La madera gallega deriva en materiales ‘eco’ de futuro

Cuatro empresas de la comunidad presentan en una jornada sus innovaciones a partir de la biomasa. Conservantes naturales, bioplásticos, enmiendas agrícolas, espumas y adhesivos ‘verdes’ o extractos aromáticos, algunas de las posibilidades

Publicidade
La madera gallega deriva en materiales ‘eco’ de futuro

De izquierda a derecha, Soraya Prieto (Tecnalia), Patricia Villaverde (Foresa), Jesús Eirín (Xagoaza Pinaster), Rosa Arcas (Betanzos HB), y José Luis Francisco y Pedro Calvo (Ence).

La biomasa forestal tiene un futuro que va más allá de los usos tradicionales, centrados en los tableros, la madera sólida y la obtención de celulosa para papel. Empresas gallegas de la madera e investigadores de las tres universidades de Galicia participaron hoy en Santiago en una jornada en la que se presentaron innovaciones del sector. Bioplásticos, fibras textiles, conservantes naturales para la industria alimentaria, enmiendas agrícolas o adhesivos y espumas ‘verdes’ constituyen algunas posibilidades ya de presente.

Las empresas gallegas que participaron en el evento coincidieron en señalar que es cuestión de tiempo la expansión de soluciones sostenibles derivadas de la madera, en sustitución de productos químicos o derivados del petróleo. La principal dificultad radica en abrirse mercado, bien porque a nivel económico la elaboración de las alternativas ‘verdes’ es más cara que sus homólogas químicas, bien porque se requieren inversiones en la comercialización de los nuevos desarrollos.

El sector detecta una falta de conexión entre oferta y demanda, uno de los retos futuros a resolver

La economía verde está en sus inicios, por lo que precisa de un progresivo engarzado entre oferta y demanda, al entender del sector. “Es una cuestión de comunicación entre empresas y de difusión del conocimiento que se va generando” -valoró Soraya Prieto, del centro tecnológico Tecnalia-. “En ocasiones, hay una empresa que desarrolla un nuevo producto y lo aparca porque se pregunta quién se lo va a comprar. Otras veces sucede lo contrario. Se le enseña a una empresa un nuevo material que le puede interesar y la pregunta que hacen es qué garantías de suministro pueden tener de ese material, quién se lo va a proporcionar”.

La jornada de Santiago, organizada por la Red Gallega de Líquidos Iónicos, contó con la intervención de cuatro empresas gallegas que expusieron algunas de las innovaciones en las que están trabajando. Resumimos sus intervenciones.

Rosa Arcas – Betanzos HB

“Elaboramos una enmienda orgánica y conservantes naturales de alimentos y bebidas, pero nos falta mercado”

Betanzos HB es una firma especializada en la producción de tablero de fibra de alta densidad a partir de eucalipto. Elabora cada año alrededor de 70.000 metros cúbicos de tablero, con usos en la construcción de viviendas, en el mobiliario o en decoración, entre otras posibilidades. Fruto de su proceso de producción, la empresa genera una fracción líquida residual con un alto contenido en lignina y en extractos de la madera. Desde hace años, la firma impulsó diversos proyectos de innovación para obtener co-productos de esa parte residual, en la búsqueda de lograr un valor añadido.

Ponentes y asistentes a la jornada.

Ponentes y asistentes a la jornada.

Su trabajo ya ha dado frutos y tiene en el mercado una enmienda orgánica para la agricultura, así como conservantes naturales utilizables en la industria alimentaria y de bebidas. “Desarrollamos una enmienda orgánica basada en lignina que es ideal para la agricultura mediterránea, pues baja el pH de la tierra, que es una necesidad en el Levante y sur español, sin aportación de azufre. El producto le aporta además materia orgánica al suelo. Lo probamos en el Levante y nos confirmaron que va muy bien”, explica Rosa Arcas.

Otra de las líneas en las que la empresa tiene esperanzas es en el desarrollo de conservantes naturales a partir de extractos de la madera. “Contamos ya con conservantes para la industria alimentaria y de bebidas que pueden sustituír a productos químicos. Por ejemplo, a los sulfitos en el vino”, señala la empresaria.

“El problema que tenemos con todos estos desarrollos es que nos falla la parte comercial. Tenemos buenos productos, pero no encontramos mercado, probablemente porque carecemos de la capacidad de dedicar suficientes recursos a la comercialización de las innovaciones que generamos”, valora Rosa Arcas.

La empresa investigó también otras líneas, como la producción de bioasfalto a partir de la lignina de la madera, “que se demostró más resistente y fácil de reparar”, la elaboración de productos para alimentación animal, derivados de los azúcares de la madera, o la fabricación de detergentes.

Pedro Calvo – Ence

“Valoramos desde hace años introducirnos en la fabricación de lignina”

Ence basa todo su proceso industrial en extraer de la madera celulosa para pasta de papel, en tanto la fracción restante de la madera, principalmente lignina, la quema para la obtención de energía. La compañía, no obstante, desarrolla proyectos de investigación desde hace años para valorar posibles usos de valor añadido para la lignina.

“Existiría la posibilidad de montar en Pontevedra una planta industrial para fabricar lignina, siempre que se resolvieran dos condicionantes. El primero, garantías de un mercado de productos de valor añadido elaborados a partir de la lignina. El segundo, los problemas derivados de la inseguridad jurídica de nuestra ubicación, de todos conocida”, expuso Pedro Calvo, responsable de I+D de lignina de Ence, en las jornadas de Santiago.

La compañía ya cuenta con empresas interesadas en algunos productos que puede elaborar con lignina, como espumas y adhesivos ‘verdes’ para la industria de la automoción. El procesado de la lignina en una biorrefinería ofrece además numerosas posibilidades de producto final, como bioaceites, composites (bioplásticos) o la obtención de aromas.

Fibras textiles y productos higiénicos

La línea de productos obtenida por Ence a partir de la celulosa también está en fase de cambios, según explicó en las jornadas José Luis Francisco, responsable de I+D en celulosa. La compañía anunció el pasado año que se introducirá en la fabricación de fibras textiles y de productos higiénicos a partir de la celulosa, aumentando así su negocio tradicional, que se limitaba a la comercialización de la pasta de papel.

Patricia Villaverde – Foresa

“Estamos sustituíndo el fenol, un producto químico, por derivados de la biomasa”

Foresa, una industria química del grupo Finsa especializada en resinas y adhesivos, está introduciéndose en el campo de las biorresinas, en sustitución de productos químicos. “Tenemos ya una biorresina en la que sustituímos un 50% del fenol, un producto químico, por productos derivados de la biomasa. De cara al futuro, tenemos que ver si somos capaces de sustituír el 100%. El comportamiento de la biorresina es similar, aunque su estabilidad es peor”, valora Patricia Villaverde, de Foresa.

Jesús Eirín – Xagoaza Pinaster

“Procesaremos la resina gallega a partir del 2020 en una planta en O Barco de Valdeorras”

Xagoaza Pinaster, un proyecto con base en O Barco de Valdeorras, nació para impulsar el aprovechamiento de la resina en los pinares de la provincia de Ourense. Su objetivo es procesar la resina que obtenga en una planta que está acabando en O Barco de Valdeorras de cara a comercializar los derivados de la resina con las industrias de distintos sectores (química, cosmética, farmacéutica, etc.). En una fase futura, la firma, participada mayoritariamente por Cedie, incluso se plantea la elaboración de productos finales para el consumidor.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información