Así se expandió la avispilla del castaño en Galicia en cuatro años

La plaga se detectó en el 2014 en dos focos principales, en Lugo y Ourense, sumando ese primer año 44 positivos. Este ejercicio se cerró con 4.130 nuevos positivos y la plaga ya entró en la gran zona productora del oriente de Ourense

Así se expandió la avispilla del castaño en Galicia en cuatro años

Mapas que reflejan la expansión de la avispilla en Galicia. En el de la izquierda, casos positivos confirmados. En el de la derecha, concellos con presencia de la plaga: en color claro, los casos de 2017 y en el más oscuro los de 2014; en blanco, los concellos sin positivos confirmados.

La avispilla del castaño ha colonizado casi por completo Galicia en apenas cuatro años. Sólo quedan libres zonas puntuales de la Mariña lucense, del Barbanza y del Rosal, pero es previsible que aguanten poco tiempo sin la plaga. La expansión de la avispilla fue meteórica. De los 44 positivos confirmados en el 2014 en Lugo y Ourense, se pasó a los 4.130 nuevos positivos del 2017, año en el que la plaga entró en la gran zona productora de castaña, en el oriente de Ourense.

Las montañas orientales de Lugo, otra zona tradicional de castaña, ya habían sufrido la incursión de la plaga en el 2016, por lo que es previsible que en próximos años el impacto de la avispilla se deje notar en la cosecha tanto en el oriente de Lugo como en Ourense. Cada avispilla pone cada campaña alrededor de 100-200 huevos en los castaños, por lo que en apenas 2-3 años el crecimiento de su población puede alcanzar cotas preocupantes.

Los datos de la Xunta apuntan a que la avispilla está presente en el 91% de los ayuntamientos de Ourense (84), en el 84% de los ayuntamientos de Lugo (56), en el 71% de los ayuntamientos de A Coruña (66) y en el 70% de los ayuntamientos de Pontevedra (43), según los datos que expuso José Carlos Costas, de la Consellería de Medio Rural, en unas recientes jornadas sobre el castaño organizadas por el Centro de Investigación Forestal de Lourizán.

Mapa de las zonas de suelta de 'Torymus sinensis' en 2017.

Mapa de las zonas de suelta de ‘Torymus sinensis’ en 2017.

Lucha biológica
Galicia acumula hasta el momento alrededor de 8.000 positivos detectados (44 en el 2014, más de 1.700 en el 2015, más de 2.200 en el 2016 y más de 4.100 en el 2017). Para enfrentar el problema en el corto plazo, la única solución pasa por la suelta de un insecto, el ‘Torymus sinensis’, que parasita las puestas de huevos de la avispilla. El Ministerio autorizó hasta ahora las sueltas a cuentagotas, de una manera experimental. En el 2015 sólo pudieron liberarse 1.500 individuos, en el 2016 ya fueron 66.000 -exclusivamente en Lugo y Ourense-, y este año 133.000, con extensión de las sueltas a Pontevedra y a Coruña.

Para el 2018, la previsión de la Xunta es ampliar las sueltas a 1,6 millones de ‘Torymus sinensis’, siempre y cuando consiga la autorización ministerial e Italia, el país suministrador, logre aportar esa cantidad de parasitoides.

Otra de las dudas que planea sobre el sector es la calidad de los parásitos enviados desde Italia, pues en el país transalpino se recolectan los insectos del campo y se duda de que las partidas que se compran estén compuestas únicamente por ‘Torymus sinensis’, según manifestó una de las ponentes en las jornadas del castaño celebradas en Santiago.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información