Reactivación en el mercado del eucalipto y lentitud en el pino tras los incendios

El aumento de la cotización internacional de la pasta de papel ha elevado dos euros el precio del eucalipto. En coníferas, las empresas madereras se centran en la saca de las masas afectadas por los fuegos en el sur de Galicia

Reactivación en el mercado del eucalipto y lentitud en el pino tras los incendios

La madera de eucalipto se ha revalorizado desde inicios de año.

El mercado de la madera ha iniciado el año con una cierta reactivación de las ventas de eucalipto, después de que subieran los precios dos euros por tonelada por la mejora de la cotización internacional de la pasta de papel. En pino, los incendios de octubre afectaron a amplias superficies de coníferas, sobre todo en la provincia de Pontevedra, por lo que las empresas madereras se están centrando en la saca de esa madera, en tanto el resto de las talas y operaciones se ven ralentizadas.

La mejor situación de mercado se da en el eucalipto, que además registró un menor volumen de madera afectada por los incendios del otoño. El repunte de la cotización internacional de la pasta de papel elevó los precios del eucalipto globulus certificado (sin Iva) hasta los 32-33 euros por tonelada, según destaca el responsable de comercialización de madera de la Asociación Forestal de Galicia, Xosé Covelo. En madera sin certificar, los precios se quedan en torno a los 27-29 euros por tonelada en lotes medios-grandes. En el caso del eucalipto nitens, se mantiene un precio unos siete euros inferior al globulus.

El eucalipto globulus certificado se ha situado tras la revalorización en 32-33 euros por tonelada, sin Iva

La reactivación del mercado del eucalipto se está notando en la costa norte gallega, la principal zona productora de la comunidad, si bien desde Promagal, la federación que aglutina a las asociaciones de propietarios de la Mariña lucense y Ortegal, consideran que la subida de la madera no es suficiente.

“Tenemos un acuerdo con Ence para que se pague un precio base de 31,75 euros por tonelada en madera certificada por las asociaciones, que puede subir en torno a un euro más en función de los acuerdos que haya con cada colectivo” -explica el presidente de Promagal, Ramón Reimunde-. “Si tenemos en cuenta que el precio internacional de la pasta de papel ronda los 1.000 dólares -unos 800 euros-, y que con menos de tres toneladas de eucalipto globulus se hace una tonelada de pasta, se deduce que Ence, con un gasto de 100 euros en madera va a obtener 800 euros. Es una diferencia excesiva y el propietario debería obtener un beneficio mayor”, defiende Reimunde.

Saca de la madera afectada por los incendios
Los incendios del otoño han afectado en especial a masas de pino del sur de la comunidad, sobre todo en la provincia de Pontevedra, donde alrededor del 90% de las talas de coníferas se están centrando en la saca de la madera quemada, según calculan desde la Asociación Forestal de Galicia. “Las empresas madereras están priorizando la tala de madera quemada, lo que es necesario para evitar la depreciación de la madera para sierra”, señala Xosé Covelo.

La retirada de madera afectada por los incendios marcha a buen ritmo, si bien hay problemas con las autorizaciones de Patrimonio

En la zona demarcada por el nematodo del pino, existe también el problema de que a partir del 31 de marzo están limitados los movimientos de madera para fuera de la zona, lo que obliga a acelerar las talas. “Si no se lograra cortar toda la madera quemada antes de abril en la zona demarcada, es de esperar una cierta flexibilidad de la Administración”, esperan desde la Asociación Forestal de Galicia.

La depreciación de la madera afectada por el fuego fue por el momento escasa, según Covelo, que cifra en alrededor de 4 euros la bajada de precios de un lote medio. “En lotes quemados, el rendimiento suele ser menor, pues puede haber pies que ya estén en turno de tala, pero junto a otros que están en mitad de turno, lo que hace bajar el precio medio del lote”, explica.

A partir de ahora, conviene tener en cuenta, no obstante, que pasados 3-4 meses desde los incendios, la madera que podría ser para sierra probablemente ya estará afectada por hongos, lo que obligará a destinarla a trituración, bajando sensiblemente su precio.

Retrasos en las talas
Las ventas de madera en montes gestionados de manera directa por los propietarios y comunidades de montes estuvo marchando hasta ahora a buen ritmo, si bien en la provincia de Pontevedra se produjeron problemas en las masas con afecciones de Patrimonio o de la Confederación Hidrográfica, pues el retraso de las autorizaciones administrativas está paralizando parte de las talas.

También hay inquietud entre los propietarios por los retrasos que se están dando en la saca de la madera de los montes conveniados con la Xunta, pues hay subastas de madera afectada por los fuegos que se acaban de convocar en los últimos días, ya más de tres meses tras los fuegos, con lo cual es previsible una depreciación mayor de esa madera.

Las talas tras los incendios están retrasando en toda la comunidad las ventas de madera en verde, si bien hay operaciones en marcha, como el envío de un nuevo barco de madera de pino radiata a China, que contribuyen a reducir el estancamiento.

Pendiente la resolución de las ayudas para retirada de madera quemada no comercial

La Xunta ha realizado estos días balance de las nueve líneas de ayudas convocadas tras los fuegos del otoño. En total, la Administración recibió 1.275 peticiones por un importe total de 22 millones de euros. La línea que tuvo más solicitudes fue la convocada por Medio Rural para retirada de madera quemada no comercial y para paliar daños en pistas, captaciones de agua y explotaciones agrarias. Hubo un millar de solicitudes para esa línea, con un valor conjunto que supera los 5 millones de euros, si bien el presupuesto consignado por Medio Rural es en principio de 1,5 millones de euros.

Desde el sector forestal, se está pendiente de la resolución de las ayudas para la retirada de madera quemada sin valor comercial. Esa retirada es especialmente prioritaria en la zona demarcada por el nematodo y en la franja tampón con Portugal (una banda de 20 kilómetros hasta la frontera), donde esa madera debería estar retirada antes del 1 de abril, fecha en la que se estima que ya está en vuelo el insecto vector de la plaga, el ‘Monochamus galloprovincialis’.

En cuanto a otras líneas de ayudas, convocadas por las distintas Consellerías, la Xunta informa de que hubo 158 solicitudes de ayuda por daños de los fuegos en viviendas y otras 27 por la afección de los incendios a establecimientos comerciales o industriales.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información