Prioridades de acciones urgentes en el monte tras los incendios

El sector forestal se marca la prioridad de extraer la madera quemada lo antes posible para evitar su pérdida de valor. La puesta en marcha de medidas para reducir la erosión constituye otra de las tareas inmediatas que resultan claves

Prioridades de acciones urgentes en el monte tras los incendios

Acolchado de un monte con paja para evitar la erosión. / Imagen: Centro de Investigación Forestal de Lourizán.

Apagados los fuegos, comienza la tarea de planificar la restauración del monte quemado, más de 35.000 hectáreas, a las que hay que sumar las 12.000 hectáreas quemadas este año antes del otoño. El sector forestal se marca la prioridad de extraer la madera quemada, a fin de evitar su depreciación en monte. Otra de las tareas clave se sitúa en la puesta en marcha de medidas contra la erosión de la tierra y el arrastre de cenizas por la lluvia.

El anterior gran episodio de fuegos que se vivió en Galicia, en el 2006, reveló el peligro de la erosión tras los incendios. El arrastre de tierra y cenizas por las lluvias no sólo repercutió en la pérdida de capacidad productiva del monte, sino que también provocó inundaciones en núcleos de población y causó daños en los bancos marisqueros, entre otros problemas. La puesta en marcha de acciones urgentes contra la erosión de las áreas quemadas se convierte, por tanto, en una de las prioridades a enfrentar tras los fuegos.

El acolchado del suelo con paja se ha demostrado la acción más efectiva contra la erosión. La siembra de herbáceas tiene un éxito limitado

En redes sociales, se están divulgando estos días iniciativas voluntaristas, con más buena intención que acierto, para enfrentar el problema. Colectivos ambientalistas cómo Adega o la Sociedade Galega de Historia Natural piden evitar acciones sin control y llaman a planificar la restauración. Desde la Mancomunidade de Montes de Vigo ya advirtieron de que prohibirán el acceso a sus montes vecinales este fin de semana, a fin de evitar que la deambulación sin control de personas aumente la erosión.

De cara al futuro, tanto la Mancomunidade de Montes de Vigo, en colaboración con el Concello, como colectivos como Adega tienen en mente la organización de actividades de voluntariado para tareas de restauración. La Xunta acometerá también acciones en las zonas que se consideren más sensibles, si bien por el momento la Administración está aún en la fase de inspección de las áreas quemadas, a fin de evaluar las medidas más urgentes.

Tratamientos
Los puntos prioritarios de acción son aquellos con fuertes pendientes, próximos a cauces fluviales o donde el daño del fuego sobre la vegetación y el suelo fuera más severo. La actuación más eficaz contra la erosión, más ágil y con un coste menor, se demostró en Galicia que es el acolchado del suelo con paja. La distribución de paja sobre el suelo reduce la pérdida de suelo en más del 90%, según las experiencias desarrolladas por el Centro de Investigación Forestal de Lourizán.

Otra posibilidad pasa por la siembra de herbáceas, si bien es un método que en Galicia se mostró poco eficaz. La razón es que el otoño-invierno es la principal época de riesgo erosivo y la cobertura conseguida con ese tratamiento es muy limitada en esa época, según las investigaciones de Lourizán. También es posible la ejecución de barreras o fajas de retención de sedimentos, bien con troncos quemados, materiales vegetales u otros, aunque es un método que presenta limitaciones de tiempo de ejecución, coste y eficacia.

Extracción de madera
Para los propietarios, la prioridad a corto plazo pasa por la extracción de la madera quemada, sobre todo el pino verde, que se deprecia en poco tiempo tras los fuegos por la aparición de hongos como el azulado. “Estamos en contacto con las industrias para valorar la capacidad de consumo que van a tener y para tratar de que no haya una bajada fuerte de los precios de la madera”, señala el director técnico de la Asociación Forestal de Galicia, Francisco Dans.

De manera paralela a la retirada de la madera quemada, el sector quiere planificar conjuntamente la restauración de los montes afectados, bien fomentando su regeneración natural o a través de futuras plantaciones. La Asociación Forestal de Galicia tiene una reunión esta tarde noche en Ponteareas para abordar estas cuestiones, para las que esperan que haya financiación pública.

image_print

Una idea sobre “Prioridades de acciones urgentes en el monte tras los incendios

  1. Manuel González abril

    No estoy de acuerdo en retirarse la madera no antes posible de un mes o dos y sin verificar los datos en dichas parcelas Sr seamos más legales y nada de acuerdos sin verificar los datos con personal especialista en la materia cuantos años lo?Eva Galicia ardiendo los bosques la madre naturaleza es muy sabia ojo con los apuros económicos qué luego pasa factura ( no es todo oro lo qué reluce)

    Contestar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información