SAN_SADURNIÑO_PASTO_VACAS_3

¿Que cambios se prevén en la PAC para los próximos dos años?

Este jueves el Consejo de Ministros de Agricultura de la Unión Europea y el Parlamento Europeo llegaron a un acuerdo político sobre la revisión intermedia de la Política Agraria Común (PAC) para el período 2018-2020, en espera de la próxima reforma prevista para después del 2020.

Los principales puntos del acuerdo son:

-Se mejora la definición de pastos permanentes, para incluir a los pastos arbustivos y bajo arbolado. Hasta ahora la no adaptación de la normativa europea a la realidad española ha acarreado importantes penalizaciones a los ganaderos del Sur de la Península, pero también de Galicia, donde se suprimieron las ayudas de la PAC para las superficies de pastos arbustivos y bajo arbolado de menos de 0,3 hectáreas.

-Se aumentan la ayudas directas para los jóvenes agricultores, con el objetivo de apoyar el relevo generacional en el sector agrícola.  Las subvenciones adicionales a los jóvenes podrán ser hasta un máximo del 50 por ciento superiores a la ayuda básica, frente al 25 por ciento actual, y desaparecerán los límites mínimo y máximo de hectáreas por explotación.

-Se amplían las disposiciones relativas al “paquete lácteo” más allá del 2020.

-Se flexibilizan las exigencias medioambientales introducidas en la última reforma de la PAC para acceder a los pagos directos, con el fin de facilitar su aplicación por parte de los agricultores, haciendo especial hincapié en la mejora de las condiciones para promover los cultivos proteicos fijadores de nitrógeno.

-Se acuerda impulsar las ayudas destinadas a financiar créditos y garantías bancarias para los agricultores, lo que se considera permitirá lograr un efecto multiplicador de los fondos públicos. Esos instrumentos cubrirán las ayudas para la primera instalación de los jóvenes agricultores, entre otras medidas.

-Se potenciarán los planes de seguros para compensar a agricultores y ganaderos por pérdidas de ingresos. Los cambios propuestos en la herramienta de estabilización de ingresos (IST por sus siglas en inglés) permitirán activar las ayudas a un sector cuando las pérdidas de ingresos representen un mínimo del 20%, en lugar del 30% actual. Además, la compensación se incrementará del 65% actual a un 70% para aquellos productores que perdieron más del 20% de su producción o ingresos anuales.

-Se dará más flexibilidad a los Estados miembros para reducir la burocracia, especialmente cuando se trata de la aplicación de la definición de agricultor activo.

-Se amplía a todas las organizaciones de productores reconocidas en el sector agrícola y ganadero la autorización para planificar la producción y negociar contratos de entrega con la industria en nombre de sus socios, sin contravenir las normas de competencia de la UE. Se considera que esto debería ayudar a fortalecer el posicionamiento de los agricultores en la cadena alimentaria. Hasta ahora, las negociaciones colectivas sólo estaban autorizadas para los productores de leche, aceite de oliva, carne de vacuno, cereales y cultivos herbáceos. Ahora se amplían a todos los sectores.

-En el sector del vino, el acuerdo avanza en relación con la gestión de las autorizaciones de plantación. En concreto, se defiende un reparto más equitativo entre los viticultores solicitantes de autorizaciones de nuevas plantaciones;  un trato prioritario a los jóvenes de empresas instaladas en las regiones productivas, y la eliminación del derecho a acceder a esas autorizaciones para los viticultores que dispongan de viñedos ilegales.

Por otra parte, la Comisión de Agricultura de la Unión Europea ha presentado una declaración aneja al acuerdo en la que se compromete a presentar antes de junio del 2018 una propuesta para la mejora de las relaciones entre los distintos eslabones de la cadena alimentaria. Este era un asunto crucial para la Eurocámara, que defiende la puesta en marcha de un marco legislativo para regular las prácticas abusivas ejercidas en detrimento sobre todo de los agricultores y ganaderos.

El acuerdo tiene que confirmarse en una comisión especial de Agricultura que se celebrará en el Parlamento Europeo el próximo lunes, 16 de octubre.

Descarga aquí la nota de prensa del acuerdo alcanzado