La avispilla del castaño consolida su expansión a toda Galicia

El sector productor espera que la lucha biológica comprometida por la Xunta para este año permita contener los daños. La Administración prevé la suelta de 1,6 millones de ‘ Torymus sinensis’, el insecto parasitoide de la plaga

La  avispilla del castaño consolida su expansión a toda Galicia

Situación de expansión de la plaga, con datos del otoño de 2018.

La avispilla del castaño, que ya a finales del 2017 estaba presente en casi toda Galicia, consolidó su expansión en el último año, ganando peso en las grandes zonas productoras del oriente ourensano y llegando a las últimas comarcas del occidente gallego que quedaban libres de la plaga, como el Barbanza o el Rosal. La avispilla ya causó este año serias pérdidas en algunas comarcas productoras, como el Caurel lucense, y el sector teme que los daños vayan a más el próximo año en la gran zona de castaña de Galicia, el oriente ourensano.

El principal problema de la plaga es que logra una progresión natural meteórica, pues cada avispilla pone al año entre 100 y 200 huevos, por lo que la infestación masiva de los castaños se produce en un corto periodo, en 2-3 años. Frente a eso, la única vía de lucha pasa por la suelta de ‘Torymus sinensis’, un insecto que parasita las puestas de las avispillas, contribuyendo así al control de sus poblaciones.

En un inicio, en los primeros años de la plaga, el Ministerio de Agricultura solo había autorizado sueltas experimentales de ‘Torymus’ de carácter puntual, si bien ya el pasado año permitió la liberación de mayores cantidades, lo que permite encarar el combate de la avispilla. En el 2018, se soltaron en Galicia unos 700.000 ‘ Torymus’, distribuidos en 20.000 viales, con más de una treintena de insectos en cada vial. De esos 20.000 viales, 8.500 correspondieron a Ourense, 7.600 a Lugo, 2.500 a Coruña y 1.437 a Pontevedra.

Para esta campaña, la Administración prevé doblar la lucha biológica, con la liberación en el medio de 1,6 millones de ‘Torymus sinensis’. Las sueltas, según la metodología diseñada por la Xunta, se deberán hacer cuando las agallas causadas por la avispilla tengan entre 1 y 3 centímetros de diámetro. Los preavisos para programar la suelta se harán con antelación, en cuanto los castaños estén con hoja.

Tratamiento de árboles afectadas por el chancro.

Tratamiento de árboles afectadas por el chancro.

Chancro del castaño

Otro problema que enfrentan los castaños en los últimos años, el chancro, que está en vías de remisión, centra también un programa específico de combate, mediante la inoculación de cepas hipovirulentas en los árboles afectados. En el último año, cayeron los castaños inoculados hasta 7.000, frente a los 23.000 del 2017, si bien para este 2019, la Administración prevé aumentar de nuevo la presión sobre la enfermedad para llegar a 18.000 pies tratados.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información