Aves aliadas en el control de plagas: el caso del manzano

Un estudio de la Universidad de Oviedo y del Serida comproban la eficiencia de las aves en el control de plagas como pulgones y abichado, lo que permite reducir el uso de pesticidas

Aves aliadas en el control de plagas: el caso del manzano

Herrerillo común capturando pulgón ceniciento en un manzano de sidra. Foto de Marcos Miñarro.

Las aves insectívoras en las pomaradas de manzanas de sidra reducen entre un 70 y un 80% la abundancia de plagas comunes como el pulgón ceniciento. Así lo evidencia un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Oviedo y del Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Alimentario (Serida) de Asturias.

Las aves insectívoras en las pumaradas de manzanas pueden reducir en un 70% la incidencia de plagas como el pulgón

De esta forma, las aves pueden convertirse en un aliado fundamental para el control de determinadas plagas que condicionan la producción de manzana como el pulgón, el gorgojo, que actúa directamente en la flor e impide el cuajado del fruto, y otras como la carpocapsa (abichado), muy presente en las pomaradas gallegas y que también daña la manzana.

El estudio se ha llevado a cabo en las plantaciones de manzano de sidra de Asturias, pero sus conclusiones son fácilmente extrapolables a las pomaradas gallegas, debido a la similitud que guardan en cuanto al tipo de paisaje y de manejo.

Depredadores efectivos en el control de plagas

Los datos obtenidos en la investigación, centrada en observaciones de campo en pomaradas, demuestran que los beneficios de la presencia de las aves son mayores a los daños que puedan causar en la fruta o al alimentarse de otros artrópodos, que también ejercen como depredadores de las plagas más comunes.

“Las aves tienen un efecto global positivo sobre el manzano de sidra, ya que su capacidad para combatir plagas importantes y disminuir sus daños, compensa los picoteos esporádicos de manzana y el control biológico que ejercen sobre artrópodos auxiliares”, concreta el biólogo Daniel García, de la Universidad de Oviedo, responsable de la coordinación de la investigación.

De hecho, en el estudio, llevaron a cabo varias pruebas para comprobar la incidencia de las aves sobre las plagas. Uno de los procedimientos consistió en aislar algunas de las ramas de los manzanos, de manera que las aves no pudiesen acceder a ellas. En estos casos, la presencia de artrópodos como el pulgón llegó a triplicarse en comparación con las ramas no aisladas.

Para estudiar el ataque da carpocapsa instalaron señuelos de plastilina que simulan las orugas y que los pájaros terminan picando. Fotos: Carlos Guardado y Daniel García.

Para estudiar el ataque da carpocapsa instalaron señuelos de plastilina que simulan las orugas y que los pájaros terminan picando. Fotos: Carlos Guardado y Daniel García.

También comprobaron que, a pesar de que buena parte de estas aves se alimentan de otros insectos auxiliares, como las tijeretas y las arañas, que son también potenciales depredadores de plagas como el pulgón ceniciento, ambos se complementan.

Más complejo ha resultado estudiar la incidencia de las aves en plagas como la carpocapsa (abichado), puesto que los adultos son nocturnos y las orugas se introducen en el interior de la manzana. Aún así, los investigadores colocaron en el árbol orugas de plastilina, similares a las larvas de esta especie, para comprobar la incidencia que tienen sobre esta plaga en concreto. Este método permite entender qué influye en el papel de las aves como depredadores de carpocapsa.

Han colocado réplicas de carpocapsa en los árboles para comprobar la incidencia de las aves en estos insectos

Aunque muchas de las orugas de plastilina que han colocado han resultado picoteadas por las aves, “es más difícil evaluar la incidencia real de las aves sobre la carpocapsa, dado que se trata de un señuelo y no de la oruga”, reconoce el investigador.

Por este motivo y para concretar más la incidencia de las aves, el estudio tiene continuidad con una nueva investigación, financiada por la Fundación BBVA, centrada en el análisis del contenido de las heces de las aves silvestres, para concretar su dieta y saber sobre qué especies están actuando más.

Biodiversidad de aves

“El estudio nos ha permitido constatar la gran diversidad de aves insectívoras que pueden localizarse en una pumarada”, comenta el biólogo. En estas pomaradas de sidra se han identificado más de 30 especies de aves insectívoras silvestres a lo largo de todo el año.

En las pomaradas de sidra se han identificado más de 30 especies de aves insectívoras silvestres a lo largo del año

“Son especies con un comportamiento y rasgos diferentes que se complementan unas a otras a la hora de atacar a distintos insectos que resultan una plaga para el manzano”, explica García.

El herrerillo común, el carbonero común y la curruca capirotada son algunas de las aves más frecuentes y abundantes en las pomaradas asturianas y que mayor incidencia han demostrado sobre las plagas, al basar su alimentación en estos insectos. “La ventaja de la biodiversidad es que distintas aves se complementan entre sí”, indica el biólogo.

