Desbroce mecanizado en un pinar.

Convocadas las ayudas para prevención de incendios en montes vecinales

La Consellería de Medio Rural ha convocado hoy las ayudas para prevención de incendios en montes vecinales y sociedades de fomento forestal (Sofor). La orden de la subvención incluye dos líneas, una para el control selectivo de combustible y otra para la construcción de puntos de agua. La Xunta destina un total de 4,5 millones de euros a estas ayudas, un 12% más que el pasado ejercicio.

El plazo de solicitud será de un mes natural, hasta el 19 de enero. La intención de Medio Rural es que este año se agilice la tramitación administrativa de las ayudas, de forma que puedan estar resueltas y con un porcentaje de ejecución amplio antes del verano. Así lo aseguró en el Parlamento el pasado viernes el director xeral de Ordenación e Producción Forestal, Tomás Fernández Couto.

La intervención de Fernández Couto se produjo a preguntas del grupo socialista, que pidió que se corrigieran los tradicionales retrasos que experimentan las ayudas de prevención de fuegos. La habitual dilación en la resolución de ayudas impide todos los años que buena parte de los beneficiarios ejecuten las acciones antes del verano, lo que llevó en los últimos años a que montes vecinales que se habían visto beneficiados por las ayudas ardieran antes de poder ejecutarlas.

tractor piñeiral monte

Fernández Couto señaló en el Parlamento que este año se producirán ajustes en el procedimiento administrativo y pronosticó una “amplia ejecución” de las subvenciones antes del verano.

Otra línea de subvenciones que la Administración espera convocar en breve es la de tratamientos silvícolas, que se orientará a financiar actuaciones en el periodo 2018-2019, según avanzó el director xeral.

Acciones de prevención
La convocatoria publicada hoy para apoyar acciones de prevención destina 4 millones de euros a la ejecución de desbroces en áreas cortafuegos, fajas auxiliares de pista, regenerados naturales y desbroces de penetración y eliminación de restos en entrefajas de masas forestales. Se trata así de crear zonas con discontinuidad horizontal y vertical de vegetación, contribuyendo así a reducir los riesgos de propagación de los incendios.

Una segunda línea de subvención, la de construcción de puntos de agua, estará dotada con 500.000 euros.

Podrán solicitar estas ayudas los titulares de montes vecinales en mancomún, así como sus agrupaciones y mancomunidades, siempre que la superficie forestal mínima por expediente sea de 100 hectáreas. En el caso de las Sociedades de Fomento Forestal o de que la superficie esté situada en algún concello incluido en espacio declarado como zona de especial protección de los valores naturales, la superficie mínima será de 50 hectáreas.

La presentación de solicitudes se realizará obligatoriamente por medios electrónicos, a través del formulario normalizado disponible en la sede electrónica de la Xunta de Galicia: https://sede.xunta.es

El plazo establecido para hacerlo será de un mes, contado a partir de mañana.

Requisitos de plan técnico
La orden establece que los montes con superficies superiores a 25 hectáreas en coto redondo deben contar con un plan técnico, proyecto de ordenación o plan de gestión en que se considere la realización de los trabajos solicitados al amparo de la convocatoria de ayudas. Otra opción pasa por presentar, junto con la solicitud de ayuda, una copia de la adhesión del solicitante a los modelos silvícolas promulgados por la Xunta.