La escalada de daños de la fauna salvaje colma la paciencia del campo

Cientos de productores se manifiestan en Santiago en demanda de un control de las poblaciones y de la cobertura del 100% de las pérdidas. Los colectivos convocantes anuncian la continuación de las protestas “hasta que haya soluciones”

Publicidade
La escalada de daños de la fauna salvaje colma la paciencia del campo

Cabecera de la manifestación.

Cuando en la Edad Media estaban en pleno uso los fosos del lobo, los vecinos de las aldeas se juntaban en el monte para hacer ruido con cacharros, de forma que el lobo se espantara y se encaminara hacia el hoyo, donde ya no tenía escapatoria. Aquella estrategia de hacer ruido con cacerolas por los daños del lobo se actualizó ahora con un nuevo sentido. Chocas, cacerolas y sartenes pusieron hoy ambiente sonoro en una manifestación ganadera en Santiago por las pérdidas causadas por la fauna salvaje. La cita congregó a unos pocos centenares de productores que quieren encaminar a la Xunta a soluciones para los problemas del lobo y del jabalí en el campo.

La progresión de daños provocados por la fauna salvaje ha llegado en el agro a una situación que los productores describen como “de acoso y derribo”. En muchas explotaciones, las pérdidas anuales se cuentan en miles de euros y la situación ya colmó la paciencia de los productores, que piden medidas de control de las poblaciones y la cobertura del 100% de las pérdidas por parte de la Xunta.

Protesta con cacerolas y cencerros ante Medio Ambiente.

Protesta con cacerolas y cencerros ante Medio Ambiente.

‘Sin ganadería, no hay ecología’ o ‘La fauna más dañina, Feijoo y compañía’ fueron algunos de los lemas más coreados por los productores, que marcharon esta mañana entre la Consellería de Medio Rural y la de Medio Ambiente. La movilización representa el inicio de una serie de protestas, según anunció al final del acto la secretaria xeral del Sindicato Labrego, Isabel Vilalba. Junto con el Sindicato Labrego, convocaron la concentración de hoy la Fruga, Ovica y la Asociación de Perxudicados por la Fauna Salvaxe (Aperfasa Galicia), un colectivo de productores presentado a comienzos de año en Ferrolterra y Ortegal.

Las entidades convocantes esperan que en las próximas semanas haya otros colectivos agrarios que se sumen a la plataforma en demanda de soluciones a los daños de la fauna salvaje. “Este es el inicio de una protesta que parará cuando tengamos soluciones. La gente está desesperada y son muchas las explotaciones que hablan de echar el cierre”, advierte Isabel Vilalba.

El acto de hoy, aparte de congregar a las organizaciones convocantes, contó también con el apoyo simbólico de representantes institucionales, como el director gerente de Agaca, Higinio Mougán, o el alcalde de Muras, Manuel Requeijo, que se tiene significado por la demanda de medidas para frenar los daños provocados por el lobo en las ganaderías de su concello.

José Antonio Muiño. Asociación de Perxudicados pola Fauna Salvaxe (Aperfasa)

“Llegamos a un punto en el que o se toman medidas o el rural está sentenciado al abandono”

José Antonio Muiño.

José Antonio Muiño.

El presidente de la Asociación de Perxudicados por la Fauna Salvaxe (Aperfasa), José Antonio Muiño, explica su situación personal a modo de ejemplo de lo que sucede en muchas otras explotaciones. Muiño cuenta con 60 hectáreas en Narón que dedica al cultivo de maíz y trigo y en el último año perdió entre 5.000 y 6.000 euros por los daños del jabalí. “Es necesario tomar medidas de control de las poblaciones y pagar el 100% de los daños?”, demanda.

“Estamos ante un problema grave en muchas zonas y llegamos a un punto en el que o se toman medidas o el rural está sentenciado al abandono”, concluye el presidente de Aperfasa, un colectivo que desde comienzos de año está tratando de implicar a las distintas comarcas agrarias de Galicia en la demanda de soluciones.

