Proyecto para la restauración de dos montes afectados por la ola de fuegos de 2017

La Asociación Forestal de Galicia, con el patrocinio de la compañía de seguros Helvetia, impulsa la creación de franjas de frondosas caducifolias en el monte vecinal de Couso, en Ponteareas, y en el de Paradela de Bemil, en Caldas de Reis

Publicidade
Proyecto para la restauración de dos montes afectados por la ola de fuegos de 2017

Acto de firma del convenio entre la Asociación Forestal de Galicia, el grupo Helvetia y las comunidades de montes de Couso y Bemil.

Dos montes vecinales, el de Couso (Ponteareas) y el de Paradela de Bemil (Caldas de Reis), que se vieron seriamente afectados por los incendios forestales del 2017, acometerán la creación de sendas franjas de frondosas caducifolias. La idea es que estas franjas, que se abordan en el marco de los trabajos de restauración de ambos montes, puedan funcionar a modo de cortafuegos natural para mitigar posibles nuevos incendios.

En otoño del 2017, ardieron en Galicia en tres días más de 50.000 hectáreas de monte. Pasado el fuego y los trabajos iniciales para reducir la erosión por la lluvia en las zonas afectadas, poco más se supo de todos aquellos montes. Comunidades vecinales y propietarios particulares acometieron ya la tala de casi toda la madera quemada, pero la restauración de los montes quedó en gran parte de los casos frenada por la falta de fondos, a la espera de un plan con fondos públicos que no llegó.

La Asociación Forestal de Galicia (AFG), que viene reclamando de la Administración un plan público para acometer la recuperación de los montes quemados, está también tratando de promover iniciativas puntuales para encarar proyectos de regeneración. Es el caso de las comunidades de Couso y Bemil, que se beneficiarán de un convenio de colaboración suscrito a tres bandas con la Asociación Forestal de Galicia y con la compañía de seguros Helvetia, que patrocina los trabajos.

El objetivo del convenio es la plantación de frondosas caducifolias en ambos montes con una función protectora y de aumento de la biodiversidad. Las nuevas masas de frondosas crearán áreas de discontinuidad en las zonas arboladas orientadas a la producción, generando así una mejor estructura de prevención en el caso de nuevos incendios forestales. La recuperación de vegetación autóctona se hará a partir de la plantación de especies como robles, castaños, fresnos, avellanos o abedules.

Actuaciones
En el caso de Paradela de Bemil (Caldas), el proyecto restaurará una vaguada formada por un curso de agua. Esa vaguada ya presentaba de manera natural vegetación de ribera. Los trabajos de restauración se centrarán en extender el área ocupada por frondosas y en reforzar la existente, creando un cortafuegos natural. El ámbito de actuación será de 5 hectáreas.

En Couso (Ponteareas), se eligió como núcleo de la actuación una pequeña área recreativa de media hectárea conformada por frondosas. Esta área fue casi la única que resistió el incendio de otoño del 2017, que arrasó la mayor parte de la superficie del monte vecinal. Alrededor de este área recreativa se creará una franja de frondosas caducifolias de 4 hectáreas con el mismo objetivo que en Paradela de Bemil: conformar una estructura de protección que rompa la continuidad de las zonas orientadas a producción.

En ambas comunidades, los trabajos de preparación del suelo se iniciarán en septiembre y la plantación se acometerá este otoño, estando previsto también en el convenio el seguimiento de la plantación y la reposición de marras a lo largo del año 2020.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información