Recomendaciones para mejorar la reproducción en vacuno de carne

Resumen de la ponencia de Robert L. Larson, de la Universidad Estatal de Kansas (Estados Unidos) en el Congreso Internacional Anembe de Medicina Bovina.

Recomendaciones para mejorar la reproducción en vacuno de carne

Vacas de raza Rubia Gallega de la cooperativa San Cidre

Existen muchas razones por las cuales una vaca no puede quedarse preñada después de mantenerse con los toros durante varias semanas. En este sentido, Robert L. Larson, especialista en reproducción bovina de la Universidad Estatal de Kansas (Estados Unidos) habló en el Congreso Internacional Anembe de Medicina Bovina sobre principales fallos en reproducción en vacuno de carne y como solucionarlo.

A continuación resumimos los principales aspectos a tener en cuenta:

1)La importancia de la distribución de los partos en la siguiente temporada de cría

-El número de oportunidades que una vaca tiene de ser preñada durante la temporada de apareamiento es una limitación importante a la hora de quedarse preñada o no. Normalmente, una vaca fértil tiene una probabilidad del 65% de parir un ternero con cada ovulación y apareamiento (período de celo).

-Una vaca que pare lo suficientemente pronto como para retornar al ciclo al comienzo de una temporada de apareamiento de 65 días tendrá tres oportunidades de quedar preñada. Por lo tanto, es esperable que la vaca tenga una probabilidad del 95% de llevar la gestación a término.

-Si una vaca pare más tarde durante la temporada de partos, de forma que no retorne al ciclo hasta los últimos 40 días de la temporada de apareamiento (es decir, tendrá dos oportunidades de quedarse preñada), se espera que esa vaca tenga un 88% de probabilidades de llevar la gestación a término.

-Si una vaca pare realmente tarde en la temporada de partos, de forma que no retorna al ciclo hasta los últimos 20 días de la temporada de apareamiento (es decir, solo tendrá una oportunidad de quedarse preñada), se espera que la vaca tenga un 65% de probabilidades de llevar la gestación a término.

-El porcentaje máximo de gestación de todo el rebaño se determinará por el número de vacas de cada categoría: 3, 2 y 1 oportunidades de quedar preñada.

“Es muy importante tener un alto porcentaje del rebaño pariendo pronto en la temporada de partos”

Por tanto, es muy importante tener un alto porcentaje del rebaño pariendo pronto en la temporada de partos, para que tengan suficiente tiempo como para retornar al ciclo antes del comienzo de la siguiente temporada de apareamiento.

El tiempo medio para retornar al ciclo es de 50 a 50 días; de ahí que las vacas que paren a los 30 o 40 días tras el comienzo de la temporada de partos tienen pocas probabilidades de volver a retornar al ciclo antes de la siguiente temporada de reproducción. Y las vacas que paren 60 días después del comienzo de la temporada de partos tienen muy pocas posibilidades de comenzar su ciclo hasta bien entrados en la siguiente temporada de reproducción.

2)Un porcentaje insuficiente de las vacas quedan preñadas temprano en la temporada de apareamiento.

Las razones de este bajo porcentaje pueden ser tres:

-Un número bajo de hembras tienen un período de celo fértil al comienzo de la temporada de apareamiento.

-Los toros no fueron capaces de depositar las cantidades adecuadas de semen fértil en el tracto reproductivo de las hembras .

-Agentes infecciosos o no infecciosos que previenen o terminan la preñez.

El uso del examen físico, el historial, la evolución del registro de la granja y las pruebas diagnósticas de laboratorio se pueden utilizar para determinar que causas son más o menos probables para esta distribución no deseable de la preñez.

3)Un porcentaje bajo de hembras están en ciclo al comienzo de la temporada de apareamiento.

-El 65% del rebaño debería llevar, al menos, 60 días de postoparto, al comienzo de la temporada de apareamiento.

Si menos del 55% del rebaño lleva 60 días o más de postparto, entonces deberíamos empezar a considerar como soluciones adelantar la fecha de comienzo de la temporada de apareamiento de este año o distribuir los partos del último año.

