5 claves para el éxito de una concentración parcelaria

Recogemos algunas de las claves que determinan el éxito o fracaso de los procesos de reestructuración parcelaria. Abordamos también algunos de los requisitos de esta reorganización del territorio

Publicidade
5 claves para el éxito de una concentración parcelaria

Paisaje de minifundio

Uno de los principales atrancos para las explotaciones agrarias y ganaderas en Galicia es la limitación de disponer de la superficie territorial necesaria. La fragmentación de la propiedad, sumado al abandono de la tierra -con más de 32.000 ha yermas-, son factores que limitan el aprovechamiento productivo.

Las concentraciones parcelarias, fueron la herramienta para hacer frente a esta situación, pero muchos de estos procesos se dilataron en el tiempo. Desde el 2015, estos procedimientos pasan a denominarse de reestructuración parcelaria luego de una revisión para agilizar los plazos y lograr que fueran más eficientes y desde su aprobación, los procesos en marcha ya se fueron adaptando a la Ley 4/2015.

Abordamos algunas de las pautas sobre los procesos de reestructuración del territorio con la jefa de servicio de Infraestructuras Agrarias de Lugo, María Pérez, que ofreció una charla sobre las herramientas para la movilidad de la tierra en Galicia, organizada por la Oficina Agraria Comarcal de Lugo. Recogemos cinco claves que condicionan el éxito de este proceso:

1) Disponibilidad presupuestaria

La disponibilidad presupuestaria es uno de los principales condicionantes para el desarrollo de este proceso de reestructuración del territorio debido al coste económico que tiene una actuación de esta envergadura. A pesar de eso, “la Consellería de Medio Rural está a invertir anualmente más de 20 millones de euros en una apuesta clara por los proyectos de reorganización de la propiedad”, explica Pérez. El elevado número de solicitudes presentadas, como reconocen desde la Consellería de Medio Rural, condiciona atender todas las demandas tramitadas y están siguiendo un proceso de selección atendiendo a la prioridad y beneficios que puede reportar para la zona.

2) Predisposición de la zona al proceso

Una vez que se cuenta con fondos económicos para afrontar el proceso, otra de las claves que va a determinar que la reestructuración parcelaria se desarrolle de manera ágil viene marcada por la predisposición de la zona a someterse al proceso. Aquí entran en juego dos tipos de condicionantes:

-La voluntad de la mayoría de los vecinos y propietarios de las fincas a afrontar este proceso de organización del territorio. “Es fundamental que la gente sea consciente de los beneficios que va a traer para la zona este tipo de reorganización de la superficie: menor número de parcelas que proporciona un mayor aprovechamiento productivo”, argumenta la responsable del servicio de Infraestructuras. El respaldo de los implicados al proceso contribuye a que éste sea más rápido.

-Las propias características de la zona van a determinar también que la parcelaria se dilate más o menos en el tiempo e, incluso, que se pueda llevar a cabo. Las limitaciones medioambientales o relacionadas con el patrimonio, son factores determinantes.

“Nosotros dependemos de las autorizaciones de otros organismos al igual que cualquier particular. A veces, estos permisos son incluso más exigentes dado el impacto que tiene en su conjunto este tipo de procesos. Existen un importante número de limitaciones sectoriales. La gente piensa que vamos a poder afrontar limitaciones que ellos intentaron superar antes a título particular y, lo cierto, es que estos procesos también están sujetos a ellas, aunque pueda haber ciertas concesiones por actuar por un conjunto”, apunta Pérez.

“La gente cree que podemos afrontar limitaciones que ellos intentaron superar antes pero estos procesos también están sujetos a ellas”

Los condicionantes más habituales son aquellos que vienen dados por la Red Natura, los yacimientos arqueológicos, los cursos fluviales, pasos de agua, canalizaciones (que van a determinar la reestructuración), pero también los taludes, los balados, algunos caminos por su singularidad…”Nosotros tenemos que cumplir unas directrices de ordenación del territorio y paisajísticas en todo el proceso. Tenemos que integrar todas las normativas para el proyecto e intentar ofrecer la mejor solución”, reafirma.

La titularidad de la fincas también influye directamente en el proceso. Si existen muchas parcelas en las cuáles es difícil identificar al propietario y localizarlo también hace que sea más complejo y se prolongue la resolución de la parcelaria.

“Cuantas más limitaciones vengan impuestas en la zona de actuación más va costar llevar a cabo el procedimiento”, reconoce la experta.

