Impulsan una iniciativa legislativa popular para cambiar la gestión del jabalí

Unións Agrarias recoge firmas en demanda de un control de la especie. "Es necesario un censo y determinar una densidad máxima por zonas para reducir daños y riesgos", expone el secretario general de la organización, Roberto García

Publicidade
Impulsan una iniciativa legislativa popular para cambiar la gestión del jabalí

Félix Porto y Roberto García, en rueda de prensa.

La expansión que viene experimentando el jabalí en Galicia ha llegado hasta el punto de convertir la especie en un problema social. El aumento de siniestros de tráfico causados por el cerdo bravo, más de un millar cada año, y su incursión en las principales ciudades gallegas han puesto al animal en un primer plano mediático y político. “Es triste que diez jabalís en la muralla de Lugo merezcan más atención que los 15 millones de euros de pérdidas que causa la especie en el campo”, valora el secretario general de Unións Agrarias, Roberto García, que compareció hoy para anunciar una iniciativa legislativa popular en demanda de cambios en la gestión del jabalí.

La organización agraria aprovecha la alarma social que está causando el jabalí para llevarla a su terreno. Unións anuncia que iniciará de manera inmediata la recogida de firmas para conseguir en el Parlamento de Galicia un debate legislativo sobre la gestión del animal.

“Esta primavera le propusimos a Medio Rural un plan piloto para la gestión del jabalí en el Deza, pero visto que hicieron oídos sordos, será la ciudadanía la que fuerce la discusión de cambios legislativos en el Parlamento”, señala García. “Si pensamos que el problema se va a resolver con unos arqueros a las puertas de Lugo o con algunas jaulas contadas que se repartieron por Galicia adelante, estamos listos”, cuestiona.

Establecer densidades
Unións pide en primer lugar un censo de la especie, de cara a establecer con criterios técnicos densidades máximas por zonas o comarcas. “Tenemos que determinar con cuántos jabalís podemos convivir en cada zona para que los daños sean gestionables y asumibles, tanto en el campo como en siniestros de tráfico. Hay que considerar además el riesgo evidente que representa la especie para el sector porcino en caso de que continúe avanzando por Europa la peste porcina africana”, señala García, que ofreció hoy una rueda de prensa conjunta con Félix Porto.

“Si hasta el momento lo que se hizo no funcionó y seguimos haciendo lo mismo, no hay solución posible”, valora García, que reconoce el papel que juegan los Tecores en el control de la especie, pero advierte de que son insuficientes. “La caza social tiene dificultades para el control de la especie. Puede ser necesario profesionalizar algunas cuadrillas de cazadores que estén dispuestas a implicarse en el control del cerdo bravo, contratar empresas de gestión o incluso utilizar el ejército, como ya se está haciendo en Centroeuropa, pero hay que buscar soluciones”, señala el secretario general de Unións.

Sobre las indemnizaciones convocadas este año por la Xunta para paliar las pérdidas causadas por el jabalí en el campo, García las tacha de electoralistas e insuficientes. “Estas ayudas son como el Guadiana, aparecen cuando hay elecciones y luego desaparecen durante años”, critica.

Unións aspira a que haya este otoño un debate legislativo sobre el jabalí en el Parlamento gallego y a que se adopten medidas de inmediato, que puedan ser aplicables en el 2020. “Perfectamente se pueden adoptar medidas a través de la ley de acompañamiento de presupuestos, que sale a final de año”, valoran.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información