La enfermedad de la banda marrón del pino llega a las puertas de Galicia

El problema, que afecta a un tercio de la superficie de pino radiata del País Vasco, fue detectado en tres localidades del occidente asturiano limítrofes con Galicia. La Xunta niega la presencia del hongo en la comunidad

La enfermedad de la banda marrón del pino llega a las puertas de Galicia

Monte afectado en el País Vasco por la banda marrón y roja. / Imagen: Basoa.

Tres localidades asturianas limítrofes con Galicia, Vegadeo, Castropol y Taramundi, presentan afección de la banda marrón del pino, una enfermedad de cuarentena que está diezmando los montes del País Vasco. El problema, que genera preocupación entre los propietarios forestales, llegó a Asturias procedente de Galicia, según aseguran medios de comunicación en la comunidad vecina. La Xunta, sin embargo, niega que la banda marrón esté afectando a pinares gallegos.

Los problemas ligados con la banda marrón y la banda roja del pino se desencadenaron esta primavera – verano en el País Vasco de forma explosiva, hasta el punto de que un tercio de las masas de pino insigne (‘Pinus radiata’) de la comunidad foral están afectadas. El calor y la humedad de la primavera parece que fueron un factor determinante en la propagación virulenta de los hongos, al entender de los investigadores. La enfermedad fúngica ya era conocida en el País Vasco desde hace décadas, pero sin derivar en una plaga incontrolable como la de este año.

Conviene evitar el alarmismo, pues aunque la enfermedad fúngica se detecte en Galicia, podría cursar con menor virulencia a lo sucedido en el País Vasco

La banda marrón y la banda roja actúan secando parte de las hojas de los pinos, provocando su caída tempranera. Esa situación deriva en un debilitamiento de los árboles y en un retraso de su crecimiento. Estas enfermedades fúngicas no tienen porque ser necesariamente mortales para el pino, si bien hay consenso en que en la situación en la que se encuentran los pinares del País Vasco, con un impacto extremo de la enfermedad, la situación será difícilmente recuperable para parte de las masas.

El problema preocupa en extremo a los propietarios forestales y a las instituciones en el País Vasco. El Gobierno vasco solicitará autorización para ejecutar tratamientos aéreos de óxido cuproso en la próxima primavera y ya se trabaja en alternativas de futuro, como la búsqueda de familias de pino radiata más tolerantes a estos hongos o la plantación de especies alternativas, como el pino marítimo (‘Pinus pinaster’), la ‘Criptomeria japonica’ o el eucalipto.

En Asturias, la plaga de cuarentena fue detectada este otoño en tres localidades limítrofes con Galicia, Vegadeo, Castropol y Taramundi. En la comunidad vecina, se asegura que la enfermedad llegó a Asturiras procedente de Galicia, si bien la Consellería de Medio Rural, consultada por ‘Campo Galego’, niega la existencia de la enfermedad en los pinares gallegos.

La principal especie de los pinares gallegos es el pino marítimo, también llamado pino del país (‘Pinus pinaster’), que es poco susceptible a la plaga, pero en la provincia de Lugo la conífera dominante en parte de las comarcas del interior es el pino insigne (‘Pinus radiata’), una situación que genera preocupación entre los propietarios forestales, dada la virulencia con la que se manifestó en el último año en Euskadi la enfermedad de la banda marrón.

Desde el sector forestal se advierte también de que aunque la enfermedad estuviera presente en Galicia, podría manifestarse de una forma menos virulenta a lo sucedido en el País Vasco, por lo que conviene evitar el alarmismo. La próxima primavera – verano, época propicia para el desarrollo del hongo, será clave para analizar la situación en los montes gallegos.

Más información
Ficha de la banda marrón y de la banda roja del pino (Pdf). Fuente: Neiker Tecnalia.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información