Plantación y cuidados del soto para la producción de castaña

Repasamos las recomendaciones a tener en cuenta en el trabajo con los castaños a partir de una guía editada por el Centro de Investigación Forestal de Lourizán y coordinada por Josefa Fernández

Publicidade
Plantación y cuidados del soto para la producción de castaña

Soto de 15 años en A Gudiña. / Imágenes: Centro de Investigación Forestal de Lourizán.

Entre noviembre y finales de febrero llega la época idónea para la plantación de castaños. Repasamos las recomendaciones a tener en cuenta en aspectos como la elección del lugar, la preparación del terreno, la plantación, los primeros cuidados y las podas.

Todos los consejos están extraídos de la ‘Guía de cultivo del castaño para la producción de castaña’, editada por el Centro de Investigación Forestal de Lourizán, dependiente de la Xunta. Los autores de las recomendaciones que sintetizamos son Hugo Rodríguez, Manuel López, Francisco Otero y Josefa Fernández.

La elección del sitio de plantación
Hay cuatro aspectos que condicionan la plantación de un soto: las características de clima y del suelo, la disponibilidad de agua, la protección contra animales como los cérvidos y las posibilidades de mecanización.

En cuanto al clima, en el norte de Galicia los sotos acostumbran a no superar los 600 metros de altitud por la falta de calor, en tanto en el sureste de Ourense pueden llegar a los 1.100 metros. En general, se aconseja evitar la exposición del castaño hacia el sur por la excesiva insolación que recibiría el árbol. El castaño es una especie de media sombra. En zonas de pocas lluvias, se aconseja una orientación norte o nordeste. Tampoco son recomendables las zonas ventosas. Se debe escoger la variedad teniendo en cuenta las condiciones climáticas.

El castaño prefiere un suelo ácido, profundo y bien drenado, ya que aguanta mal los encharcamientos

El castaño prefiere un suelo ácido, profundo y bien drenado, ya que el árbol aguanta mal los encharcamientos. Se aconseja un análisis de la calidad química del suelo para valorar sus características. Entre los más adecuados para las plantaciones, figuran los suelos ricos en materia orgánica y con un contenido equilibrado de nitrógeno. En Galicia, los suelos forestales con presencia de tojo u otras leguminosas, como las uces de gran porte, mantienen niveles excelentes de nitrógeno de forma natural, ya que son especies fijadoras del nitrógeno del aire. Helechos y zarzas también son indicadores de suelos de calidad.

Preparación del terreno y plantación

Los sistemas habituales de desbroce mecánico son la trituración (con cadenas o martillos) y una labor posterior para enterrar los restos del desbroce o tras actuaciones de fertilización.

La preparación del terreno tiene como finalidad facilitar la penetración de las raíces en el suelo, por lo que las labores deberán ser lo más hondas posibles. Por eso, cuando sea posible, se optará tras la roza por hacer un subsolado, preferiblemente conformando mallas de 10×10 o 12×12, en función de cual sea el marco de plantación escogido. Los agujeros para los árboles deben ser profundos, de entre 0,5 y 1 metro, también con un metro de diámetro.

El marco de plantación dependerá de factores como la calidad del terreno, el clima y el vigor de la variedad escogida. Cuanto mejor sean las condiciones, mayor debe ser la distancia entre las plantas. En Galicia, se aconsejan densidades de entre 69 y 100 plantas por hectárea, que se corresponden con marcos de 12×12 metros y 10×10 metros. Con estas separaciones, se recomienda la poda tipo vaso, que se realiza en años consecutivos hasta los 5 años y en años alternos hasta los 15.

