La Xunta seguirá fomentando la raza Porco Celta, como desbrozadora natural del monte

La Xunta seguirá fomentando la raza Porco Celta, como desbrozadora natural del monte

Visita del conselleiro a una ganadería de Porco Celta en Friol

La Xunta de Galicia invirtió desde el año 2010 alrededor de 760.000 euros para financiar el programa de recuperación, conservación y fomento de la raza autóctona ganadera “porco celta” y tiene previsto mantener un esfuerzo presupuestario semejante y proporcional para el próximo período 2020-2023. Estos fondos sirvieron para financiar los diferentes convenios firmados para esta finalidad con la asociación de criadores Asoporcel, según destacó hoy el consejero José González en su visita a una explotación de cerdo celta en el ayuntamiento lugués de Friol.

En este acto, el titular de Medio Rural destacó que el sector porcino tiene una gran importancia y dimensión en Galicia, ya que abarca alrededor de 1.150 explotaciones industriales (sin contar las de autoconsumo), con un censo total de 1.200.000 animales. En este contexto, José González puso en valor a existencia de una raza autóctona propia, como es el porco celta, que -dijo el consejero- “destaca por su calidad y por el hecho diferencial que representa dentro de la cabaña ganadera gallega”.

Teniendo en cuenta esta relevancia del cerdo celta, la Xunta colabora con Asoporcel en la preservación de su patrimonio genético y, de modo general, en su mantenimiento en pureza dentro de condiciones naturales idóneas. En esta línea, el consejero calificó cómo “explotación singular” la visitada hoy en Friol, ya que incorpora unas novedosas instalaciones modulares, transportables y de funcionamiento autónomo, que favorecen el aprovechamiento silvo-pastoril del monte en régimen semi-extensivo y contribuyen a poner en valor esta raza.

Mayor rentabilidad

Además, José González señaló que este tipo de explotaciones tienen diferentes ventajas. Entre ellas, destacó el hecho de ser más viables económicamente y de contribuir, por lo tanto, a obtener una mayor rentabilidad con la actividad ganadera o la de favorecer un aprovechamiento excelente del matorral para la alimentación del ganado, de forma que se consigue una prevención efectiva frente a los incendios forestales. “Así, en el caso concreto del cerdo celta, está demostrada la capacidad de esta raza como desbrozadora natural” en el monte, destacó José González.

Por todo lo dicho, el consejero remarcó que este tipo de actuaciones encajan plenamente con la filosofía y con los principales objetivos que persigue la Xunta para el rural gallego, como son la mejora de la rentabilidad de las explotaciones, la apuesta por la calidad de las producciones agroganaderas y la prevención y defensa frente a los incendios forestales.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información