Cuns, un monte unido contra el fuego

Vecinos de Outes presentan una de las cinco sociedades de fomento forestal (Sofor) que se están creando en Galicia para trabajar las parcelas en conjunto. El objetivo principal del proyecto, prevenir incendios y mejorar la rentabilidad

Cuns, un monte unido contra el fuego

La junta directiva de Somos Cuns, a la izquierda, junto a la conselleira, el alcalde de Outes y el director xeral, en la presentación de la sociedad.

Cuando los incendios forestales del 2006, el lugar de Cuns, en Outes (A Coruña), se llenó de camiones de bomberos de arriba para abajo por las pistas. Poco pudieron hacer más que salvar las casas de la aldea. El 60% del monte quedó calcinado. Hace dos años el fuego volvió a pasar cerca de Cuns y los vecinos tomaron conciencia de que cualquier verano les ardía de nuevo el monte, así que se reunieron y hablaron de hacer algo para gestionar las parcelas en conjunto, con la idea principal de mantener el terreno limpio. De ahí surgió la Sociedad de Montes Sostenibles de Cuns (Somos Cuns), que se presentó ayer en un acto al que acudió la nueva conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez.

Vecinos de Cuns durante el acto.

Vecinos de Cuns durante el acto.

Somos Cuns, un proyecto en el que los vecinos llevan trabajando desde 2013, es una de las cinco sociedades de fomento forestal (Sofor) que están creadas o en trámites de constitución en Galicia; las otras se ubican en Silleda (2), Lalín y A Estrada. Las Sofor son un modelo particular de sociedad limitada creada por pequeños propietarios forestales que ceden el uso de sus parcelas -no la propiedad- para hacer un aprovechamiento conjunto de las mismas. Cada socio posee una participación, en función de la cual tiene una cuota en las inversiones y en el reparto de beneficios de la Sofor.

Proceso

En Cuns entraron en la Sofor 80 vecinos que le aportaron a la sociedad 750 fincas, con una superficie total de 80 hectáreas. Los primeros pasos de Somos Cuns se remontan al verano de 2013, cuando la gente joven del lugar comenzó a hablar de asociarse para trabajar el monte en conjunto.

“Nos reunimos y estábamos todos de acuerdo en la misma idea, así que decidimos que había que ir para adelante” -recordó ayer Álvaro Dosil, uno de los impulsores del proyecto, en la presentación pública de la sociedad.- “Sólo había un problema, ninguno de los que estábamos allí teníamos ni tan siquiera la primera finca y faltaban muchos años para que fuéramos propietarios. Entonces, convocamos a los verdaderos propietarios del monte, comentamos la iniciativa y todo el mundo estuvo también muy interesado en la propuesta, así que acordamos ponernos a trabajar”.

Plantación de un acebo tras la presentación.

Plantación de un acebo tras la presentación.

En el primer fin de semana de trabajo, los vecinos comenzaron a comunicar las fincas que estarían dispuestos a meter en la sociedad. “Tras el primero sábado, teníamos ya 350 fincas. Dijimos: “espectacular”. ¿Cuantas hectáreas son?. Cuatro. Bueno, va a llevar más tiempo del que pensábamos, pero a partir de ahí poco a poco fuimos sacando una superficie interesante”, cuenta Álvaro Dosil.

Unidad

Las 80 hectáreas que conforman Somos Cuns presentan numerosos enclaves de por medio que corresponden a parcelas de vecinos que no quisieron participar en la sociedad. “La mayoría de los propietarios entraron en la Sofor, pero también hubo vecinos que fueron poniendo sus problemas. Alguno no quiso meterse porque no estaban las partillas hechas, y otros simplemente porque no querían entrar. Decían “es mi finca, no me da nada, pero cuando quiero voy a ella, le quito algo de leña para meter en el fuego y me va bien. Para qué voy a tener que pagar dinero para montar una asociación y que trabaje el monte y esté limpio”, recuerda Álvaro Dosil.

