Cinco prioridades en el control del nematodo del pino

Repasamos aspectos claves para contener la expansión de la plaga que afecta a los pinares del sur de Pontevedra, así como errores cometidos. Hablamos también con representantes del sector forestal para conocer su valoración

Cinco prioridades en el control del nematodo del pino

Árboles afectados por el nematodo del pino en Portugal. / Archivo CIF Lourizán.

El nematodo, la peor pesadilla de los pinares, llegó a Galicia en el 2010 para quedarse. El primer foco, que apareció en As Neves, fue seguido de otro en Salvaterra do Miño (2016), a tres kilómetros de aquel, y esta semana se confirmó una importante expansión de la plaga en un radio de 20 kilómetros al primer caso, con siete nuevos positivos, que están concentrados en torno a cinco puntos en Tui, O Porriño (2), Ponteareas y Salvaterra. ¿Qué se puede hacer para controlar el problema?.

Dada la falta de cura para los pies afectados por el nematodo, que acaban muriendo en un alto porcentaje, la única vía para enfrentar la plaga pasa por las medidas de prevención. La normativa comunitaria obliga a seguir un protocolo que incluye la eliminación del monte de todos los pies decaídos en la zona demarcada, así como el trampeo del insecto vector del nematodo, el “Monochamus galloprovincialis”.

Con las trampas dispuestas alrededor del positivo de Salvaterra, es posible que sólo se hayan capturado un 20% de los insectos vectores

La cuestión es que, de acuerdo, con una auditoria europea publicada el pasado año, los controles en Galicia presentaban “importantes deficiencias”. Analizamos las prioridades de lucha contra el nematodo y algunos de los errores cometidos.

1) Ejecutar un trampeo efectivo del insecto vector de la plaga

Las trampas contra el “Monochamus galloprovincialis”, el insecto que transporta la plaga entre pinos, cobran especial importancia alrededor de los focos detectados hasta el momento. Se calcula que el “Monochamus”, que vuela entre abril y octubre, se desplaza un máximo de 3 kilómetros de forma natural cada año, por lo que las medidas de control en un radio de tres kilómetros a cada foco son decisivas.

Alrededor del foco de Salvaterra (2016), la Xunta colocó en su día un total de 175 trampas en un radio de 3 kilómetros, lo que supone una densidad de 0,1 trampas por hectárea. De acuerdo con una investigación realizada en Castilla y León, con esa densidad de trampeo, sólo se capturan un 20% de los “Monochamus”.

Para lograr un control eficaz del insecto vector, de hasta un 95% de los ejemplares, es precisa una densidad de 0,8 trampas por hectárea, según la misma investigación.

Trampa del insecto vector del nematodo.

Trampa del insecto vector del nematodo.

Eficacia del trampeo
Otra cuestión a tener en cuenta en las trampas es su funcionamiento. En Galicia, al menos hasta el 2016, el trampeo que se estaba practicando era ineficaz, pues las trampas capturaban escasos ejemplares de “Monochamus”, hasta el punto de que desde Sanidad Vexetal de la Xunta se llegó a valorar que la presencia del insecto vector en Galicia era muy escasa.

Una investigadora de Castilla y León advirtió de aquella en unas jornadas en Lourizán de que era preciso recubrir el interior de las trampas para el “Monochamus” con teflón, pues de lo contrario el insecto era capaz de salir de la trampa en menos de un minuto, según se había comprobado en pruebas de laboratorio.

2) Eliminar los árboles decaídos en el monte

Los árboles decaídos constituyen un foco de atractivo para el “Monochamus galloprovincialis” y presentan mayor vulnerabilidad a la entrada del nematodo del pino. La normativa comunitaria obliga a eliminar los pies vulnerables en la zona demarcada y en la franja tampón con Portugal -una faja de 20 kilómetros a partir de la frontera-. Esa eliminación debe hacerse preferentemente antes del 1 de abril, fecha en la que comienza el periodo de vuelo del insecto vector.

En 2016, la tala de pies decaídos empezó a mediados de julio, cuando el insecto vector de la plaga llevaba tres meses de vuelo

En Galicia, la auditoria europea detectó que los trabajos no comenzaron en el 2016 hasta mediados de julio, en tanto que en el 2015 comenzaron en mayo. Los retrasos, derivados de trámites administrativos, están solucionados desde 2017, según la Xunta, que asegura que ahora la empresa contratada para los trabajos (Tragsa) puede operar desde el 1 de enero.

Expansión del problema
Los errores encontrados en Galicia en el protocolo de control del nematodo llevaron a los auditores europeos a determinar que el segundo foco detectado en Galicia -Salvaterra do Miño (2016)-, era una extensión del primer foco del 2010 y no una contaminación nueva procedente de Portugal, como argumentaba la Xunta.

Con los focos actuales, la Administración gallega ha vuelto a apuntar la hipótesis de que los nuevos casos puedan proceder de Portugal, si bien la cercanía de los nuevos positivos a los casos de As Neves y Salvaterra generan dudas sobre tal posibilidad.

