Árboles candidatas a resistir al nematodo del pino

El Centro de Investigación Forestal de Lourizán identifica 16 familias gallegas de 'Pinus pinaster' que presentan una menor mortandad ante la plaga. Continuará los ensayos en 2017 para contrastar los resultados de las pruebas iniciales

Árboles candidatas a resistir al nematodo del pino

Invernadero del Centro de Investigación Forestal de Lourizán en el que se desarrollan las pruebas sobre el nematodo.

La peor pesadilla de los pinos gallegos y del resto de Europa se llama nematodo. Es una plaga capaz de causar en pocas semanas la muerte de los árboles, por lo que su contención en la zona fronteriza con Portugal, donde ya se dieron los primeros casos, se ha convertido en los últimos años en una prioridad.

El Centro de Investigación Forestal (CIF) de Lourizán trabaja a contrarreloj desde 2013 para identificar familias gallegas de pino que sufran una menor mortandad ante el nematodo. De entre las 91 familias de pino del país (Pinus pinaster) con que trabaja, este año ha seleccionado 16 candidatas que parecen presentar una menor susceptibilidad.

La coordinadora de la investigación del CIF, Raquel Díaz, considera viable encontrar familias o individuos con resistencia o tolerancia a la plaga. Los ensayos de los próximos años serán claves para concretar las buenas expectativas que generaron las pruebas realizadas en estos últimos años.

Expansión de la plaga
El tiempo apremia, pues el nematodo del pino, una especie de gusano minúsculo que actúa en el interior de los árboles, está ya casi completamente extendido por el país vecino. La plaga entró en Europa en 1999 por Setúbal (sur de Portugal), probablemente por vía marítima, y fue expandiéndose a modo de mancha hasta la zona norte del país.

En Galicia se detectaron por ahora 2 focos, en As Neves (2010) y en Salvaterra do Miño (2016), en las cercanías con la frontera lusa. En el resto de España también aparecieron tres focos desde 2008, dos en Extremadura y uno en Salamanca, todos ellos próximos al país vecino. En todos los casos, la continuidad de masas de pino a uno y a otro lado de la frontera representa un claro factor de riesgo.

Los investigadores sobre la plaga, que ayer se dieron cita en unas jornadas organizadas por el Centro de Investigación Forestal de Lourizán, consideran que existe un peligro cierto de que el nematodo tenga un impacto alto en la zona norte y centro de España.

El problema se extiende a través de un insecto vector, el Monochamus galloprovincialis, que si bien suele moverse en radios cortos, generalmente no mayores a los 3 kilómetros, puede recorrer grandes distancias ayudado por el factor humano.

Buena parte de Galicia presenta además condiciones óptimas para la propagación del nematodo, pues según calculan los investigadores, alrededor de un 40% del territorio de la comunidad alcanza en verano temperaturas medias superiores a los 19,4 grados, valor a partir del cual se considera que hay un riesgo medio de expansión de la plaga.

Problema estructural
Las actuaciones en Galicia ante el nematodo, a parte de la vigilancia en todo su territorio y, especialmente, en la zona fronteriza, se centran en la búsqueda de árboles que sean resistentes o tolerantes a la plaga, una estrategia similar a la desarrollada en Japón.

Este país asiático sufre el mal desde hace un siglo y desde un principio hizo una gran inversión en el control del insecto vector, no siendo capaz de erradicar la enfermedad ni de evitar su expansión. Por este motivo, Japón inició un programa de mejora genética en 1978 y en la actualidad este programa es una fuerte apuesta del gobierno japonés para luchar contra el nematodo. Cada año destina millones de euros para la investigación y producción de cientos de miles de plantas resistentes.

Cuando surgió el primer caso de nematodo en Galicia, en 2010, había en el sector forestal esperanzas de que se tratara de un problema puntual, pero ahora, con el nuevo positivo y con la evolución de la enfermedad en el país vecino, se piensa que la plaga podrá constituir un problema serio en las masas de pino.

El trabajo que realiza el Centro de Investigación Forestal de Lourizán para encontrar familias gallegas de pinos con resistencias al nematodo es, por tanto, capital. Los primeros ensayos comparativos que se hicieron no fueron muy esperanzadores. El pino marítimo o del país (Pinus pinaster), el pino insigne (Pinus radiata) y el pino silvestre (Pinus sylvestris), los tres con mayor presencia en Galicia, se constataron como los más susceptibles al ataque del nematodo en un ensayo comparativo con más especies de pino.

Comportamiento de los pinos gallegos
En una segunda prueba, se seleccionaron pinos marítimos (Pinus pinaster) de distintos orígenes para comparar resultados. El ensayo incluyó pinos de Galicia Costa y de otros lugares de la Península Ibérica y Francia. Los de Galicia Costa fueron los que presentaron mayor mortandad. “Tenemos pinos ideales para la producción de madera de calidad, pero existe el problema de que son más susceptibles al ataque del nematodo”, explica la investigadora Raquel Díaz.

En Lourizán, sin embargo, no perdieron la esperanza y decidieron hacer ensayos comparativos con 91 familias de pinos del país que forman parte del programa de mejora genética de la especie. Las primeras pruebas constataron una mortandad media del 37%. Con los datos recabados en esos experimentos, se seleccionaron las familias que presentaban menor mortandad y, acompañadas de otras intermedias y de alta mortandad, se hizo otro ensayo que ha aportado conclusiones para la esperanza. La mortandad media bajó al 29%, moviéndose en un arco del 7 al 54%.

Para los ensayos del 2017, el CIF de Lourizán ha elegido las 16 familias que mejor comportamiento presentaron. De manera paralela también se está trabajando con las familias gallegas de pino radiata. El Centro espera identificar en pocos años cuáles son los pinos recomendados para su plantación en el monte, de cara a incentivar su producción a gran escala. Serán la esperanza para hacer frente al nematodo.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información