Tecnocun: La estrategia para minimizar el uso de antibióticos en cunicultura

Este proyecto de investigación, impulsado por la cooperativa Cogal, pone el foco en el desarrollo de vacunas y en mejoras en la nutrición de los animales para minimizar el uso de antibióticos. Conocemos en qué aspectos trabajan

Tecnocun: La estrategia para minimizar el uso de antibióticos en cunicultura

Reducir el uso de antibióticos es un reto que está presente en todos los sectores ganaderos y en el que se está trabajando desde hace años. Aunque España es aún el segundo país en el que más se utilizan los antibióticos, en un momento en que Europa fomenta la producción casi sin estos fármacos. Una de estas iniciativas para minimizar el empleo de antibióticos es el proyecto Tecnocun, centrado en la producción de conejos, impulsado por la cooperativa Cogal.

Este estudio se ha focalizado tanto en trabajar por la obtención de vacunas como en diseñar soluciones tecnológicas para los piensos con el fin de reducir el uso de los antibióticos. Conocemos los detalles de estas investigaciones presentadas, en días pasados, en las jornadas de cunicultura celebradas en la Feria Cimag Gandagro.

Vacunas para reproductoras y gazapos

Uno de los apartados en los que se ha centrado este proyecto es en controlar las enfermedades provocadas por bacterias coliformes, como E-Coli, y coccidios, que afectan directamente al sistema digestivo de los conejos y que provocan que sea necesario un tratamiento a base de antibióticos. En este sentido, han desarrollado vacunas tanto para reproductoras como para gazapos. Se trata de vacunas bivalentes que buscan hacer frente a estos procesos digestivos que, en buena parte de los casos, son provocados por varios patógenos.

Han desarrollado vacunas bivalentes para afrontar enfermedades provocadas por bacterias como E-Coli

Además, su trabajo de desarrollo de vacunas también les ha servido para analizar la transmisión de la inmunidad de las madres a los gazapos y comprender mejor cómo utilizar las vacunas y obtener mejores resultados en la granja. “Esta investigación nos ha valido mucho para conocer cómo actúan las autovacunas y mejorar también en su aplicación”, especifica el veterinario de Cogal, Julián Gullón Álvarez.

Cogal ya había trabajado antes sobre el control de patologías digestivas en el proyecto Conecun, que ha servido ahora de base para esta investigación.

Mejorar las dietas

Para reducir el uso de antibióticos, este estudio también ha incidido en la dieta de los conejos y, en concreto, en el consumo de estos fármacos ya en los piensos. Así, han estudiado cómo evolucionan las patologías debidas al E. Coli después de realizar controles de diagnóstico en la granja y estudios para determinar la susceptibilidad de estas bacterias.

Otra de las patologías intestinales a la que han prestado especial interés ha sido a la Coccidiosis. De manera que han realizado varios trabajos para evitar que los coccidios se transmitan de la madre a su camada a través del nido.

Han realizado estudios para reducir la incidencia de coccidios a base de incluir productos naturales en la dieta de los conejos

También han introducido distintos productos naturales frente a los coccidios en conejos en fase de cebo. “Estamos teniendo resultados realmente interesantes que nos invitan a seguir profundizando en estos productos naturales”, indica Julián Gullón.

Estos trabajos de investigación también han incluido una fase de monitorización en la que han comprobado la evolución de los conejos que han sido alimentados con piensos con tratamientos para enfermedades intestinales frente a aquellos que han sido alimentados con piensos sin ningún tipo de tratamiento. Este seguimiento les ha permitido analizar las diferencias entre unos animales y otros y apreciar las transformaciones de la flora intestinal de los conejos tras incluir en la dieta los piensos con tratamientos.

Conocer los microorganismos

También con el objetivo de reducir el uso de antibióticos, en este proyecto se ha llevado a cabo un estudio a nivel metagenómico, es decir, una investigación de todos los microorganismos del aparato digestivo de los conejos, mediante la extracción y análisis del ADN de los animales. “Esto nos permite conocer el estado del aparato digestivo, incluso en conejos sanos, de manera que podamos anticiparnos, en algunos casos con el aporte de probióticos o prebióticos, antes de que los animales enfermen”, concreta el veterinario.

Combinar prevención y mejoras en alimentación

Tal y como explicaban desde el departamento de veterinaria de Cogal, el proyecto cuenta también con una fase en la que se apuesta por combinar tanto las medidas desarrolladas en el campo de la alimentación como en materia de prevención con las vacunas. Esta fase, en la que todavía se encuentran trabajando, comprende también un contacto directo con las granjas cunícolas “a las que iremos trasladando todas las novedades que surjan con el trabajo”, aseguran.

En el proyecto liderado por Cogal también han participado las empresas Cooperativa Orensanas Coren, que ha contribuido sobre todo con su experiencia en la producción de piensos para conejos, y la firma CZ Vaccines, centrada en el desarrollo de las vacunas. De hecho, estas tres empresas han formado un consorcio para poder asumir la inversión en I+D+I de más de 1 millón de euros que ha supuesto el proyecto.

Junto con estas firmas empresariales, en el proyecto también ha participado el grupo Invesaga, de la Facultad de Veterinaria de Lugo, así como el Centro Tecnológico de Acuicultura (Cetga) o la empresa Geneaqua, encargada de la investigación en metagenómica, entre otros colaboradores.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información