En Galicia, la densidad habitual de árboles por hectárea está entre 69 y 100, con marcos de 10×10 o 12×12 metros

En nuevos sotos de producción intensiva en Francia o Portugal, dotados de riego por goteo, se están haciendo plantaciones más intensivas, podadas en eje central y dotadas de marcos de 7×7, 6×6, 8×5 o 7×4 metros hasta los 14-15 años, con un posible clareo posterior; condiciones que no se consideran las más idóneas, en valoración de los autores de la ‘Guía de cultivo de castaño para la producción de castaña’ editada por el Centro de Investigación Forestal de Lourizán.

Los pastos mantienen el soto libre de matorral.

Los pastos mantienen el soto libre de matorral.

La disposición del marco puede hacerse en cuadrados, con una distribución perpendicular de filas y columnas, o a modo de triángulos equiláteros o isósceles. En cuanto a la elección de las variedades, se aconseja realizar la plantación con plantas injertadas y disponer entre un 10-20 % de árboles polinizadoras en la plantación. Las variedades que se empleen deben ser productivas, de calidad comercial contrastada y considerando factores como la resistencia al mal de la tinta, la adaptación a la zona o el destino de la castaña.

La mejor época de plantación es cuando las plantas están en parada vegetativa, sin hojas y sin agromos. Entre noviembre y finales de febrero, es el momento aconsejado. Se debe escoger preferiblemente un día nuboso o con lluvia fina.

Precauciones básicas para plantar
– La tierra debe quedar apretada y pegada a las raíces. Cualquier bolsa de aire puede dificultar el arraigo.

– No se deben dejar piedras o terrones en los agujeros, ya que impiden el desarrollo de las raíces.

– El cuello de la raíz debe quedar enterrada unos 5 centímetros para evitarle daños. Las raíces nunca deben quedar dobladas o tartas.

– El tallo debe quedar derecho y la planta bien sujeta, sin pisar en exceso la tierra. Después de la plantación, debe regarse la planta de manera abundante.

– Se pueden echar fertilizantes en el fondo del agujero, pero teniendo la precaución de cubrirlos con tierra para que las raíces no entren en contacto directo con ellos.

– Es conveniente la protección de las plantaciones de la fauna salvaje (conejos, corzos) y de la doméstica, como las cabras. Se puede optar por cierres perimetrales de malla ganadera sujeta por postes de madera, o por protectores individuales (elementos en forma de tubo de diferentes materiales).

– El control de maleza es importante en los primeros años para evitar la competencia. Una de las opciones más empleadas es la implantación de pastos, siendo posible también optar por el arado. El riego, sobre todos en los primeros años, mejorará la producción.

La poda
Las podas son precisas para mantener una copa con la mayor superficie expuesta al sol, así como para eliminar competencia entre ramas. En los primeros años del árbol, se hace una poda de formación. Con marcos amplios, como el 10×10, se suele hacer una poda tipo vaso, en tanto que en marcos más cortos, se hace poda de eje central.

Aspecto antes y después de una poda en vaso.

Aspecto antes y después de una poda en vaso.

La poda tipo vaso se inicia cuando el tallo tiene unos 7 centímetros de diámetro en la base del fuste y la primera poda consiste en cortar la punta del castaño a una altura de 2- 2,5 metros. Las podas posteriores tienen el objetivo de dejar tres ramas principales formando entre sí un ángulo de unos 120º, un tipo de estructura que minimiza la rotura de ramas. En los años posteriores, el mantenimiento consistirá en la poda anual de las ramas chuponas, buscando darle una forma esférica a la copa. Al llegar el árbol a adulto, se realizan limpias cada 4 años, cortando ramas deformes, secas o muy próximas, dejando preferiblemente las ramas con crecimiento horizontal.

El sistema en eje central, en cambio, se basa en dejar un tallo principal vertical fuerte, con ramas alrededor del eje en ángulos abiertos y bien distribuidas a lo largo del fuste. Es útil en especial cuando se quiere combinar la producción de castaña con la forestal.

