Tres frentes abiertos en la batalla por mejorar la fiscalidad del campo

El Consello Agrario de Galicia acuerda la constitución de un grupo de trabajo que buscará soluciones para reducir los gravámenes sobre las personas jóvenes que se incorporan al campo. Las transmisiones familiares de derechos de la PAC y la agricultura a tiempo parcial, otros ejes en los que se trabajará

Publicidade
Tres frentes abiertos en la batalla por mejorar la fiscalidad del campo

Reunión del Consello Agrario.

El malestar existente en el campo con Hacienda por algunos de los impuestos que arrastra el sector constituye desde este viernes la prioridad de trabajo del Consello Agrario Galego, un órgano consultivo de la Administración participado por la Consellería de Medio Rural, organizaciones agrarias y cooperativas. La reunión del Consello Agrario de este viernes se saldó con un acuerdo unánime para crear un grupo de trabajo que aborde con Hacienda y Seguridad Social mejoras para la fiscalidad del campo.

La primera cuestión a abordar serán los impuestos que recaen sobre las personas jóvenes que se incorporan al campo. La base de trabajo son las recientes resoluciones del Tribunal Económico – Administrativo de Galicia que obligan a que Hacienda devuelva parte de los impuestos que le cobró a alrededor de 2.000 personas jóvenes que se incorporaron al campo en Galicia desde 2014.

Las resoluciones del Tribunal Económico Administrativo, logradas tanto por Unións Agrarias como por el Sindicato Labrego, reconocen que las ayudas para incorporación deben tributar como ayudas de capital para inversiones, no como ayudas corrientes. El cambio de clasificación permitirá que las personas jóvenes que se incorporaron en el 2014-2015 recuperen hasta un 30-40% de los impuestos que les cobraron indebidamente. Para la gente incorporada a partir del 2016, las devoluciones serán menores pero también se verán beneficiadas del proceso de devolución. En total, la Xunta calcula que habrá unos 2.000 beneficiarios de la devolución.

El problema ahora está en que Hacienda se niega a hacer las devoluciones de oficio, por lo que salvo que cambie de criterio, será precisa la apertura de procesos contencioso – administrativos caso por caso. El grupo de trabajo creado en el Consello Agrario tiene previsto mantener una reunión con Hacienda para abordar esta situación y buscar soluciones que faciliten la devolución del dinero.

“Esta es una primera cuestión a resolver con Hacienda, pero habrá que ir más allá y eliminar por completo los impuestos de las ayudas de incorporación. No tiene sentido que Bruselas dé un dinero para promover el relevo generacional en el campo y que esos fondos acaben financiando en una parte importante a Hacienda”, cuestiona el secretario xeral de Unións Agrarias, Roberto García.

El problema de las licencias en las ayudas de incorporación y planes de mejora
El debate en el Consello Agrario sobre las ayudas de incorporación fue aprovechado por el Sindicato Labrego para trasladar otro de los problemas que preocupa en el sector, la exigencia de licencias de obra en la presentación de las solicitudes de ayudas de incorporación y planes de mejora. “Es algo que venimos reclamando todos los años y que sería sencillo de cambiar. Las licencias se deberían pedir a la hora de certificar la obra para el cobro de la subvención, no en el momento de la solicitud, ya que hay muchos solicitantes que no van a tener la licencia a tiempo”, cuestiona la secretaria general del Sindicato Labrego, Isabel Vilalba.

La organización agraria recuerda que hay Administraciones como la Confederación Hidrográfica que tardan meses en contestar a las solicitudes de licencias, por lo que estas no estarán a tiempo. “La solución que nos propone la Xunta, que no es tal solución, es que se pidan las licencias con un año de antelación”, señala isabel Vilalba.

Cesiones de derechos intrafamiliares
Otra cuestión que pusieron sobre la mesa las organizaciones agrarias es la de la cesión familiar de derechos de la PAC, bien a un hijo, bien a la pareja del titular de la explotación cuando este se jubila. “Es simplemente un cambio de titular de los derechos en la misma explotación, pero no hay venta ni beneficio por ningún lado. Es un caso totalmente distinto de una venta de derechos a un tercero, por lo que no tiene sentido que la Agencia Tributaria pida que las cesiones intrafamiliares de derechos se computen como una ganancia patrimonial”, explica el secretario xeral de Unións Agrarias, Roberto García.

Cotizaciones y fiscalidad en la agricultura a tiempo parcial
Un tercer punto a abordar con Hacienda y Seguridad Social será el tratamiento de las personas que trabajan a tiempo parcial en la agricultura, una vía que tiene gran importancia en Galicia en sectores como el viñedo, la huerta, la castaña o las manzanas, entre otros. “Son personas que no pueden cotizar a tiempo completo, pero que están desempeñando una gran función en el territorio que hay que facilitar. Nos estamos encontrando una y otra vez con que la Administración interpreta la legislación de una manera que no tiene nada que ver con las necesidades del sector y que representa dificultades para las personas que quieren trabajar en el campo”, cuestiona la responsable del Sindicato Labrego, Isabel Vilalba.

Tanto el Sindicato Labrego como Unións Agrarias valoran en positivo que se haya conseguido un consenso en el Consello Agrario para abordar las cuestiones de fiscalidad que preocupan en el campo. Desde el Sindicato Labrego se destaca la creación de un grupo de trabajo que hará una labor continúa y se está “a la expectativa de los resultados”. Por parte de Unións, se valora también en positivo el cambio de criterio de la Consellería, pues recuerdan que durante la última parte del gobierno de Rajoy “el grupo popular votó en el Parlamento español en contra de mejorar la fiscalidad para las personas que se incorporan”.

Decreto de emisiones y ayudas agroambientales a partir del 2020

El borrador del plan estatal de emisiones de gases de efecto invernadero, que castiga al vacuno en beneficio de otros sectores, como el porcino, fue también abordado hoy en el Consello Agrario a iniciativa del Sindicato Labrego. “Es una cuestión que nos preocupa, pues perjudica a la ganadería gallega, pero nos sorprendió que la Consellería nos haya dicho que ni era conocedora del tema ni tenía un borrador del proyecto”, cuestiona Isabel Vilalba.

El Sindicato Labrego instó también a la Xunta a buscar soluciones para que las ayudas agroambientales no se pierdan ningún año en la transición del actual ciclo de la PAC, al siguiente, que previsiblemente se hará en torno al 2021. “Se deben reprogramar los fondos del Plan de Desarrollo Rural o aportar fondos propios para que no se pierdan estas ayudas ningún año en Galicia, tal y como ya están haciendo comunidades vecinas. Para ganaderías que trabajan en ecológico o con razas autóctonas son una aportación fundamental para su viabilidad”, advierte Vilalba.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información