Los usos ganaderos del monte, con problemas en las ayudas de la PAC

El Sindicato Labrego advierte de que cientos de hectáreas de aprovechamientos silvopastorales en montes vecinales se encuentran con dificultades en la solicitud de las subvenciones

Los usos ganaderos del monte, con problemas en las ayudas de la PAC

Las explotaciones con parte de la superficie en monte están teniendo problemas en la PAC.

La utilización del monte para pasto del ganado, un uso tradicional en Galicia, se enfrenta a serios problemas en la solicitud de las ayudas de la Política Agraria Común (PAC). En el caso de los aprovechamientos silvopastorales, que combinan la utilización forestal con la ganadera, cientos de hectáreas están quedando excluidas de las subvenciones, según critica el Sindicato Labrego. En cuanto a las praderas, habituales en montes vecinales, también se están registrando dificultades por la aplicación de coeficientes que reducen la superficie que puede optar a las ayudas.

Los criterios seguidos por la Administración a la hora de determinar las superficies subvencionables están provocando problemas en la solicitud de la PAC de este año, que concluye el 15 de junio. En Abadín, por ejemplo, el sistema de solicitud de las subvenciones dejaba fuera todos los aprovechamientos ganaderos que se estaban haciendo en un monte vecinal, tanto los silvopastorales como los realizados en pastos permanentes. Tras la correspondiente reclamación, las praderas pasaron a ser subvencionables casi en el 100% de la superficie, sin apenas aplicación de coeficientes de aminoración; pero los usos silvopastorales corrieron peor suerte.

Si el monte tiene más de 100 árboles por hectárea, se considera de uso exclusivamente forestal

El pasto de ganado en superficies arboladas se enfrenta a los criterios más restrictivos. Si hay más de 100 árboles por hectárea, el monte se considera sólo de uso forestal. Lo mismo sucede si la superficie herbácea es inferior a la mitad, según los datos que maneja el Sindicato Labrego. “Son unos requisitos que no tienen nada que ver con la realidad de Galicia, ya que los montes de uso exclusivamente forestal pueden tener más de 1000 pies por hectárea”, cuestionan desde el Sindicato Labrego. “El propio modelo silvícola de la Xunta dirigido a sistemas silvopastorales determina una densidad de arbolado de 300 a 500 pies por hectárea, muy superior a los 100 pies con los que se limita el acceso a ayudas”.

Gestiones
La organización agraria está haciendo gestiones sobre esta situación tanto en el Fondo Galego de Garantía Agraria (Fogga) como en su homólogo estatal, el Fega. “Por la información que nos dan, estos requisitos vienen de Bruselas y las administraciones están sometidas a auditorías rigurosas al respecto, pero habría que tratar de buscar una solución, ya que hay muchos productores que pueden sufrir una pérdida importante de ingresos”, valora Diego Sánchez, responsable del Sindicato Labrego en materia forestal.

“El consumo de matorral es útil para prevenir los incendios forestales, pero se penaliza en las ayudas”

El aprovechamiento del matorral por el ganado, con la consiguiente reducción de combustible en el monte ante posibles incendios forestales, es otra de las cuestiones sobre las cuales llama la atención el Sindicato Labrego: “Es un uso especialmente útil en Galicia, ya que contribuye a prevenir los fuegos; sin embargo el consumo de matorral es penalizado a la hora de solicitar las ayudas de la PAC, ya que se exige que más del 50% del monte esté con especies herbáceas.”

Ante esta situación, el Sindicato Labrego está haciendo gestiones con las Administraciones y también anima a los afectados a reclamar caso por caso para buscar soluciones a los problemas específicos que se puedan detectar.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información