaciones sociales de la provincia, tal y como se lleva haciendo en los últimos años, en lugar de vender el producto.

Investigación para encontrar cultivos resistentes a la bacteria PSA

El trabajo de investigación en Areeiro pretende mejorar y adaptar diferentes cultivos de kiwi en Galicia. La EFA comenzó su plantación de kiwis en el año 1984 para estudiar la tipología de plantación, producción, polinización, fenología, problemas de cultivo y la calidad de esta fruta. Posteriormente, se iniciaron ensayos de productos fitosanitarios y otros elementos.

Actualmente se están haciendo investigaciones sobre cómo combatir la bacteria Pseudomonas syringae pv.actinidiae (PSA) en variedades amarillas de kiwi en un convenio con la empresa “Kiwi Atlántico SA”. El objetivo principal y general de este proyecto se centra en el estudio de la distribución de la PSA en la Galicia, en su situación actual y en el desarrollo de pruebas para el diseño de un sistema de control de la bacteria que permita afrontar toda la problemática asociada con la enfermedad.

El proyecto se distribuye en dos actividades: la primera que abarca las actuaciones para el control de la PSA y la puesta a punto de técnicas agronómicas y de biocontrol de la bacteria, y una segunda actividad relacionada con la influencia de la PSA sobre la elección de terrenos para implantar nuevas plantaciones y establecer cultivos resistentes y tolerantes.

Las investigaciones de Areeiro son fundamentales para las empresas de la provincia, que concentran el 70% de la producción gallega (en Galicia hay aproximadamente 400 hectáreas de cultivo de kiwi), pero también para el extranjero. De hecho, investigaciones realizadas en la EFA fueron presentadas internacionalmente en el “IX International Symposium on kiwifruit”, celebrado en septiembre de este año en Porto (Portugal).

El estudio presentado en este simposio fue participado por Luisa Muora y Eva Margarida Fernández García, del Instituto Politécnico de Viana do Castelo, junto con personal de la EFA: Olga Aguín, A. Ares, A. Abelleira, y el director Pedro Mansilla.

Precisamente, Eva Margarida Fernández García realizó en la Estación Fitopatológica Arenero durante varios meses el proyecto “Variabilidad genética y fenotípica de Pseudomonas syringae pv. actinidiae, agente causal del Cáncer de la Actinídea, en la Região de Entre Douro e Minho”.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información