“Una Sofor es el mejor polígono industrial para el interior de Galicia”

El director general de Ordenación y Producción Forestal, Tomás Fernández Couto, pronostica la expansión de las sociedades de fomento forestal, que agrupan a pequeños propietarios particulares para la gestión conjunta de sus parcelas

“Una Sofor es el mejor polígono industrial para el interior de Galicia”

El director xeral de Ordenación e Produción Forestal, Tomás Fernández Couto, a la derecha.

En Galicia, las parcelas forestales privadas presentan un escaso tamaño que ronda los 2.000 metros cuadrados de promedio. Ese minifundio dificulta el aprovechamiento del monte, por lo que desde hace años se buscan fórmulas para crear agrupaciones de propietarios que hagan una gestión conjunta. La figura de las Sociedades de fomento forestal (Sofor), creada hace 5 años, persigue ese objetivo. Por el momento hay 5 en funcionamiento y la Xunta pronostica que el 2018 finalizará con unas 20 en marcha.

El director xeral de Ordenación e Produción Forestal, Tomás Fernández Couto, advierte de los perjuicios que genera el minifundio forestal en Galicia. “El monte gallego ofrece una rentabilidad mucho más reducida de la que puede producir. Uno de los motivos es que el coste de mecanización de las talas repercute directamente en el precio de la madera. Se calcula que es precisa la tala de 10 hectáreas para evitar que ese coste le afecte al propietario”, destaca Fernández Couto.

“Se dice que el pino no tiene precio. No vale si no tiene calidades ni cantidades” (Tomás Fernández Couto)

Otro problema radica en las calidades de la madera. “Con parcelas de 2.000 metros no se pueden hacer podas ni silvicultura. Se dice que la madera de pino no tiene valor. No vale si no tiene calidades ni cantidades. La madera de pino tiene valor. Hay barcos saliendo de Galicia con madera de rolla de pino para China, así que tendrá valor”, subrayó Fernández Couto en una reciente jornada en Melide, organizada por la Asociación Agraria de Galicia (sucesora de Asaja Galicia).

Abandono
El escaso tamaño de las parcelas no sólo dificulta su aprovechamiento productivo, sino que a menudo el problema radica en que el propietario sepa dónde están. “El abandono y la desvinculación de las familias del monte está creciendo”, reconoce el director general. “Es frecuente que en las herencias se deje el monte sin repartir porque no se sabe donde están las parcelas y se piensa que es más un problema que un beneficio”.

“Es frecuente que en las herencias el monte se deje sin repartir porque no se sabe dónde están las parcelas”

Perspectivas
Ante ese escenario, Fernández Couto aboga por potenciar la creación de sociedades de fomento forestal, que permiten agrupar la gestión de las pequeñas parcelas. Por el momento hay 5 Sofor constituidas en Galicia, todas ellas con superficies que rondan como mínimo las 100 hectáreas. Para este año, el director general calcula que se crearán otras 5 y el 2018 pronostica que finalizará con unas 20 constituidas. “Una Sofor es el mejor polígono industrial que puede tener un municipio del interior de Galicia”, defiende.

Las sociedades de fomento forestal pueden tener orientaciones productivas diversificadas: madera, pastos, producción de castañas y otros. El objetivo es mejorar la rentabilidad de los aprovechamientos. “Si una Sofor tiene 300 hectáreas de pino, puede cortar unas 10 hectáreas al año, lo que puede representar 3.500 toneladas de madera de calidad. Con ese volumen ya se puede ir al mercado, pero hay que pensar más allá. Llegará un día en el que haya en Galicia 100 Sofor y si esas Sofor estuvieran agrupadas en una cooperativa, podrían vender en conjunto decenas de miles de toneladas al año”.

Contexto
Las buenas perspectivas que anuncia Fernández Couto para las Sofor chocan con su escaso desarrollo en los últimos años. Desde el sector forestal y desde los grupos de la oposición se considera que las Sofor son una figura con escaso recorrido, entre otras cuestiones por una fiscalidad que penaliza a los propietarios. Se defiende la búsqueda de fórmulas alternativas para promover el asociacionismo forestal, una necesidad en la que sí hay consenso.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información