“Contra eso, nosotros no tenemos argumentos. Es ahí donde la Administración se debería meter para que no hubiera esa alternativa, para que el monte tuviera que estar limpio y que no tengamos que andar preocupándonos de si nos arde la casa o nos arde todo lo que tenemos.”, le trasladó Dosil a la conselleira y al director xeral de Producción y Ordenación Forestal, Tomás Fernández Couto, también presente en el acto.

La conselleira del Medio Rural, Ángeles Vázquez, recogería el guante en su intervención y señaló que se estudiarán posibles cambios en el modelo de las Sofor. “Vamos a valorar cambios porque la unión es muy importante. Un trozo de monte por ahí adelante solo no dice nada. Muchas veces no sabemos ni donde están los marcos y la mitad de las fincas no están registradas. El monte supone riqueza y hay que ordenarlo; y la manera de hacerlo son estas sociedades”, valoró.

Plano de parcelas de la Sofor.

Plano de parcelas de la Sofor.

Ángeles Vázquez, igual que el alcalde de Outes, Carlos López, abogó por mantener la Sofor de Cuns abierta a nuevas incorporaciones. “Cuantos más seáis, mejor. Tendedle la mano a los que no quisieron entrar porque un proyecto como este va a dar fruto en todos los sentidos” -manifestó la conselleira.- “Viendo esta iniciativa, se aprecia que el rural está vivo y que va a seguir vivo con personas como vosotros. Os voy a llevar de ejemplo porque esta es la línea que hay que seguir en el monte”, declaró.

Proyecto de ordenación
El acto de presentación de Somos Cuns es sólo el punto de inicio del trabajo de la Sofor, ya que por ahora, el monte sigue en la situación en la que estaba. El presidente de la junta directiva de la sociedad, Fran Dosil, hizo un repaso en el acto de ayer por los retos que se le presentan a partir de ahora a la entidad.

“Lo prioritario, que nos interesa a todos, es evitar que se repita un incendio como el del 2006. Para eso, una de las primeras actuaciones va a ser la de hacer un plan de ordenación. Tenemos idea de hacer un plan en colaboración con varias entidades, como la Universidad de Santiago, para que el proyecto lleve consigo I+D+i (Investigación + Desarrollo + innovación). No queremos ir al monte a rozar y ya está. Queremos que el monte genere un valor añadido y producir una madera de calidad”, explicó Fran Dosil.

La conselleira, departiendo con personal del Distrito Forestal.

La conselleira, departiendo con personal del Distrito Forestal.

La idea de Somos Cuns es dedicar la parte alta del monte, por encima de la aldea -que está al pie de una ladera- a la producción de madera, principalmente pino y eucalipto; en tanto la parte del monte por debajo de la aldea, cerca del río, se dedicará a frondosas, en especial castaños para producción de castaña, y al cultivo de setas. “Con estas actividades podremos tener unos ingresos de manera anual. No habrá que esperar 15 o 20 años para obtener una rentabilidad como con la madera”, valora el presidente de la sociedad.

La actuación más urgente que se le presenta a Somos Cuns es el desbroce y clareo de la madera en la zona que ardió hace unos años, unas tareas para las que la Sofor pidió el apoyo de Medio Rural.

Ganado en el monte
De cara a reducir costes en la limpieza periódica del monte, Somos Cuns se propone hacer cierres perimetrales de parte de las parcelas de la sociedad con el objetivo de introducir animales en el monte. “Se hizo en otras zonas y funciona. Tener el monte limpio, con áreas de pasto para los animales, permitiría además tener ingresos por la parte de la ganadería”, concluyó Fran Dosil

La directiva de la asociación Somos Cuns agradeció la colaboración de todos los vecinos y del alcalde de Outes, así como del personal del Distrito Forestal del Barbanza – Noia. Por parte del alcalde, Carlos López, también hubo agradecimientos a la Consellería, en especial a Fernández Couto, que recordó que se desplazó a Cuns en la fase inicial del proyecto para trasladar el apoyo de la Xunta a la iniciativa.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información