Manifestación el 11 de abril en Santiago para pedir medidas contra los ataques de la fauna salvaje en el campo

Publicidade
Manifestación el 11 de abril en Santiago para pedir medidas contra los ataques de la fauna salvaje en el campo

De izquierda la derecha: Roberto Louzán, Isabel Vilalba y Adolfo Cabarcos

El Sindicato Labrego Galego ofreció este lunes una rueda de prensa en Lugo para denunciar la indefensión que están sufriendo las granjas de toda Galicia ante los ataques de la fauna salvaje, y para anunciar la convocatoria de una manifestación por este motivo el próximo 11 de abril en Santiago de Compostela.

En la comparecencia ante los medios de comunicación, la secretaria general del SLG, Isabel Vilalba Seivane, expuso algunas de las principales demandas y riesgos derivados del aumento constante de los ataques de especies como jabalís, lobos, corzos o venados.

Una de las cuestiones más alarmantes, según Vilalba, es “la falta total de actuación por parte de las administraciones competentes ante el peligro de transmisión de enfermedades animales por la fauna salvaje”. “En Europa, ya se está luchando contra brotes de peste porcina africana transmitida por el jabalí; y otras enfermedades como la tuberculosis, que ahora está a raya tras años de estrictas campañas sanitarias, puede volver a resurgir si no se hace nada por detener el descontrol poblacional de algunas especies silvestres”, advirtió.

Indemnizaciones por el 100% de los daños causados

Otro de los temas sobre los que llamó la atención Isabel Vilalba fue el de la necesidad de indemnizar el 100% de los daños causados por la fauna salvaje. “De la misma manera que un ganadero o ganadera deben cubrir el 100% de los daños si un animal de su propiedad causa un accidente, la Administración debe hacer otro tanto con los daños causados por la fauna salvaje, que es un patrimonio natural del que debe ser responsable la sociedad en su conjunto. Y la única vía para que esto sea posible es que la propia Xunta de Galicia sea la responsable civil subsidiaria de los daños causados por especies animales silvestres”, defendió la secretaria general del SLG.

En la actualidad, en lGalicia sólo se cubren los daños causados por lobos y jabalís, pero de manera muy insuficiente y tras un largo trámite burocrático, que desanima a muchos ganaderos a solicitar las ayudas. Además, no hubo compensaciones por los ataques del jabalí entre 2016 y 2019; otras especies que causan también daños, como corzos y venados, no están cubiertas.

Dos ganaderos víctimas de los ataques de la fauna salvaje

Uno de los ganaderos que habló en la rueda de prensa, Roberto Louzán, de Cotobade (Pontevedra), es un buen ejemplo en el que se condensa todo lo dicho. Cuando se incorporó en la actividad ganadera, recibió una ayuda de la Xunta para hacerlo y compró un rebaño de 100 cabras. De ellas, unas 70 reses fueron víctimas de ataques de lobos. Como tenía que responder por la subvención concedida, tuvo que reponer el ganado, pero las nuevas reses enfermaron contagiadas por corzos y le obligaron a sacrificar otras setenta cabras. “Las indemnizaciones, de 24 euros por cabra, no dan para nada. No tienen en cuenta si la cabra es joven o vieja, si está preñada o no. Te dan 24 euros por animal y, por encima, a efectos fiscales computan como una subvención, por lo que tienes que pagar los impuestos correspondientes”, denunció.

Otro de los ganaderos que hablaron fue Adolfo Cabarcos, de Xermade (Lugo). Adolfo data el aumento de los ataques de los lobos en su zona desde la crisis de las vacas locas, a partir de la cual se institucionalizó la recogida obligatoria de cadáveres animales en las granjas y se le quitó una importante fuente de alimento a los lobos. “Desde entonces, los ataques se multiplicaron”, se queja Adolfo. “Hay comunidades como Asturias en las que está regulado el depósito de cadáveres animales a raya para alimentar la fauna salvaje, con el resultado de que zonas en las que eran habituales los ataques de lobo, estos dejaron de producirse. Aquí llevan varios años hablando de la posible creación de comederos para alimentar fauna salvaje, pero sin concretar nada”, lamentó.

Finalmente, Isabel Vilalba Seivane señaló también como una de las principales causas del aumento de los ataques de la fauna salvaje “la caótica ordenación del territorio que seguimos teniendo en Galicia”. “Se seguimos creando monte con plantaciones forestales en los núcleos habitados, en el entorno de las viviendas o en las tierras agrarias, la problemática de la fauna salvaje seguirá aumentando”, advirtió

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información