Nace en Galicia una plataforma por la sostenibilidad del rural

Colectivos del sector agrario, forestal y minero advierten de que las políticas medioambientales están dificultando las actividades productivas sobre el territorio

Nace en Galicia una plataforma por la sostenibilidad del rural

Reunión de la plataforma intersectorial por la sostenibilidad del rural.

La legislación medioambiental que se está impulsando en Galicia genera una preocupación común entre colectivos agrarios, forestales y mineros, pues perciben que la Administración obstaculiza las actividades productivas en el rural. Catorce entidades del ámbito ganadero, forestal y de las canteras anuncian la constitución de un frente común en demanda de políticas ambientales que sean compatibles con el manejo del territorio.

La iniciativa, que se pone en marcha a modo de plataforma, cuenta con la participación de colectivos como Unións Agrarias, la Asociación Forestal de Galicia, el Clúster da Madeira, la Federación de Aserraderos y Rematantes de Galicia (Fearmaga) o la Cámara Minera de Galicia. Son todas ellas entidades que en ocasiones chocan sobre el territorio, por intereses enfrentados, pero que comparten una inquietud común en torno a la “proliferación de nuevas normas ambientales en Galicia”, que perciben como una amenaza.

“A menos actividad, menos población en el rural, menor gestión del territorio y más incendios catastróficos”, pronostican

La plataforma entiende que la actividad productiva es compatible con la protección ambiental, por lo que demanda políticas ambientales que tengan en cuenta a los vecinos, a los propietarios forestales y las actividades económicas que se desarrollan en el rural. “Trabajamos en sectores que generan empleo, riqueza y que son indispensables para combatir el abandono del rural. Representamos el 7,1 % del Producto Interior Bruto gallego y proporcionamos alimentación y materiales para la industria y la construcción”, declara la plataforma en una nota de prensa.

Los colectivos que constituyen la plataforma advierten de que se está creando una “tela de araña de legislación ambiental que limita innecesariamente todo tipo de actividades”. Consideran además que las limitaciones originan un riesgo en cadena contraproducente para la propia protección del medio: “A menos actividad en el territorio, menos población rural, menor gestión humana y más riesgo de incendios catastróficos que destruyen lo que se pretende proteger, como se ha comprobado recientemente tanto en Portugal como en Galicia”.

La plataforma se pronuncia en defensa de un desarrollo sostenible del rural, con políticas ambientales que permitan el mantenimiento de actividades productivas. El conjunto de los sectores representados en la iniciativa manifiestan su preocupación por nuevas legislaciones en desarrollo en Galicia, como las directrices del paisaje, el plan director de la Red Natura o la Lei de Patrimonio Natural. Demandan que se tengan en cuenta las necesidades de los diversos sectores productivos, que hagan del rural un sitio para “vivir y trabajar, no sólo para ir de paseo”.

Integrantes
En la iniciativa figuran Unións Agrarias, por parte del sector agroganadero; en tanto el sector forestal está representado por la Asociación de Empresarios de la Primera Transformación de la Madera de Lugo; la Asociación Forestal de Galicia (AFG), la Asociación Sectorial Forestal Galega (ASEFOGA), la Asociación de Viveros Forestales de Galicia (VIFOGA), el Clúster da Madeira e Deseño de Galicia (CMD), la Federación Empresarial de Aserraderos y Rematantes de Madera de Galicia y la Confederación de Organizaciones de Selvicultores de España (COSE).

Por parte del sector minero, forman parte del grupo la Cámara Oficial Minera de Galicia, el Clúster de la Pizarra de Galicia, el Clúster del Granito, la Asociación Gallega de Áridos (ARIGAL) y la Confederación Española de Industrias Extractivas de Rocas y Minerales Industriales (COMINROC).

El caso de los brezales atlánticos, cuando la mejor protección es la actividad humana

Pinar con brezo. / Archivo.

Pinar con brezo. / Archivo.

En espacios protegidos de Red Natura del interior gallego, como la Serra do Xistral (Lugo), Medio Ambiente ha marcado como prioritaria la conservación de brezales húmedos, a los que considera un hábitat natural prioritario. Esa preocupación por preservar los brezales llevó a vetar sobre ellos la actividad forestal, una decisión que desde la Asociación Forestal de Galicia creen que contribuirá a la desaparición de la mayoría de los brezales en el medio plazo.

La Asociación Forestal de Galicia (AFG) argumenta, en un informe elaborado por Fernando Molina, que las actuales formaciones de brezo y tojo están vinculadas directamente a la actividad agraria, ganadera y forestal. “No son una evolución natural de series de vegetación, como se dice en algunos estudios, sino el resultado de la actividad ganadera y humana, consecuencia de siglos de manejo del monte con estivadas de cereal y ganadería extensiva caballar, de ovino, caprino y de vacuno”.

“Lo importante es proteger la actividad agroforestal tradicional en montaña, que es lo que ha favorecido la presencia de brezales”

Si desapareciera toda la actividad sobre el monte, la consecuencia sería la expansión de los abedules, que llevarían a la desaparición de la mayoría de los brezales, valora la AFG: “Debe destacarse que los brezales conviven mejor con un sotobosque de pino, especie habitual en las repoblaciones forestales, que con las frondosas caducifolias allí presentes, abedul y roble. La razón es que con el pino disponen de más luz y soportan mejor la competencia del arbolado”.

El informe reconoce que si se repoblaran las laderas con pinares, también se alteraría la presencia de brezo, “pero si dejamos la naturaleza por sí sola, esos brezales también desaparecerán, transformándose en abedulares”, remata.

“Creemos que lo importante sería proteger la actividad agroforestal tradicional de las zonas de montaña, que es la que favorece la presencia del brezal, y no poner limitaciones a su desarrollo”, concluía el informe, emitido en el 2012.

Estos días trascendió en la prensa otro caso que desde la plataforma citan como ejemplo de lo que sucede cuando se veta la actividad humana para proteger un enclave. La prohibición de andar sobre la duna de Corrubedo provocó que se haya desarrollado sobre ella la vegetación, lo que, de continuar así, llevará en un corto plazo a la creación en el lugar de una pequeña colina y a la desaparición de la duna móvil como tal.

image_print

Una idea sobre “Nace en Galicia una plataforma por la sostenibilidad del rural

  1. Non todo e producir

    Non vos xega con plantar milleiros de hectareas de eucaliptos e facer furados por todos os lados sin restaurar e a hora queredes barra libre en Galicia. Pois os que estamos por defender tamen a biodiversidade do monte, imos defender uha voa xestion que valga tamen para manter as especies do monte e o patrimonio cultural e arqueoloxico.

    Contestar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información