Una plaga de ratas afecta a más de 2.000 hectáreas de praderas en la montaña de Lugo

Unións Agrarias reclama una actuación urgente de la Consellería do Medio Ambiente para frenar el avance de los roedores, que ya se extiende por los concellos de Pedrafita, Triacastela, Samos y O Courel

Una plaga de ratas afecta a más de 2.000 hectáreas de praderas en la montaña de Lugo

Los roedores reducen la producción de las praderas y la calidad del forraje. / Imágenes: Unións Agrarias.

Una plaga de ratas está causándole un serio problema a alrededor de trescientas ganaderías de la montaña lucense, que se ven afectadas por los daños que los roedores causan en las praderas. El epicentro del problema se sitúa en los concellos de Pedrafita y Triacastela, pero en los últimos meses ya se extendió a parroquias vecinas de los municipios de Cervantes, Folgoso do Courel, As Nogais o Samos. Unións Agrarias ofreció hoy una rueda de prensa para demandar medidas de la Consellería de Medio Ambiente.

La organización agraria había mantenido una reunión con Medio Ambiente en el mes de abril, cuando después de un invierno suave ya se veía que la plaga de ratas iba a más. “Llevamos dos años con ciertos problemas, pero ahora tenemos ya una plaga que está causando pérdidas muy importantes. Medio Ambiente comprometió en abril con nosotros un trampeo masivo. Sólo nos pidió colaboración para que los titulares de las tierras autorizaran los trabajos de trampeo, a lo que estábamos totalmente dispuestos, pero no volvimos a tener noticias de la Consellería”, explica Iván Raposo, responsable de Unións Agrarias en Becerreá.

Daños en una pradera en la que se aprecian los agujeros y la tierra acumulada por los roedores.

Daños en una pradera en la que se aprecian los agujeros y la tierra acumulada por los roedores.

Así las cosas, las ratas están causando serios daños en las praderas, que perforan con multitud de galerías subterráneas, dejando las fincas salteadas de montones de tierra. “Los prados bajan mucho en producción y cuando hay algo de sequía en verano, secan muy rápido. Eso si hablamos de parcelas en pastoreo. Si se quiere recoger forraje, hay el problema a mayores de que la hierba lleva mucha tierra mezclada, por lo que las vacas no quieren comerla bien y posiblemente hasta les siente mal en algunos casos”, detalla Iván.

La entrada de maquinaria en las fincas afectadas incluso deparó averías y atascos, pues a causa de las galerías de los roedores, se hunde el terreno con la maquinaria, lo que dificulta el trabajo mecanizado.

toupas ratas Triacastela2

Unións Agrarias espera que la Consellería de Medio Ambiente adopte medidas inmediatas para solucionar el problema, que calculan que afecta a unas 2.000 hectáreas y 300 ganaderías. Con la rueda de prensa de hoy, la organización quiso trasladar públicamente la inacción de la Administración hasta el momento para enfrentar la plaga. Comparecieron en la rueda de prensa Iván Raposo junto a Miguel Tomé (Sarria) y Félix Porto, de la ejecutiva gallega de la organización.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información