La cadena de la madera crea la Fundación Arume para recuperar el pino de Galicia

Más de 50 entidades avanzan en el proyecto iniciado en octubre para impulsar la mejora de los pinares, en la búsqueda de un mayor valor añadido para las coníferas gallegas. Los nuevos usos, como la madera estructural para construcción, claves para el sector

Publicidade
La cadena de la madera crea la Fundación Arume para recuperar el pino de Galicia

Más de medio centenar de entidades presentaron hoy en Sergude (Boqueixón) la Fundación Arume.

El pino gallego está ante un futuro ilusionante. Esa es la conclusión del medio centenar de entidades de la cadena de la madera que presentaron hoy la Fundación Arume, un organismo que nace para posicionar las coníferas gallegas en la era de la bioeconomía. “Estamos ante una oportunidad clara. El mercado pide materias primas sostenibles y el pino tiene una demanda creciente para usos como la madera estructural en construcción”, explica el presidente de la Fundación Arume, José Carballo, también consejero delegado de Finsa.

La creación de la Fundación Arume, presentada hoy en un acto en el Centro de Formación Agroforestal de Sergude (Boqueixón, A Coruña), es fruto del proyecto iniciado en otoño pasado por medio centenar de entidades de la cadena de la madera. Todo el sector se implicó en la iniciativa, desde propietarios forestales y viveros hasta aserraderos e industrias de la transformación, un hecho que pone de relevancia Carballo: “Que toda una cadena de producción se una para impulsar con sus medios un potencial productivo e industrial que tenemos es un hecho de relevancia del que estamos orgullosos”, subrayó.

Madera de calidad
El primer objetivo de la Fundación es revertir el retroceso que están experimentando los pinares en la comunidad, que suman varias décadas de pérdida progresiva de superficie. Para ello, se trabaja en cuatro ejes en paralelo: mejora genética, silvicultura, formación y mercados. El objetivo es lograr madera de calidad que sea valorada en el mercado.

La Fundación Arume anunció hoy que creará la marca Pino de Galicia, que irá ligada a madera con unos estrictos parámetros de calidad y que buscará el amparo del sello Galicia Calidade, en la idea de reforzar su posicionamiento tanto en el mercado estatal como en los exteriores. Las primeras noticias positivas para la madera de calidad de pino ya comenzaron en los últimos meses, pues Finsa anunció nuevas tarifas para el pino y se espera que aserraderos y otras industrias se sumen a ese aumento de precios para madera de categoría selecta.

Ana Busto, Francisco Dans, José Carballo y María Sánchez, en la presentación de la Fundación Arume.

Ana Busto, Francisco Dans, José Carballo y María Sánchez, en la presentación de la Fundación Arume.

Demanda de madera estructural para construcción
La mejora de precio que se anuncia para las coníferas viene soportada en nuevos usos, como la madera estructural para la construcción, un uso aun poco presente en Galicia pero que se expande imparable por Europa. “Ya se hacen en madera el 42% de los edificios que se construyen en todo el mundo con el estándar Passivhaus, incluso edificios con numerosas alturas”, destacó en el acto de presentación de la Fundación la arquitecta María Sánchez, de “The Cambium Design”.

De los usos más habituales de la madera en los edificios, como suelos o ventanas, está pasándose a una utilización también habitual en estructuras, como vigas o forjados de madera. “Realmente no es más que recuperar lo que siempre se hizo en Galicia, pues aunque los exteriores de las casas eran de piedra, tradicionalmente había un uso importante de la madera en las estructuras y cubiertas”, subraya María Sánchez.

“La madera estructural en la construcción es un mercado en expansión en Europa y Estados Unidos. En España ya se están acometiendo proyectos en comunidades como Cataluña y País Vasco, y sin duda en Galicia se va extender también. Si tenemos madera de calidad de kilómetro cero, se harán proyectos con madera gallega. Si no, se importará”, resumió María Sánchez, que recordó que para la madera estructural se precisan trozas de calidad y cortadas a longitudes mayores de las habituales.

Perspectiva industrial
Por la parte industrial, tanto aserraderos como industrias se mostraron comprometidas en el impulso de los nuevos usos de pino. Finsa tiene previsto lanzar al mercado una madera técnica para construcción, la CLT (Cross Laminated Timber) en septiembre del 2020, en tanto los aserraderos tienen también expectativas de entrar en los nuevos mercados que se vayan abriendo para las coníferas. “Somos 200 aserraderos en toda Galicia, con unas talas anuales de 1,8 millones de metros cúbicos y de ese volumen de madera, un 83% son coníferas”, detalló Ana Busto, de Serrerías Rodríguez, en la presentación de la Fundación Arume.

“El pino es vital para nuestro futuro” -reconoció Ana Busto, que incidió en la capacidad de los aserraderos para adaptarse a los nuevos tiempos y para invertir en nuevas tecnologías y procesos productivos-. “Estamos ubicados en entornos rurales de los que somos unos grandes dinamizadores. Generamos valor añadido para el monte y queremos que la gente joven vea futuro en nosotros”, concluyó.

Mejora genética
Cerró la presentación de la Fundación Arume su vicepresidente, Francisco Dans, también director de la Asociación Forestal de Galicia. Dans subrayó el nuevo escenario de ilusión que se abre para el monte. “Los propietarios forestales siempre queremos tener claro qué vamos a producir y para qué, así que estar hoy aquí escuchando la demanda actual y futura que hay para el pino es ilusionante”, señaló.

De cara a los propietarios forestales, Dans incidió en que la Fundación Arume trabajará para agilizar la mejora genética del pino de Galicia. El objetivo es reducir los turnos de tala, pasando de los 30-35 años de promedio que precisa el pino del país (“Pinus pinaster”) a turnos de hasta 20 años. “Vamos a agilizar la mejora genética para que esté a disposición del propietario en los viveros gallegos lo antes posible”, valoró.

Formación
Otro de los ejes en los que se marca objetivos la Fundación es el formativo, pues las industrias y aserraderos del sector detectan la ausencia de titulaciones ligadas al ambito de la transformación forestal. “Hay un total desalineamiento entre las necesidades de las industrias y la formación, que es algo que tenemos que resolver, tanto por la vía de la FP dual como por la vía universitaria”, valoró José Carballo.

Patronato
Las distintas líneas de actuación están ya en marcha, gestionadas por los grupos de trabajo que se constituyeron en el seno de la Fundación Arume. La Fundación está liderada por un patronato conformado por las siguientes organizaciones: Asociación Forestal de Galicia, Asociación Sectorial Forestal Galega, Asociación de Empresas de Servicios Forestales de Galicia, Asociación de Viveros Forestales de Galicia, Asociación Provincial de Empresarios de Primera Transformación de la Madera de Lugo, Federación Empresarial de Rematantes y Aserraderos de Galicia (Fearmaga), Cluster da Madeira e o Deseño de Galicia, Asociación Galega Monte Industria y Abanca.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información