Herrerillo-Comun-capturando-curculionidos-verdes-en-pomarada.-Foto-Marcos-Minarro-

Herrerillo común capturando curculiónidos verdes en una pomarada. Foto: Marcos Miñarro.

Así, mientras los mosquiteros y los reyezuelos atacan a los pulgones en las ramas más finas, los zorzales y los petirrojos se centran en los gorgojos en las gruesas. Por su parte, los pájaros carpinteros se alimentan de carpocapsas que localizan en los troncos.

Contribuir a respetar los polinizadores

Más allá de la incidencia directa que las aves puedan tener en el control efectivo de las plagas, su presencia en las pumaradas trae parejo otros beneficios, tal y como apunta el investigador.

La actuación de las aves conlleva una reducción importante de los pesticidas. “En el caso del pulgón ceniciento, las aves pueden llegar a controlar la plaga y no ser necesario recurrir a soluciones químicas”, apunta el biólogo.

En el caso de otras especies como la carpocapsa (abichado), la incidencia de las aves acompañada de tratamientos con feromonas pueden ser alternativas factibles sin necesidad de fumigar los manzanos, como indica García.

La reducción del empleo de pesticidas reduce el impacto ambiental y contribuye a una mayor presencia de polinizadores, fundamentales para el desarrollo de la producción de manzanas y cuya presencia se ha reducido.

Herrerillo común alimentando, con larvas de gorgojo de la manzana, a las crías instaladas en una caja nido. Foto: Marcos Miñarro.

Herrerillo común alimentando, con larvas de gorgojo de la manzana, a las crías instaladas en una caja nido. Foto: Marcos Miñarro.

Medidas para favorecer la presencia de aves

Para favorecer la presencia de las aves, los productores pueden adoptar distintas medidas que incrementen no solo el número de ejemplares sino también fomenten una mayor biodiversidad. Recogemos algunas de las acciones que llevar a cabo:

Conservar las sebes naturales. Los cierres naturales de las pumaradas, a base de árboles y arbustos, como el avellano el espino albar, el acebo, la hiedra o la zarzamora, sirven como refugio para las aves y permiten que nidifiquen en estas zonas.

Al mismo tiempo, muchos de estos arbustos proporcionan frutos carnosos, que son alimento para las aves en determinadas épocas como al final del verano, en el otoño o en el invierno, en que escasean los insectos. El mirlo, el petirrojo o los mosquiteros suelen optar por resguardarse en este tipo de cierres naturales.

Favorecer los bosquetes naturales en las proximidades de la pomarada. Aunque esta medida no atañe directamente a los productores de manzana, contar con un bosque biodiverso próximo incrementa la presencia de distintas aves que resulten efectivas para diferentes plagas.

“Las herramientas de ordenación del territorio, como las concentraciones parcelarias, deberían respetar la conservación de los bosquetes autóctonos por la biodiversidad que atesoran, contribuyendo a generar un paisaje en mosaico”, apunta el biólogo.

Fomentar la estructura del dosel continúo y denso. “Cuando las pomaradas están orientados a la producción de manzana para sidra es preciso realizar podas, pero, en la medida de lo posible si se evita dejar grandes claros esto favorece la presencia de aves”, apunta el investigador.

De igual forma, García también recomienda realizar los recambios en la plantación de forma gradual para que las aves no detecten grandes claros y opten por buscar otras localizaciones.

Preservar la cubierta vegetal. Mantener la cubierta herbácea natural en las calles entre los manzanos también contribuye a fijar la población de aves en esa zona, más aún si se trata de praderas biodiversas. “La variedad de semillas es otra fuente de alimento para las aves”, explica. Esta medida además es muy beneficiosa para los insectos polinizadores.

Colocar 10 cajas nidos por hectárea puede conllevar a que aniden entre 3 o 4 parejas de aves insectívoras

Instalar cajas nidos en la finca y en los lindes. Las aves las utilizan en primavera para criar y recurren a los insectos que localizan en los propios manzanos para alimentar a sus crías. “Además, la época de reproducción de las aves coincide con la de mayor incidencia de algunas plagas como el pulgón, por lo que estas medidas resultan muy eficaces”, especifica García.

Colocar 10 cajas nidos por hectárea puede conllevar a que aniden entre 3 o 4 parejas de aves insectívoras que serían suficientes para atajar las plagas más comunes.

De hecho, la administración asturiana ha comenzado a incentivar la adopción de estas medidas para fomentar la presencia de aves en las pomaradas. En concreto hay una línea de subvenciones para adquirir cajas nidos y semilleros para mantener las sebes y que obliga también a restricciones en el uso de pesticidas.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información