3) Visión colectiva

“Cada uno de los propietarios involucrados en este proceso va a salir beneficiado, pero sobre todo, va a haber un beneficio conjunto, para todos los implicados. Muchas veces esta falta de visión colectiva es lo que más atrancos ocasiona, ya que es cuando comienzan los recursos que van a dilatar en el tiempo el procedimiento”, argumenta Pérez. Por eso, para la jefa de servicio es clave que durante todo el proceso haya una concienciación de que el procedimiento mejorará las condiciones de todos los implicados para facilitar su tramitación.

4) Recuperación de terrenos

La nueva normativa, la ley 4/2015 de reestructuración parcelaria, “va más allá del concepto de concentración y al margen de procurar mejorar la calidad de vida en el rural también está pensada para fomentar la actividad en este ámbito”, explica Pérez. Esta concepción de la nueva norma influye a la hora de desarrollar la parcelaria.

Uno de los cambios más significativos es que la normativa establece que la iniciativa para solicitar una parcelaria debe venir del 70% de los titulares de explotaciones inscritas en registros oficiales y no sólo por los propietarios de la tierra, como acontecía anteriormente.

También se valora la fragmentación del territorio en esa zona. “Aunque esta fragmentación se da en todas las solicitudes que se presentan, en algunas zonas es más acusado al ser el tamaño de la parcela más reducido”, concreta.

5) Atender a las vocaciones del terreno

Como explica María Pérez, la nueva normativa presta especial atención al potencial de la zona sobre la que se contempla la parcelaria. “Este procedimiento también va a buscar reducir el número de predios pero lo va a hacer adaptado al potencial productivo de cada zona y a las necesidades que tienen”, concreta. Esto también cambia e influye en el reparto de las tierras que va a estar condicionado por los compromisos que se puedan fijar para garantizar actividad productiva. A la hora de atender a las peticiones de reparto de propiedades en una zona u otra tendrán en cuenta para concederlas que se puedan sellar compromisos para mantener la actividad.

Los requisitos para que una parcelaria funcione

A la hora de afrontar un proceso de reestructuración parcelaria, María Pérez señala algunos de los requisitos que van a permitir que este proceso funcione y no acabe prolongándose en el tiempo.

a) Buena base

La clave para Pérez a la hora de afrontar la parcelaria es contar con una ‘buena base’ conformada por la solicitud del mayor número de propietarios y de los profesionales de la zona afectada, ya que eso es garantía de que el proceso es requerido por los implicados y los atrancos derivados de la oposición serán reducidos. “El consenso es fundamental para que el proceso sea fluido”, puntualiza.

b) Trámite ambiental

Las limitaciones o condicionantes de la zona para afrontar estos cambios en la estructuración son fundamentales para determinar que funcione. “Este es un punto donde el proceso se puede prolongar más en aquellos casos en los que hay necesidad de hacer más estudios de los que habitualmente se llevan a cabo”, explica Pérez. A veces, por este tipo de condicionantes incluso se debe excluir parte de la zona, o sólo hacer labores de mantenimiento.

c) Investigación

Una vez que se afrontaron estos dos pasos previos, otro de los factores que condiciona el proceso es la colaboración de los propietarios y de los vecinos en la fase de investigación que llevan a cabo los técnicos. Una investigación sobre el terreno para localizar los lindes de las parcelas, las particularidades que puedan tener (cargas o gravámenes) e identificar a los propietarios. “El objetivo es conseguir que el parcelario se ajuste a la realidad para reducir el número de trámites de reclamaciones y correcciones de errores”, concreta.

d) Oposición vecinal

La oposición vecinal es lo que lastra este procedimiento a base de recursos y alegatos, por lo que lo fundamental es contar con el mayor respaldo social antes de comenzar con las parcelarias. “Por muy beneficiosa que pueda resultar una parcelaria para una parroquia o aunque haya una parte de la población que la demande, si la oposición vecinal es muy alta no se puede continuar con el proceso”, aclara.

Recomendaciones

A la hora de iniciar las tramitaciones de una reestructuración parcelaria, Pérez señala dos recomendaciones antes de afrontar el proceso:

Lograr consenso

Lo fundamental es lograr el consenso de la zona, tanto de los propietarios, como de los profesionales vinculados a la tierra así como de los propios vecinos.

Orientaciones técnicas

Pérez insta a solicitar asesoramiento técnico para aquellas zonas en las que estén pensando en solicitar la parcelaria puesto que, en muchos casos, existen otro tipo de herramientas que se ajustan mejor a las necesidades que una parcelaria y que pueden resolverse con más agilidad y con resultados similares, como pueden ser la reestructuración personal o proyectos de movilidad que no estén tan enfocados a la propiedades y más al aprovechamiento de las tierras. “Cuando conocemos las características de la zona podemos asesorarle las herramientas que mejor se le pueden ajustar, la tipología de procedimiento que puede ir más acorde en cada caso y que luego ellos puedan valorar por que vía optar”, concreta.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información