Sistelo, el ‘pequeño Tibet portugués’, mira a Galicia para potenciar su rural

Una comitiva procedente de la localidad portuguesa, famosa por sus bancales, visita iniciativas agroforestales en Galicia con el objetivo de incorporar ideas a sus proyectos

Publicidade
Sistelo, el ‘pequeño Tibet portugués’, mira a Galicia para potenciar su rural

La comitiva de Sistelo en su visita a los montes de Zobra (Lalín) donde, entre otros puntos, visitaron un colmenar.

Sistelo es una pequeña localidad del norte de Portugal, una de las freguesías (parroquias) de Arcos de Valdevez, situada en el parque nacional de Peneda – Gerês. Es conocida como el “pequeño Tibet portugués” por los bancales que conforman su paisaje y que guardan también cierta semejanza con la Ribeira Sacra.

Con poco más de 200 habitantes, las seis aldeas que forman esta localidad se encuentran inmersas en un proyecto para definir las estrategias de futuro que pueden aplicar para el desarrollo sostenible de la zona.

Trabajan en un proyecto para definir estrategias de futuro con las que lograr un desarrollo sostenible de la zona

“Es un proyecto que procura que todas las partes trabajen en conjunto para encontrar soluciones para en el futuro mantener la actividad económica y la calidad de vida”, explica Joana Nogueira, coordinadora del equipo técnico del proyecto Acontece in Loco – Montanha del Alto Minho.

En el marco de esta iniciativa que comenzó en el 2018, con financiación del Plan de Desarrollo Rural, una comitiva de Sistelo visitó en días pasados Galicia para conocer algunos de los proyectos que se están llevando a cabo en el campo gallego, tanto por parte de iniciativas privadas como por comunidades de montes vecinales.

Con esta experiencia pudieron ver cómo están trabajando para incorporar ideas a sus propios proyectos. El viaje les sirvió, además, para ratificar las semejanzas que hay entre los dos territorios y las dificultades que afrontan los productores y vecinos de las zonas rurales.

Implicar a todas las partes

La visita a Galicia es una de las líneas de trabajo con el vecindario que se están realizando en el marco del proyecto. El equipo técnico ya organizó charlas y encuentros en los que están implicando a los vecinos y a las distintas entidades que operan en la zona. “Este es un proyecto inmaterial, por eso estamos, sobre todo, hablando con la gente”, puntualiza Joana.

Joana Nogueira, coordinadora: “Muchos proyectos diseñan estrategias de espaldas a la gente. Nosotros intentamos hacer todo lo contrario”

Por este motivo, en la visita participaron vecinos de Sistelo y representantes de colectivos de la zona. Son un grupo heterogéneo: ganaderos, agricultores, apicultores, representantes de la cooperativa agraria y comuneros de los montes vecinales en mancomún (conocidos en Portugal como montes de baldio), así como personal del equipo técnico del proyecto.

“Muchos de estos proyectos diseñan estrategias de espaldas a la gente, con poca participación de quien vive allí. Son ideas que vienen de fuera. Nosotros estamos intentando hacer todo lo contrario. Queremos que las propuestas salgan de los propios vecinos y del conocimiento de su realidad”, indica Nogueira.

El grupo estuvo conociendo cómo trabajan en Biocoop.

Conocer el monte de Zobra y Biocoop

En Galicia, conocieron el trabajo que están haciendo en la cooperativa ganadera Biocoop, de Verín (Ourense), y en concreto, alguno de los ganaderos integrados en ella. Gracias a la colaboración de la Universidad de Vigo visitaron también la comunidade de montes vecinales de Zobra, en Lalín (Pontevedra).

A lo largo de dos jornadas se interesaron por el aprovechamiento que están haciendo a nivel ganadero, turístico y medioambiental estas dos iniciativas gallegas. Precisamente, quisieron centrar la visita en estos dos proyectos para conocer de cerca todos los pormenores de su gestión por las similitudes que guardan con las características de Sistelo. “Buscábamos ejemplos que nos fueran próximos tanto en los problemas que afrontan como en las posibles soluciones”, explica.

Las ganaderías de cachenas y razas autóctonas son el sector más importante hoy en Sistelo

Las ganaderías de cachenas y razas autóctonas son la principal actividad productiva de Sistelo a día de hoy, lo que motivó que se interesaran en conocer el funcionamiento de Biocoop y el manejo que hacen estos ganaderos gallegos en la montaña de Ourense. “Queríamos que los productores viesen por ellos mismos cómo trabajan en estas zonas”, ratifica Nogueira.

