La demanda de madera estructural para construcción abre un nuevo mercado para el monte

Finsa y la Universidad de Santiago desarrollan nuevos productos destinados a la edificación a partir de pino, eucalipto y castaño. La empresa gallega prevé su distribución a toda España y Europa

La demanda de madera estructural para construcción abre un nuevo mercado para el monte

Construcción con madera estructural. / Archivo.

El auge de la construcción de edificios en base a estructuras de madera, en sustitución del hormigón, está en crecimiento en los últimos años por Europa y Norteamérica. Las expectativas de mercado son de tal calibre que Finsa se embarcó en un proyecto para abrir una nueva línea de negocio con madera estructural, complementaria a sus tradicionales líneas de tablero (aglomerados, MDF) y tabla de pino. La iniciativa, presentada hoy en Santiago, permitirá además generar un mayor valor añadido para la madera de calidad de los montes gallegos, en particular para pino, eucalipto y castaño.

El lanzamiento de productos orientados a la construcción en madera se está llevando a cabo por medio de una unidad mixta creada conjuntamente por Finsa con la Plataforma de Ingeniería para el Desarrollo de la Madera Estructural (Pemade), ligada a la Universidad de Santiago. La unidad se orienta a lograr productos de madera sólida que sean resistentes, durables y con el mejor comportamiento posible en caso de fuego, según se explicó hoy durante una visita a Finsa del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo.

La empresa gallega está desarrollando su línea de productos de madera estructural con pino, eucalipto y castaño, tres especies habituales en el monte gallego que tendrán un nuevo mercado para la madera de calidad. La expectativa de Finsa es que esta línea de negocio permita mayores pagos para la madera de calidad en el monte, pues se trata de una gama de producto con un alto valor añadido.

Una de las líneas en las que trabaja Finsa es en el lanzamiento al mercado de Cross Laminated Timber (CLT), un producto técnico conformado por láminas de madera encoladas que está experimentando crecimientos de la demanda incluso a dobles dígitos. La compañía gallega quiere convertirse en la referencia en la Península en la producción de madera estructural, compitiendo también en el mercado europeo.

Finsa está acometiendo un proceso de robotización.

Finsa está acometiendo un proceso de robotización.

Robotización de las factorías
Otro de los focos de inversión de Finsa es la robotización de sus factorías, con un aumento del uso de la inteligencia artificial. Este cambio tecnológico le permite a la empresa automatizar tareas repetitivas y centrar el trabajo de las personas en aspectos con mayor valor añadido.

La compañía gallega, que tiene a 3.200 personas en plantilla, más de 1.000 de ellas en sus instalaciones de Santiago, demanda un perfil de profesional especializado y está distinguiéndose en los últimos años por su colaboración con los ciclos formativos de Formación Profesional. Desde el 2014, mantiene un convenio de FP Dual con un ciclo superior de Mecatrónica y tiene en proyecto colaboraciones con ciclos formativos de aserrado y muebles.

El consejero delegado de Finsa, José Carballo, que acompañó hoy al presidente de la Xunta en su visita a la factoría de Santiago, destacó que la empresa gallega está acometiendo una inversión de 200 millones de euros en el periodo 2016-2021. Finsa tiene en la actualidad 10 plantas productivas en la Península y Francia, estando cuatro plantas de fabricación de madera en Galicia (Santiago, Ourense, Padrón y Rábade). Su facturación en ventas en el ejercicio 2017 fue de 870 millones de euros.

Imagen de grupo de la visita institucional hoy a Finsa.

Imagen de grupo de la visita institucional hoy a Finsa.

Industria de la madera en Galicia
El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, destacó hoy durante su visita a Finsa el papel de la firma como “empresa tractora de la cadena de la madera en Galicia”. “La industria de la madera en Galicia emplea a 20.300 personas, que es una cifra similar al empleo que genera el sector de la automoción en la comunidad. Estamos, por tanto, ante un sector clave para la economía gallega, que representa el 12% del empleo industrial de Galicia”, subrayó Feijoo.

La apuesta de Finsa por la madera estructural fue apoyada por Feijoo, que agradeció que la compañía gallega esté potenciando en Galicia su investigación y desarrollo (I+D). “La Xunta apostará por la construcción con madera estructural de edificios públicos como colegios o centros de salud. Animo a todos los gallegos a que también usen la madera en sus hogares, bien como elemento estructural, bien como elemento decorativo. Es una materia prima autóctona, que contribuye a una economía verde y su empleo es bueno para Galicia”, sentenció.

Feijoo puso como ejemplo del compromiso de la Xunta con la madera la sustitución de las 1.200 ventanas de los edificios de la Xunta en San Caetano, para las que se empleó exclusivamente madera.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información