El presidente del colectivo recuerda además que el problema de la fauna salvaje ya no es agroganadero. “El jabalí es un problema de seguridad vial y social, pues ya hubo ataques a personas y en algún momento podemos llegar a lamentar desgracias que no se desean”, advierte.

Un momento de la protesta.

Un momento de la protesta.

Diego Fernández, presidente de Ovica

“Siempre convivimos con la fauna salvaje, pero ahora las poblaciones están descontroladas”

Ovica, la asociación que aglutina a los productores de ovino y caprino de Galicia, se ha sumado a la movilización de hoy por la situación límite a la que percibe que llegaron los daños de la fauna salvaje. Su presidente, Diego Fernández, advierte del impacto de jabalís y lobos sobre las explotaciones socias.

“El jabalí es uno de los mayores problemas que tenemos en el campo todos los sectores productivos. Nos limita mucho los cultivos y poner las tierras a producir es un gran riesgo en muchas ocasiones por los daños esperados”, advierte.

Sobre el lobo, Fernández destaca que el ritmo de ataques es “de acoso y derribo diario”. “La Administración tiene que tomar medidas. Siempre convivimos con estos animales, pero estamos en una fase en la que las poblaciones están descontroladas. Por muchas medidas de prevención que intentes tomar, no son suficientes. Con los perros mastines, por ejemplo, hay situaciones en que los lobos han sacado a los perros del rebaño y después lo atacan. Está claro que tenemos que seguir con las medidas de prevención, pero son insuficientes”, subraya.

Asistentes a la mobilización durante la lectura del manifiesto final.

Asistentes a la mobilización durante la lectura del manifiesto final.

Elías Somoza, coordinador de Ganadería de la Fruga

“Si la fauna salvaje es un bien social, que la sociedad asuma todos los daños”

El coordinador de Ganadería de la Fruga, Elías Somoza, incide en la necesidad de medidas estructurales para abordar el descontrol de las poblaciones. “Nunca un estudio serio se hizo sobre el impacto del jabalí en el campo y sobre qué medidas efectivas hay que tomar. Desde luego, una de las cuestiones importantes es que haya una ordenación territorial que haga posible la convivencia con la fauna salvaje en el campo y si la fauna salvaje se sigue considerando un bien social, no podemos asumir siempre los ganaderos los daños. Tendrán que ser asumidos por el conjunto de la sociedad”, reclama.

Isabel Vilalba. Sindicato Labrego Galego

“Las protestas cesarán cuando tengamos soluciones”

La secretaria xeral del Sindicato Labrego, Isabel Vilalba, considera la movilización de hoy el punto de inicio de una serie de acciones en demanda de medidas. “Los daños van a más y las medidas de la Xunta son continuidad de lo que nos trajo hasta aquí. Hay comarcas que ya renuncian a plantar maíz y explotaciones desesperadas”, resume.

La marcha discurrió entre Medio Rural y Medio Ambiente.

La marcha discurrió entre Medio Rural y Medio Ambiente.

Vilalba recuerda que en el 2013 se aprobó una ley de caza en la que estaba prevista la creación de un fondo de corresponsabilidad para daños, “que sigue sin crearse 6 años después”, cuestiona. “Defendemos la responsabilidad civil subsidiaria de la Administración en el 100% de los daños”, señala.

La secretaria xeral del Sindicato Labrego subraya también los peligros sanitarios que lleva consigo la cercanía del jabalí con el ganado. “Las ganaderías están alarmadas por la expansión de la peste porcina en Europa, en tanto en el sur de España ya se documentó la transmisión de tuberculosis o brucelosis al ganado a partir de la fauna salvaje. Las ganaderías tienen miedo cuando se encuentran con el jabalí en los comederos o en los bebederos del ganado”, expone Vilalba, que concluye que las movilizaciones no cesarán “hasta que tengamos soluciones”.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información