El Parlamento gallego regulará excepciones para pastorear zonas quemadas

Acuerdo unánime de los grupos parlamentarios para permitir el pastoreo en terrenos afectados por incendios, siempre que se demuestre que los fuegos no buscaban la regeneración de pastos

El Parlamento gallego regulará excepciones para pastorear zonas quemadas

Monte afectado por un fuego, lindante con un prado, en los Ancares.

El conjunto de los grupos parlamentarios gallegos acordó hoy desarrollar una normativa para regular excepciones de pastoreo en zonas quemadas. La ley de prevención de incendios de Galicia establece, con carácter general, que los montes afectados por fuegos no se podrán pastorear durante los dos años siguientes al incendio, pero esa misma normativa puntualiza que se podrán contemplar excepciones basadas en la acreditación de inexistencia de alternativas al pastoreo en el área afectada. El Parlamento regulará ahora los criterios técnicos a seguir para decidir las excepciones.

Entre los grupos parlamentarios, hubo unanimidad sobre la necesidad de clarificar la normativa. Se pretende así evitar situaciones como las que se produjeron tras la ola de fuegos del otoño del 2017, cuando docenas de ganaderías de los Ancares quedaron sin pastos de monte y se vieron contra las cuerdas, a la espera de una autorización excepcional de la Administración para el pastoreo, que finalmente les fue concedida.

Tanto por parte del grupo popular como por parte de la oposición también se puso de manifiesto la necesidad de evitar que la nueva normativa funcione como un efecto llamada para el uso ilegal del fuego en la regeneración de pastos, como sucedió recientemente en Asturias. “Si hay quien piensa emplear el fuego como en el pasado, para regenerar pastos, se equivocará”, se advirtió desde el PP.

El objetivo fundamental de la normativa es permitir el pastoreo en aquellos montes que se vean afectados por grandes fuegos procedentes de otras zonas. De manera paralela, el grupo popular avanzó que también quiere impulsar un plan invernal de quemas controladas, a fin de colaborar con el sector ganadero en la regeneración de pastos en aquellos casos en que técnicamente se decida el uso de quemas prescritas.

Por parte de la oposición, el diputado David Rodríguez (grupo mixto) propuso reducir la burocracia de papeleo que se le exige a los ganaderos para tramitar la autorización excepcional de pastoreo, una cuestión que el PP no vio factible. También se demandó un estudio caso por caso, a cargo de un agente medioambiental, agilidad en la resolución de las solicitudes y coordinación con el Seprona, a fin de que no se pongan multas sobre ganaderías con autorizaciones excepcionales de pastoreo, “como ya ha sucedido otras veces”, advirtió Rodríguez.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información