Récord de precios en la subasta de Acruga

Una de las novillas se adjudicó en 3.550 euros, el precio máximo alcanzado en las pujas de la Asociación, en tanto el precio medio llegó a 2.857 euros, también tope histórico de cotizaciones medias

Récord de precios en la subasta de Acruga

Ejemplar que alcanzó el precio récord en la subasta de Acruga, con 3.550 euros.

Las primeras subastas de la temporada de Acruga, con una tendencia al alza de los precios, hacían presagiar que la celebrada este viernes en Pedrafita do Cebreiro (Lugo) lograría buenas cotizaciones, pero no se esperaban los precios de récord alcanzados, que reventaron todos los registros de las pujas de la Asociación de Criadores de Rubia Galega (Acruga). Por una novilla preñada se llegaron a pagar 3.550 euros, máximo histórico, y el precio medio se situó en 2.857 euros, también tope de siempre. Todas las compras contaron con una ayuda de 200 euros de Caixa Rural Galega.

La primera de las pujas ya marcaba la tónica de animada rivalidad entre los 26 ganaderos participantes, la mayoría de la provincia de Lugo, que retiraron tarjeta para poder optar a la compra de algunos de los siete animales presentados en el mercado ganadero. La primera novilla se adjudicó a un ganadero de Ribadeo por 2.550 euros, los mismos que pagó por la tercera novilla de la mañana. Para Friol se fue el segundo animal, por el que se llegó a pagar 2.700 euros. Las dos siguientes pujas se las llevó un ganadero con explotación en Castroverde, que compró la cuarta novilla por 2.800 euros y que con la quinta, adjudicada en 3.550 euros, batió todos los récords de cotizaciones de las subastas de Acruga.

Un momento de la subasta.

Un momento de la subasta.

Los dos últimos ejemplares fueron adquiridos por un ganadero de Friol en 2.900 y 2.950 euros, lo que supuso al cierre de la puja con un precio medio de 2.857 euros, muy por encima del precio de salida de 1.800, pero también de las cotizaciones más altas que se recuerdan, sobre todo en la subasta nacional de Adai.

El presidente de Acruga, César Dorado, se mostraba muy satisfecho al término de la puja y apuntaba como una de las razones de estos precios tan elevados “la gran calidad de los animales presentados, todos ellos seleccionados del rebaño de élite del centro de recría de la Granja Gayoso Castro, gestionado con la Deputación de Lugo”.

De hecho todas las novillas partían con la calificación de excelente, lo que sin duda contribuyó a animar la subasta. Además, apuntó Dorado, “también influye el hecho de que en este época del año, con la llegada de la primavera, los ganaderos necesitan novillas y eso es algo que percibimos en las subastas”.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información