Árboles quemados en los incendios del 2017
La eliminación de árboles débiles o muertas del monte constituye un problema de primer orden en el sur de la provincia de Pontevedra, donde los incendios del otoño del 2017 calcinaron miles de hectáreas. La Administración calcula que aún permanecen en el monte al menos 1.000 hectáreas afectadas por los incendios pendientes de tala, una tarea que habrá que afrontar en los próximos meses.

3) Desarrollar una adecuada vigilancia en la frontera con Portugal

El nematodo del pino, detectado en Europa por primera vez en 1999, en las cercanías de Lisboa (Portugal), avanza imparable año a año hacia el norte de Portugal. De acuerdo con la modelización de expansión de la plaga que elaboró la investigadora Begoña de la Fuente, la expansión natural del nematodo puede llegar al sur de Ourense en el 2022 y afectar en los siguientes años a todo el sur ourensano.

La llegada natural de la plaga a Galicia, por su expansión hacia el norte de Portugal, se espera para 2022 en el sur de Ourense

En la provincia de Pontevedra, la presión fronteriza de la plaga también aumentará a lo largo de la próxima década y se espera que entre de manera natural en Galicia, más allá de los focos puntuales detectados hasta la fecha. Todas estas previsiones pueden verse alteradas por las medidas de control que se desarrollen tanto en Portugal como en Galicia, por lo que la actuación en la llamada zona tampón, una faja de 20 kilómetros a partir de la frontera, es fundamental para reducir problemas.

4) Controlar la salida de madera de la zona demarcada

La Administración está vigilando todos los movimientos de madera que salen de la zona demarcada, a fin de evitar que salga pino sin el preceptivo tratamiento térmico y que la plaga pueda llegar así a otras zonas de Galicia.

Toda la madera que salga de la zona demarcada, que comprende todo el sur de la provincia de Pontevedra, deberá ser sometida a un tratamiento a 56º centígrados durante 30 minutos.

5) Obtener pinos resistentes al nematodo

El Centro de Investigación Forestal de Lourizán está trabajando desde 2013 en la identificación de familias gallegas de pino que sean tolerantes al nematodo. De cara a las futuras plantaciones que acometan los propietarios forestales y comunidades de montes, resulta fundamental contar con material tolerante a la plaga en el menor plazo.

Otra alternativa puede pasar por la promoción de plantaciones de coníferas resistentes al nematodo, como el “Pinus taeda”, que según pruebas realizadas por Lourizán parece adaptarse bien a Galicia, la sequoia o la “Criptomeria japonica”.


Valoraciones del sector forestal

Elier Ojea – Federación de Aserradoiros y Rematantes de Galicia

“Es un jarro de agua fría para todos los actores forestales”

El presidente de la Federación de Aserradoiros y Rematantes de Galicia, Elier Ojea, reconoce que los nuevos positivos de nematodo del pino son un “jarro de agua de agua fría” para todo el sector. Elier anuncia una próxima reunión de las empresas de la madera con Medio Rural para abordar la situación. “Será un encuentro abierto tanto a las empresas de la zona demarcada como a las de fuera, pues había muchas empresas de otros puntos que estaban comprando madera en esa zona”, explica el responsable de Fearmaga.

Desde la patronal de los aserraderos abogan por un plan de apoyo a las industrias, que se tendrán que dotar de secaderos adecuados para el tratamiento de la madera en caso de que aún no dispongan de ellos.

Francisco Dans – Asociación Forestal de Galicia (AFG)

“Pasamos de un problema coyuntural a un problema estructural”

El director de la Asociación Forestal de Galicia, Francisco Dans, valora también con “mucha preocupación” los nuevos positivos de nematodo del pino y la ampliación de la zona demarcada por la plaga. “La primera impresión es que esto está pasando de un problema coyuntural a un problema estructural con el que vamos a tener que convivir”, destaca. “Esa situación tiene unas implicaciones silvícolas y económicas importantes, que tendremos que analizar y para las que habrá que proponer soluciones”.

Por parte de la Asociación Forestal de Galicia también se está a la espera de una reunión específica de la Xunta con los colectivos de propietarios forestales para abordar la situación.

Jacobo Feijoo – Asociación Sectorial Forestal Galega (Asefoga)

“Es preciso dar información y apoyo a propietarios y empresas”

El director de la Asociación Sectorial Forestal Galega (Asefoga), un colectivo de propietarios ligado a Unións Agrarias, coincide también en la gravedad de la situación, si bien aboga por “mandar un mensaje de tranquilidad”. “Es preciso proporcionarle información idónea y apoyo a propietarios forestales y empresas”, incide.

“Con respecto a la Administración, Sanidad Vegetal debe fortalecer el control sobre la plaga y hay que reforzar las líneas de investigación, de cara a lograr tanto un mayor control del “Monochamus” como pinos que sean resistentes”, subraya Feijoo, que también advierte de la necesidad de intervenir en la propiedad privada para eliminar todo árbol sintomático del monte si el propietario no actúa. “Estamos ante el patógeno más peligroso para los pinos”, recuerda.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información