La certificación forestal crece en Galicia un 80% en los últimos 5 años

Los sistemas de control de la gestión del monte han posibilitado que las empresas madereras aumenten las exportaciones desde el inicio de la crisis

La certificación forestal crece en Galicia un 80% en los últimos 5 años

Jornada de promoción de la certificación FSC en Santiago.

La facturación del sector forestal gallego se desplomó desde el inicio de la crisis, en el 2007, en torno a un 30 por ciento; pero las empresas madereras fueron sin embargo capaces de aumentar sus exportaciones en los últimos años. Esa aparente contradicción de subir en las ventas al exterior en plena caída del mercado doméstico se explica en parte por el impulso que está registrando en Galicia la certificación forestal, una herramienta clave para el acceso de la madera y de la pasta de papel a los mercados internacionales. En los últimos 5 años, la superficie forestal certificada en la comunidad creció en un 80%.

En Galicia operan dos sistemas de certificación forestal, el PEFC, consolidado desde hace más de una década, y el FSC, que está experimentando una fuerte expansión en los últimos años. Entre las dos marcas suman en la actualidad alrededor de 180.000 hectáreas certificadas en la comunidad, cuando hace poco más de 5 años, a finales del 2009, rondaban las 100.000.

El eucalipto es el punto fuerte de la certificación forestal. Ence paga más la madera PEFC y FSC

Los sistemas de certificación forestal tratan de garantizar una gestión del monte que sea ambientalmente sostenible. Los propietarios que quieren certificar sus montes deben contar con un plan de gestión validado bien por el sistema PEFC, bien por el FSC, y someterse a auditorías de cumplimiento. Esa certificación forestal permite que las empresas madereras y de pasta de papel puedan comercializar luego sus productos con los sellos PEFC o FSC, que en un inicio representaban un ‘plus’ de marketing y que hoy en día son ya una obligación para acceder a buena parte de los mercados internacionales.

Sobreprecio en el eucalipto
Para el propietario, la certificación forestal representa inicialmente un coste, si bien a la hora de la venta de la madera, el certificado suele generar un valor añadido que supera al gasto previo. Ence, por ejemplo, paga un sobreprecio por la tonelada de eucalipto certificada con FSC de 6,5 euros y de 2,75 para la certificada con PEFC (según las últimas tarifas publicadas en su web, correspondientes al 2014).

El eucalipto para pasta de papel es precisamente el punto fuerte de la certificación forestal, tanto en Galicia como en el resto del mundo. El sistema FSC calcula que el 39% de todas las compras de madera certificada a nivel mundial la realizan las empresas papeleras, en tanto otro 25% se correspondería con las firmas de tableros y aserrado. “El eucalipto podemos decir que es el producto estrella de la certificación forestal, pero en Galicia también trabajamos en pinos y en otras especies como abedules, castaños o robles”, explica Marcos Estévez, técnico de FSC en Galicia, que ayer intervino en una jornada organizada por FSC en Santiago para promover la certificación forestal.

Montes de gestión pública
La mayor parte de la superficie forestal certificada se corresponde en Galicia con montes gestionados por la Xunta de Galicia a través de convenios o consorcios con comunidades de montes vecinales. De las 180.000 hectáreas certificadas en la comunidad, alrededor de 100.000 hectáreas son montes de gestión pública con el sistema PEFC. Las otras 80.000 hectáreas se reparten entre montes vecinales y pequeños propietarios particulares, 55.000 hectáreas en el sistema PEFC y 29.000 en el FSC.

Galicia es la quinta comunidad del Estado en hectáreas certificadas

Los grupos de gestión forestal promovidos por las asociaciones de propietarios forestales y por las industrias experimentaron un especial impulso en los últimos años, con casos en los que incluso se promueve la doble certificación PEFC y FSC.

En PEFC se pasó de unas 100.000 hectáreas certificadas en el 2009 a unas 155.000 en la actualidad, en tanto en FSC de las 2.000 hectáreas certificadas en el 2009 se llegó a las 29.000 del 2015. Galicia es la segunda comunidad en certificación FSC en España, sólo por detrás de Andalucía.

Ranking español
En global, en la suma de las hectáreas certificadas con PEFC y FSC, Galicia se sitúa en el ranking español como quinta comunidad, con un 12% de su superficie arbolada bajo sistemas de control. En España, sobresale el caso de Castilla y León, con alrededor de un 40% de su superficie forestal certificada, un porcentaje similar a la marcada en 2009 como objetivo para Galicia por la patronal gallega de empresas de la madera, Confemadera Galicia, que considera insuficientes los avances experimentados en los últimos años, sobre todo en cuanto a la certificación de montes de gestión pública.

Cadena de custodia
Los sistemas PEFC y FSC, además de auditar la gestión del monte, también operan a nivel industrial de cara a garantizar la trazabilidad de la madera empleada. En Galicia, hay 199 industrias que cuentan con el certificado PEFC y otras 114 que disponen del certificado FSC para la cadena de custodia.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información