La Xunta permitirá cazar jabalís sin cupos en 33 ayuntamientos ante la sobrepoblación de la especie

Publicidade
La Xunta permitirá cazar jabalís sin cupos en 33 ayuntamientos ante la sobrepoblación de la especie

La Consellería de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda declarará la emergencia cinegética temporal en cuatro áreas gallegas que agrupan más de una treintena de ayuntamientos gallegos. Así lo adelantó esta mañana la directora general de Patrimonio Natural, Belén do Campo, durante una rueda de prensa sobre el plan de medidas de control del jabalí, quien aclaró que esta medida abarca a 33 municipios, 76 tecores (terrenos cinegéticamente ordenados) y 10 zonas libres, es decir, casi un 42% de la superficie de Galicia, que representa un total de 481.170 ha. Las comarcas en las que se declarará esta situación son: Betanzos-Eume, Terra Chá, Viana y Deza.

La directora general señaló que se trata de una decisión que adopta el Gobierno gallego tras constatar la existencia de daños ocasionados a la agricultura, con la que se permite abatir o capturar ejemplares de jabalí sin límites de cupo de ambos sexos, durante el período hábil de caza, que abarcará hasta el 29 de febrero de 2020.

Belén do Campo señaló que el Decreto 284/2001, de 6 de noviembre, por lo que se aprueba el Reglamento de Caza de Galicia, prevé que cuando en una comarca exista una determinada especie cinegética que resulte peligrosa para las personas o perjudicial para la agricultura, la ganadería, los montes o la propia caza, podrá declararse como zona de emergencia cinegética temporal, y determinarse las épocas y medidas conducentes a eliminar el riesgo y reducir el tamaño de las poblaciones.

Do Campo aclaró que, dada la situación actual, y con el fin de incrementar la efectividad en el control sobre las poblaciones del jabalí otra de las medidas previstas por la Xunta será la modificación de la normativa actual (Ley de caza), de manera que se pueda autorizar la caza mediante otras modalidades que se suelen emplear en la caza menor, como la caza “en mano” o al “salto”; a la vez que también se modifica la Resolución Anual de Vedas, que se publicará en el Diario Oficial de Galicia del próximo día 2 de octubre, con el objetivo de que en todos los ayuntamientos de la Comunidad las autorizaciones de caza por daños se realicen de manera inmediata y así dar una solución a la situación que está provocando esta especie, cada vez más habitual en las zonas periurbanas.

Belén do Campo explicó que la Xunta toma esta decisión teniendo en cuenta los datos que reflejan una sobrepresencia de jabalí en la Comunidad, pues hasta la fecha se han comunicado 3.907 avisos (a través del 112) por daños de jabalí, se abatieron 16.108 ejemplares (dentro de la temporada hábil y derivadas de acciones por daños), se autorizaron 31.724 cacerías y provocaron 1.805 accidentes de tráfico, según las cifras reportadas por la Dirección General de Tráfico a principios de septiembre.

Medidas en las áreas de emergencia cinegética

Así, la directora general explicó que en los terrenos cinegéticos se permitirá la caza durante todos los días de la semana, salvo en las zonas libres en las que se especifican ciertas salvedades en lo relativo a los días permitidos: así en el período que abarca hasta el 6 de enero de 2020, podrán realizarse cacerías de jabalí el lunes, martes, miércoles, viernes y sábados, siempre que no sean festivos; y desde el 7 de enero a 29 de febrero de 2020, ambos incluidos, podrán efectuarse cacerías los lunes, martes, miércoles y viernes, siempre que no sean festivos.

En ambos casos deberán realizar una comunicación previa a la correspondiente Jefatura Territorial con una antelación mínima de 10 días naturales. Al mismo tiempo, los tecores solo deberán comunicar las cacerías correspondientes a aquellas jornadas que no estén aprobadas en su plan anual de aprovechamiento de la temporada 2019/2020.

También se autorizan medidas de espera, de manera que se podrán agrupar varias jornadas en una sola comunicación. De manera excepcional, se podrá emplear un visor convencional óptico de aumento durante las prácticas nocturnas y fuentes luminosas para la iluminación de los albos o piezas de caza. Otras de las medidas que se habilita con esta situación es que se autoriza a los propietarios de los terrenos afectados a realizar, personalmente o mediante terceros,esperas, con autorización del titular del aprovechamiento cinegético; y se permitirá la captura de ejemplares mediante el empleo de jaulas.

Esta medida también será autorizada para los terrenos no cinegéticos y, en caso de que no sean efectivas, se permitirán esperas, previa solicitud del interesado y siempre que se acredite la existencia de daños.

En todos los casos, los ejemplares capturados mediante la aplicación de estas medidas en las áreas de emergencia cinegética temporal deberán identificarse mediante precintos y comunicarse a la correspondiente Jefatura Territorial en el plazo de 15 días.

Implicación de las administraciones

La directora general destacó una vez más la necesidad de que los ayuntamientos y las diputaciones provinciales se impliquen en las medidas informativas y preventivas de gestión de la biomasa forestal y de control de las zona de maleza, una colaboración que recordaremos nuevamente a través de la Federación Gallega de Municipios y Provincias (Fegamp), reiteró la directora.

Recordó que las zonas de maleza incontroladas son idóneas para la cría y el asentamiento de los jabalís, pues encuentran refugio y, en ocasiones, están muy cerca de zonas de producción agrícola o urbanas lo que propicia su incursión en la búsqueda de alimento.

La directora general reiteró una vez más la necesidad de que el Gobierno del Estado ponga en marcha lo antes posible la Comisión de seguimiento del jabalí, ya que no es una situación que afecte exclusivamente a Galicia, con el fin de hacer un seguimiento continuado y fijar unos criterios uniformes y claros para la elaboración de un estudio poblacional y establecer medidas conjuntas y globales que palíen la presencia de esta especie.

Por último, recordó que el impulso a esta Comisión ya fue solicitado por la conselleira de Medio Ambiente a través de una carta dirigida a la ministra de Transición Ecológica, y añadió que también se le trasladó la necesidad de habilitar fondos para hacer frente a posibles casos de peste porcina africana -que ya se han detectado en Europa-, al tiempo que de darse el caso de constatar la presencia de ejemplares afectados por la peste porcina africana, se solicitaría la colaboración del Ejército que- junto con la Federación Gallega de Caza- podrán formar grupos de cazadores especializados para llevar a cabo medidas preventivas y de control de la población del jabalí.

A continuación, se detallan las comarcas en las que se declarará la alerta cinegética temporal y los ayuntamientos que abarca:

Comarca
Ayuntamientos
Superficie
Betanzos- Eume
Aranga, Betanzos, Cabanas, A Capela,  Cueros, Curtis, Irixoa, Monfero, Miño, Oza dos Ríos, As Pontes, Paderne, Vilasantar, Vilarmaior.
121.550 ha
Terra Chá
Abadín, Begonte, Castro de Rei, Cospeito, Xermade, Guitiriz, Muras, A Pastoriza y Vilalba.
182.310 ha
Viana
A Gudiña, A Mezquita, Viana do Bolo y Vilariño de Conso.
74.630 ha
Deza
Dozón, Agolada,Lalín, Rodeiro, Silleda y Vila de Cruces.
102.680 ha
image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información