 Al inicio de la temporada de apareamiento las vacas deben tener una condición corporal mínimo de 5 sobre 9 y de 6 en las novillas

-Para asegura una alta proporción de cicliclidad, las vacas maduras deberían tener un mínimo de condición corporal 5 usando una escala de 9 puntos al comienzo de la temporada de apareamiento. En el caso de las novillas debería subir a un mínimo de 6 puntos.

-Un mínimo del 80% de las novillas deberían haber alcanzado la pubertad al inicio de la temporada de apareamiento.

4) Los toros no depositan suficiente cantidad de semen fértil en el tracto reproductivo de las hembras:

-La ratio promedio de hembras por toro se aconseja que sea de 17,5 hembras cuando los toros son de un año, con menor capacidad de servicio, y de 25,3 hembras para toros maduros. Sin embargo, en Estados Unidos los toros maduros que han pasado un examen de validez reproductiva pueden servir de manera adecuada a 50 hembras. Sin embargo, si se utilizan pastos con un solo reproductor, esta presión de cría tiene riesgos.

-Si se utilizan toros maduros tras la sincronización del celo, se recomienda una ratio de hembras por toro de 25:1. Si se trata de toros de un año, no se debe esperar que preñen a más de 10 hembras.

-Se debe realizar un examen de validez reproductiva a todos los toros antes de la temporada de apareamiento. Se debe incluir un examen físico exhaustivo para descartar problemas de salud del pene, testículos, pezuñas, patas u otros problemas musculares o esqueléticos.

5) Agentes infecciosos o no infecciosos que detienen o previenen la preñez

-Los agentes infecciosos a considerar en las pérdidas de preñez detectadas durante el diagnóstico de gestación (normalmente, entre las 17 y las 25 semanas de gestación), incluyen: tricomoniasis, compilobacteriosis, lengua azul, diarrea vírica bovina, rinotraqueitis infecciosa bovina, Actinomices pyogenes, brucelosis, ureaplasmosis y candidiasis.

-Los puntos no infecciosos que pueden provocar pérdidas de gestación al comienzo de la preñez son: ingesta de forrajes altamente infestados de endófitos durante períodos de elevada temperatura ambiental, ingesta de plantas tóxicas y trastornos genéticos, tales como la presencia de genes letales.

6)El porcentaje de vacas preñadas no es adecuado durante la segunda mitad de la temporada de apareamiento.

En los rebaños en los que el desempeño reproductivo es bueno inicialmente pero luego se deteriora, las áreas en las que trabajar son:

-Comprobar si los toros han desarrollado problemas testiculares, musculares o esqueléticos, que dificulten la producción o depósito de semen fértil.

-Examinar la posibilidad de que los reemplazos del rebaño, incluidos después del comienzo de la temporada de apareamiento, introdujeran enfermedades venéreas.

-Considerar si se limitaron los forrajes y/o el pienso después de que comenzara la temporada de apareamiento. En este sentido, una limitación del pasto y la bajada de condición corporal a mitad de temporada pueden provocar un déficit alimentario que cause falta de capacidad reproductiva.

Conclusiones:

-Es clave para la rentabilidad de las ganaderías de vacuno de carne lograr una alta eficiencia reproductiva.

-Establecer y mantener un sistema de manejo que tenga como resultado un alto porcentaje de partos en el rebaño en una temporada corta de partos, con la mayoría de los terneros nacidos en los primeros 21 días, requiere que las vacas y las novillas estén en ciclo antes de empezar la temporada de apareamiento. También requiere que los toros sean fértiles y físicamente capaces de cruzarse con las vacas, y que las enfermedades no causen una pérdida de la preñez.

-La nutrición, la genética, la crianza de animales, la validez reproductiva de los machos y las hembras, y la salud tienen un impacto sobre la eficiencia reproductiva del rebaño.

-Mediante la evaluación del rebaño a lo largo del año los veterinarios pueden identificar las fortalezas y debilidades del sistema de manejo del rebaño, y desarrollar planes para mantener una alta eficiencia reproductiva.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información