Resultado de la subasta de Acruga en la Granja Gayoso Castro

Se adjudicaron 29 de las 32 reses presentadas y las preñadas logaron un precio medio de 2.000 euros. La mayor cotización, de 2.350 euros, la logró una vaca parida vendida con su cría de 10 días

Resultado de la subasta de Acruga en la Granja Gayoso Castro

2.350 euros pagaron por esta vaca con su cría

La subasta de novillas que Acruga celebró este sábado por la mañana en las nuevas naves de la granja Gayoso Castro finalizó con la venta de 29 de las 32 novillas presentadas. Las preñadas alcanzaron, tras la venta de los 16 animales presentados, un precio medio de 2.000 euros.

La mayor cotización fue, sin embargo, para una vaca parida que se vendía conjuntamente con su cría de 10 días, y que fue adquirida por un ganadero de Friol por 2.350 euros. El precio medio de las reses preñadas, de 2.000 euros, mantiene la línea de los registrados en el resto de subastas que Acruga ha organizado a lo largo de este año.

El buen tiempo ayudó a que la puja de esta mañana en Castro de Riberas de Lea, la cuarta edición que se lleva a cabo en la granja Gayoso Castro, congregara a numeroso público y que la subasta estuviera animada. Poco antes de comenzar, un total de 32 ganaderos sacaron la tarjeta que les permite pujar. El saldo de esta nueva subasta fue de 29 reses adjudicadas de las 32 presentadas, un balance que desde la Asociación de Criadores de Raza Rubia Gallega calificaron de “positivo”.

A la subasta acudió el diputado provincial de Medio Rural, Lino Rodríguez Ónega, también responsable de la granja Gayoso Castro, y el presidente de Acruga, César Dorado.

Se adjudicaron novillas para ganaderías de toda Galicia

Las 16 novillas preñadas, con un precio de salida de 1.800 euros, fueron adquiridas por ganaderos de A Coruña, Friol, Antas de Ulla, Pedrafita do Cebreiro, Palas de Rei, Becerreá, Outeiro de Rei y Lalín. Se adjudicaron todas con un precio medio de 2.000 euros, cifra similar a las obtenidas en el resto de subastas celebradas por Acruga en este 2016.

La mayor cotización fue la que alcanzó una vaca parida que se subastaba con su cría de apenas 10 días, por la que un ganadero de Friol pagó 2.350 euros. Se trata de Rubén Penín Rouco, titular de una explotación familiar de unas 55 cabezas en Portela, que explicaba al término de la puja que era la primera vez que acudía a una subasta de este tipo. La calidad de las novillas le parecía muy buena, lo que le llevó a la larga a pujar y adquirir hasta 9 ejemplares de los subastados hoy.

De las otras 15 vacas, sin preñez, se adjudicaron 12, con un precio medio de 1.655 euros, aunque hay que tener en cuenta que al tratarse de novillas sin gestación el precio de salida se situó en 1.600 euros. Los compradores fueron ganaderos procedentes de Becerreá, Friol y Palas de Rei, además de la explotación Eloy Gómez Crespo y Otros, que adquirió seis de estos ejemplares para destinar a su explotación de Ourense, con unas 30 cabezas de ganado, que cambió su actividad de vacuno de leche a carne.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información