En las próximas semanas aumentarán los avisos para limpiar los terrenos alrededor de las aldeas

En las próximas semanas aumentarán los avisos para limpiar los terrenos alrededor de las aldeas

El conselleiro de Medio Rural durante su visita a Soutomaior

La Consellería de Medio Rural entregó a todos los ayuntamientos adheridos al convenio de protección de las aldeas la aplicación informática que les permite conocer a los propietarios e iniciar la remisión de requerimientos para iniciar la limpieza de manera subsidiaria, en relación con las parcelas que integran las franjas secundarias alrededor de las aldeas para prevenir el riesgo por los incendios forestales.

Así lo adelantó el consejero José González durante una visita al ayuntamiento de Soutomaior, para supervisar los trabajos de desbroce que se están llevando a cabo en las parroquias priorizadas de este municipio pontevedrés, acompañado por el director general de Defensa del Monte, Tomás Fernández-Couto.

Según explicó José González, esta nueva aplicación, creada por la Xunta ex profeso para este fin, facilitará mucho a los gobiernos locales la ejecución de sus competencias en este ámbito, algo con lo que se había comprometido la Xunta al amparo del acuerdo. En concreto, aclaró el consejero, podrán realizar las notificaciones masivas previas a la acción subsidiaria, a los propietarios que incumplan sus deberes de gestión de la biomasa en sus terrenos.

Así, el consejero explicó que uno de los mayores problemas con los que se encontraban los gobiernos locales era el de identificar estos terrenos y, a continuación, a su propietario. Ahora, según señaló el titular de Medio Rural, “todo lo relacionado con la tramitación administrativa queda solucionado con esta aplicación”. Por lo tanto, gracias a esta herramienta, los técnicos municipales podrán realizar las inspecciones sobre el terreno y, en caso de que el propietario no cumpliera con sus deberes de limpieza de biomasa, proceder al correspondiente aviso o resolución. Asimismo, José González trasladó que, “en el caso concreto de las parroquias priorizadas, las notificaciones de resolución comenzarán de manera inmediata para proceder a la limpieza de forma subsidiaria en aquellos terrenos en los que el particular no se haya adherido al convenio ni realizado el desbroce”.

Durante su visita, el consejero hizo un balance positivo del convenio de protección de las aldeas en base a los últimos datos. Así, José González señaló que la implementación del convenio tras la firma de su addenda (efectuada el pasado 15 de abril) y los encuentros organizados por la Xunta -con los alcaldes y con los vecinos- en la materia, provocaron que los propietarios de parcelas en las parroquias priorizadas se sumaran al sistema público de gestión de la biomasa al amparo del convenio a través de la firma de los correspondientes acuerdos.

Crecen un 52% los contratos con la Xunta para limpiar las parcelas

En concreto, el titular de Medio Rural adelantó que la Xunta tiene firmados unos 350 contratos con particulares para ejecutar la limpieza de estas franjas de protección en 1.100 predios a través del convenio y esta cifra asciende cada día, una cifra que creció en la última semana por encima del 52% en el caso de los contratos y en casi un 45% en el de los predios. En este sentido, también recordó que sigue incrementándose el número de ayuntamientos interesados en el sistema público de gestión de biomasa y a día de hoy ya son alrededor de 220 los municipios que solicitaron sumarse. Además, el consejero también recordó que además la Xunta ya entregó 97 planes municipales de prevención y extinción de incendios a otros tantos ayuntamientos.

A mayores, José González apuntó que también en el marco de este convenio ya está declarada la primera “aldea modelo” de Galicia (Osmo, en el ayuntamiento ourensano de Cenlle). Y puso en valor que hay alrededor de otros diez municipios interesados en esta iniciativa, que permitirá optimizar la gestión de la biomasa cerca de las viviendas en todos esos núcleos de población, al tiempo que se fomenta la creación de actividad agroganadera en esas franjas.

Hasta 75 patrullas del Ejército vigilarán los montes gallegos

El consejero de Medio Rural, José González, asistió esta mañana al despliegue de las tropas de la Operación Centinela, en la base militar General Morillo de Pontevedra, acompañado por el director general de Defensa del Monte, Tomás Fernández-Couto. Allí destacó el papel que juega este operativo en los montes gallegos, haciendo una labor de disuasión que contribuye a contrarrestar la actuación delictiva de los incendiarios.

En este sentido, el consejero adelantó que al amparo de este acuerdo con el Ejército se contará con un dron específico para desarrollar estas tareas de vigilancia y disuasión en los montes gallegos, reforzando la coordinación entre los militares y los agentes de las Brigadas de Investigación de Incendios Forestales (BIIF).

Esta Operación Centinela nace del convenio de colaboración suscrito entre la Consellería de Medio Rural y el Ministerio de Defensa para reforzar la vigilancia en los montes gallegos. El despliegue de 27 patrullas, formadas por militares sobre vehículo, permite vigilar e identificar los potenciales agentes causantes de los fuegos forestales, al tiempo que se busca que la propia presencia de estos medios disuada a los incendiarios de este tipo de prácticas delictivas.

Durante el acto, José González pudo conocer las tropas que, a partir de mañana, estarán vigilando los montes gallegos hasta el próximo 30 de septiembre. Este dispositivo está compuesto, fundamentalmente, por unidades de la BRILAT, pero también participan patrullas del Tercio Norte de Infantería de Marina, con base en Ferrol.

Teléfono de denuncias anónimas contra presuntos incendiarios: el 900 815 085

Todo este personal, que en caso de situaciones de riesgo alto o muy alto podrá llegar a las 75 patrullas y 2 helicópteros de vigilancia, se sumará al dispositivo de lucha contra incendios bajo el mando único de la Xunta. Un operativo de lucha contra incendios que en la temporada de alto riesgo alcanza los 7.000 efectivos desplegados en los montes gallegos entre personal propio de la Xunta, de la Administración del Estado y de los ayuntamientos, apoyados por una treintena de medios aéreos y 360 motobombas, entre otros medios.

Así, José González insistió en que en la lucha contra los incendios forestales toda ayuda institucional es importante, al igual que la colaboración ciudadana. Por eso este año se puso en marcha el teléfono específico y gratuito de denuncias anónimas contra conductas incendiarias, el 900 815 085, además del ya conocido 085, al que deben llamar en el caso de detectar un incendio forestal.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información