El Sindicato Labrego teme que haya “ acaparamiento de tierras” en los planes de la Xunta para poner en producción fincas abandonadas

Publicidade
El Sindicato Labrego teme que haya “ acaparamiento de tierras” en los planes de la Xunta para poner en producción fincas abandonadas

El conselleiro de Medio Rural en una visita al ayuntamiento de Sober, donde está previsto arrendar veinte hectáreas de superficie abandonada a pastizales y cultivos

El Sindicato Labrego Galego va a iniciar una ronda de contactos con los partidos políticos con representación en el Parlamento de Galicia para pedirles información sobre los planes piloto de movilidad de tierras que está desarrollando la Consellaría de Medio Rural en comarcas como Lemos, Ancares, Courel, O Ribeiro o Verín.

Para el SLG, las políticas de movilidad de tierras “no solo son necesarias, sino que se antojan indispensables”. Sin embargo, advierte de que “tal y como están diseñados estos planes piloto de movilidad de tierras, crean serias dudas sobre los criterios de asignación de fincas que se están siguiendo.”

En concreto, desde la organización agraria afirman que “ahora mismo, tenemos constancia de que hay empresas o entidades que llevaban mucho tiempo detrás de fincas que, con estos planes y valiéndose de fondos públicos -se llevan gastados más de tres millones de euros para acondicionar y preparar las tierras- , están consiguiendo esos predios sin coste alguno”.

Por el contrario, desde el Sindicato Labrego, defienden que “el reparto debe hacerse en base a unos baremos transparentes, objetivos y públicos que primen aspectos para la concesión como la cercanía de las granjas solicitantes a esas tierras, la incorporación de gente joven o la fijación de población en el rural”.

El SLG denuncia que la Consellería proporciona “información privilegiada para proyectos de gran envergadura”

“Por desgracia, ahora mismo desconocemos los criterios con los que la Consellaría de Medio Rural está repartiendo las tierras de los planes piloto, con concesiones que pueden llegar a los 30 años de arrendamiento, y sospechamos que hay empresas y grandes cooperativas con información privilegiada que se están beneficiando claramente de estas acciones en detrimento de otras granjas más necesitadas de tierra”, advierten.

Por último, desde el Sindicato Labrego también critican los criterios del gobierno de la Xunta para declarar una tierra en estado de abandono para incluirla en estos planes de movilidad. “Por ejemplo -explican-, pueden declararse en estado de abandono las tierras de una comunidad de montes por aspectos puramente burocráticos como no haber renovado la directiva en el plazo previsto”.

La Consellería de Medio Rural prevé poner en producción unas 10.000 hectáreas de tierras abandonadas en 15 proyectos piloto

Recuperar tierras abandonadas para crear riqueza y empleo en el rural y evitar los incendios forestales es la medida estrella que se marca la Consellería de Medio Rural para lo que queda de legislatura.

En este sentido, el conselleiro José González anunció recientemente que su departamento aprobará en el primer semestre de este 2019 una ley de movilidad de tierras que le dé seguridad jurídica tanto a los propietarios de la tierra como a los arrendadores, así como permita que la Xunta de Galicia pueda intervenir en todas aquellas parcelas cuyo propietario está ilocalizable (se estima que el 30% de los 11 millones de parcelas de Galicia están en esta situación).

El siguiente paso que anunció el conselleiro de Medio Rural sería poner en marcha 15 polígonos agroforestales de carácter piloto, con una superficie total de unas 10.000 hectáreas, de tierras abandonadas de alta calidad agraria, para ponerlas a disposición de agricultores y ganaderos interesados en cultivarla.

El departamento que dirige José González actuará como intermediario entre propietarios y arrendatarios, confiando en que estos alquileres constituyan un complemento interesante para muchos pensionistas. En el caso de las parcelas ilocalizables, las rentas que se paguen está previsto que vayan al erario público de la Xunta de Galicia.

Destacan también fuentes de la Consellería que “el control público de este proceso por parte de la Xunta de Galicia evitará que haya acaparamiento de tierras por parte de unos pocos”.

“Hace 10 años este proceso de movilidad de tierras no se podría hacer porque aún había mucho apego a las fincas, pero hoy para muchos herederos estas fincas son un auténtico problema”, señalan las mismas fuentes.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información