Lourizán sondea el interés de la industria farmacéutica por la resina del pino

El Centro de Investigación Forestal trabaja en la adaptación a Galicia de un método de extracción que duplicaría el porcentaje de trementina, a partir de la que se sintetizan medicamentos de alto valor

Publicidade
Lourizán sondea el interés de la industria farmacéutica por la resina del pino

Pinos preparados para resinación por el método de pica de corteza.

Los compuestos volátiles de la resina de pino tienen un potencial por explotar. El resinado tradicional, por medio de las picas de corteza, logra una miera con altos porcentajes de sólidos, la llamada colofonia, y con un bajo porcentaje de trementina, la parte volátil. Esa resina está adaptada a los usos tradicionales de la industria resinera, orientada a la obtención de derivados de la colofonia, pero si se lograra una resina de mayor calidad, con más porcentaje de trementina, podría aspirarse a nuevos usos, como el farmacéutico, de mayor valor añadido.

El Centro de Investigación Forestal de Lourizán lleva trabajando un par de años sobre esa hipótesis. Lourizán estudia la adaptación a Galicia del método Borehole para lograr una resina con mayor porcentaje de la fracción volátil. El sistema Borehole afinado por el centro de investigación consiste en practicar unos agujeros en la base del tronco a los que se le conectan envases de poliuretano para recoger la resina.

Resinado con el método Borehole.

Resinado con el método Borehole.

El tiempo de resinado se reduce en comparación con el método de pica de la corteza, aunque la cosecha de resina también es escasa, en el entorno de los 100 gramos por bote. La ventaja de la resina lograda con el método Borehole radica en que el porcentaje de compuestos volátiles se duplica. La resina así obtenida, además, no presenta contaminación, pues con este sistema, Lourizán ensaya la posibilidad de no emplear estimulantes químicos del resinado.

“El método de pica de la corteza proporciona un porcentaje de trementina del 10%, en tanto con el método Borehole llegamos al 23% de promedio”, explica el director del Centro de Investigación Forestal de Lourizán, Enrique Martínez Chamorro.

La trementina, rica en alfapinenos y beta pinenos, es una materia prima de interés para la industria farmacéutica, pues de ella se pueden obtener compuestos como la verbenona. “La verbenona es un precursor de la síntesis del taxol, que es una sustancia de alto valor que se emplea en medicamentos contra el cáncer”, explica Enrique Martínez. Se calcula que a nivel mundial, el taxol mueve un mercado anual de unos 1.600 millones de dólares.

El Centro de Investigación Forestal de Lourizán contactó con industrias farmacéuticas para valorar si tendrían interés en la resina obtenida con el método Borehole. “Se trata de una resina que tiene el doble de trementina que la convencional y que además logra una trementina con mayor porcentaje de alfapinenos, de los que se obtiene la verbenona”, detalla Martínez.

Si se comprobara un interés de la industria farmacéutica, que por el momento no se plasmó, el método Borehole para la extracción de la resina podría extenderse en Galicia como complementario del tradicional, sobre el que Lourizán también está investigando.

Resinado en Maceda, Ourense.

Resinado en Maceda, Ourense.

Resultados de los ensayos en Caldas y Maceda con el resinado por picas de la corteza

Los ensayos de resinado por pica de la corteza que está desarrollando Lourizán en un pinar de Caldas de Reis (Pontevedra) y en otro en Maceda (Ourense) permiten ya perfilar cuál es el sistema de extracción que mejores rendimientos ofrece en Galicia.

El centro de investigación ha desarrollado en cada pinar ensayos en bloques aleatorios, comparando el resinado de cara estrecha (12 centímetros), el habitual en la península, con un resinado de cara ancha (16 centímetros) y con resinados a doble cara estrecha y a doble cara ancha.

“El método más adecuado para Galicia sería el resinado con doble cara ancha en los 2-3 años anteriores a la corta”

El mejor resultado se ha logrado con el resinado en doble cara ancha, que en Caldas, en el segundo año del ensayo, logró un promedio de 5,09 kilos por árbol. En Maceda, el promedio fue ligeramente inferior (4,80 kilos), si bien era un resultado esperado por tratarse del primer año de resinado del pinar. Desde Lourizán esperan que en el 2018, en el que continuarán los ensayos tanto en Caldas como en Maceda, mejoren las cifras del pinar ourensano.

“Los ensayos apuntan a que el método de resinación más adecuado para Galicia sería el resinado en los 2-3 años anteriores a la tala del árbol con un sistema de doble cara ancha”, valora el director del Centro de Investigación Forestal de Lourizán.

Este es el tercer y último año que Lourizán resinará en el pinar que está manejando en Caldas de Reis en colaboración con el resinero Edgar Fernández. Una vez que concluya el resinado, esos pies se cortarán y se analizarán las características de la madera con el objetivo de valorar si el resinado tuvo algún impacto sobre la misma.

Ácido salicílico
Los trabajos realizados en el 2017 sirvieron también para comprobar el interés de un nuevo estimulante del resinado, elaborado con ácido salicílico. “Está valorándose también con éxito en otras partes de España. En Galicia, comprobamos que la cantidad resinada es mayor con este estimulante y además produce una menor quemazón en el pino que el estimulante tradicional, que contiene ácido sulfúrico”, señalan desde Lourizán.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información