La época idónea para la poda es a finales del invierno o comienzo de la primavera (marzo), cuando el zumo comienza a moverse, ya que en ese momento los cortes de la poda cicatrizan mejor. En árboles nuevos también se hace la poda en verde durante la época de crecimiento, ya que las heridas cicatrizan mejor y se dificulta, en consecuencia, la infección por chancro.

[Más información] Variedades de castañas y portainjertos para las distintas zonas de Galicia

image_print

11 ideas sobre “Plantación y cuidados del soto para la producción de castaña

  1. Ana

    Algunos autores indican que es preferible realizar la poda en la parada estival de verano, para evitar problemas fitosanitarios,, a fin de evitar coincidir en el tiempo las heridas abiertas por la poda y la máxima actividad de los patogenos.

    Contestar
  2. victor

    ola, pensaba plantar uns castiñeiros na miña aldea, e a dúbida que teño é se é mellor facelo de castañas da zona ou facelo con algún tipo de castaña determinado

    Contestar
    • campogalego

      Boas tardes Victor:

      Para responderche mellor precisaba saber de que zona eres e da canta superficie e plantas estaríamos falando.

      Un saúdo

      Contestar
  3. Pedro

    Hola, boas tardes. Tiña interese en plantar castiñeiros nuns terreos que están en aldeas que pertencen a comarca de Chantada (Muradelle e Nogueira). A superficie da que dispoño podrían ser uns 1500 m2 no seu conxunto. Gustaríame saber que rentabilidad media podría obter e se me podría chegar a compensar preparar esos terreos para a plantación de castiñeiros. Un saudo e gracias

    Contestar
    • Gonzalo1977 Autor de la publicación

      Boas Pedro, o mellor é que lle dirixas a consulta á IXP Castaña de Galicia. O contacto é o seguinte:
      – E-mail: [email protected]
      – Tlf: 981-55.45.37

      Contestar
  4. MONTSE

    Buenas tardes;
    Estoy interesada en plantar castaños, en la zona de Valdeorras, en una extensión de aprox. 9.000 m2, que en su día fue una viña, pero soy muy novata en estos temas y estoy empezando a realizar los primeros contactos, me gustaría saber, que variedad, que rendimiento puedo obtener si esto es posible determinar, así como también que cuidados necesitan.
    Igual contestar a todo es complicado, si conocen algún sitio donde obtener información se lo agradeceria.
    Un saludo gracias

    Contestar
    • Campo Galego

      Buenas tardes Montse, para asesorarte te puedes dirigir a la Oficina Agraria Comarcal de Valdeorras, que está en la rúa Ramón Otero Pedraio 11 (junto con otros servicios), en la Casa Grande de Viloira.

      También te puedes dirigir a la IGP Castaña de Galicia: 981-55.45.37

      Un saludo.

      Contestar
  5. Amalia

    Boas tardes. Temos montes dende 1000 a 2000 m2, na parte alta do Ribeiro cheos de mimosas que estamos limpando e gustarianos facer algun tipo de plantacion que nos permita manter o monte mas accesible. Cal seria a millor opcion?
    Por otro lado, tambien nos gustaria contactar con grupos o personas que estuvieran interesados en mantener el monte gallego cuidado.
    Gracias y un saludo.

    Contestar
  6. antonio

    hola buenas tardes mi pregunta quisiera saber que clase de castaños puedo plantar ya que yo estoy auna altura de 960 metros de altura del mar soy del noroeste del Bierzo rayando con piedrafrita o cebreiro un cordial saludo

    Contestar
  7. Mercedes Bao

    Hola. Me gustaria saber si hay gente en ourense q se dedique a podar castaños centenarios. Muchas gracias.
    Gracias.

    Contestar
  8. Mohamed el jari aarim

    Hola soy de Castellón de la plana zona Mediterráneo es aconsejable cultivar castañas en esta zona al que llueve muy poco durante todo el año la tierra que tengo es de regadío y también quiero saber a partir de cuantos años empezar a dar la fruta??
    Gracias y saludos

    Contestar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información