Una de las principales diferencias que sorprendieron a los ganaderos fue la disponibilidad de monte para el ganado. “En Sistelo no hay monte para todos los ganaderos que hay”, apunta uno de los participantes en la visita.

Personal de la comunidad de montes de Zobra comparte su experiencia con el grupo de Sistelo.

En el caso de Zobra, la recuperación y aprovechamiento para fines turísticos que hicieron en la comunidad de montes de las antiguas casas mineras fue uno de los principales motivos que los acercaron a la zona, además de las rutas de senderismo que diseñaron por sus montes.

Una vez en la zona, fueron conociendo su apuesta por la biodiversidad y la multifuncionalidade del monte. La comunidad de montes de Zobra cuenta con pequeñas plantaciones de pinos y acaba de realizar una plantación de castaños para fruto.

Además, la comunidad tiene convenios con ganaderos del lugar para que el ganado pueda aprovechar parte de los montes vecinales. De hecho, la comitiva visitó una de estas ganaderías que trabaja también con cachenas.

Equilibrio entre el turismo y la ganadería

Uno de los principales retos para Sistelo en la actualidad, que pretenden encaminar con este proyecto, es la convivencia de distintas actividades vinculadas al territorio, principalmente de la ganadería y el turismo.

Los bancales son un atractivo que genera un importante flujo turístico que intentan aprovechar y hacer sostenible

En estos momentos, la localidad está viviendo un importante boom turístico por el atractivo de su paisaje en bancales. Precisamente, recibió la distinción como Paisaje Cultural en la categoría de Monumento Nacional.

“Este reconocimiento suele ser para otro tipo de construcciones. En este caso es una construcción fruto de siglos de ocupación humana que generó los recursos naturales de los que depende”, comenta Nogueira.

Los bancales forman también parte de la Reserva de la Biosfera de la Unesco y de la Red Natura 2000 por su valor patrimonial, cultural y natural. Y además, en un popular concurso televisivo, Sistelo fue declarada como una de las 7 maravillas de Portugal en la categoría de aldea.

Sistelo-Portugal-

Los bancales caracterizan el paisaje de Sistelo.

“Todo esto está trayendo un importante flujo turístico a Sistelo que los vecinos tratan de aprovechar. Con el proyecto buscamos la manera de que este flujo sea sostenible y se mantenga en el tiempo para que las inversiones turísticas se rentabilicen”, indica Joana.

Precisamente, estos reconocimientos, que están sirviendo para revitalizar la feligresía, también están teniendo su incidencia en la actividad ganadera. Una de las cuestiones que afrontan los ganaderos son las trabas burocráticas para la modernización de sus granjas.

Una de las principales trabas para los ganaderos es la demora en las tramitaciones al entrar en la valoración varias administraciones

En los últimos años, el sector ganadero en la zona se fue profesionalizando y el número de ganaderías se redujo y se incrementó el número de cabezas de ganado que pastorean en el monte. Los ganaderos complementan la alimentación de las vacas principalmente con hierba y maíz que cultivan en los bancales.

“Los productores nos comentan que los procedimientos son complejos y se demoran en el tiempo porque entran muchos departamentos en la valoración”, explica Joana. De hecho, la declaración como Paisaje Cultural hizo que también tenga competencias el Ministerio de Cultura.

Otro de los “conflictos históricos” que afrontan las ganaderías de Sistelo es la presencia del lobo en los montes de la Peneda del Gêres. “Es una situación que es preciso armonizar y en la que también estamos trabajando”, comentan desde el equipo técnico del proyecto.

Proyectos demandados por el vecindario

En estas reuniones con los vecinos, el equipo técnico está recabando información que luego pueda ser útil para la puesta en marcha de iniciativas tanto personales e impulsadas por los propios vecinos como desde las administraciones.

Están detectando preocupaciones a distintos niveles. Una de las principales reivindicaciones es la necesidad de contar con servicios pensados para los mayores, ya que la población de estas zonas está cada vez más envejecida.

Las infraestructuras y las vías de comunicación son otro de los puntos en los que los vecinos hacen especial hincapié. Junto a ellos, la conservación del paisaje y de la singularidad de este espacio es otro de los ejes en los que se están centrando las propuestas manejadas.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información