El complicado ‘puzle’ de purines y estiércoles de A Limia

Medio Rural mantiene una reunión con el sector ganadero y ecologista para abordar la gestión de los residuos de las granjas. La Confederación Hidrográfica Miño-Sil apunta problemas de contaminación en el embalse de As Conchas y en un 24% de los puntos de control de aguas subterráneas en la comarca

El complicado ‘puzle’ de purines y  estiércoles de A Limia

Aplicación de purines en un monte del valle del río Limia. / Archivo.

A Limia cuenta con alrededor de 400 granjas intensivas de porcino, pollos y terneros. En conjunto, estas explotaciones suman unas 75.000 unidades de ganado mayor y generan unos residuos que equivalen a una población de 1,4 millones de personas. La gestión de tal volumen de purines y estiércoles se ha convertido en los últimos años en un problema para las aguas de la comarca, en las que se detectan episodios de contaminación por nitratos.

La Confederación Hidrográfica Miño-Sil reconoce que el embalse de As Conchas, en el río Limia, presenta un “problema evidente” de contaminación por nitratos, que lleva a episodios estivales de eutrofización y proliferación de cianobacterias. Otro dato negativo es que un 24% de los puntos de control de aguas subterráneas, 5 de 21, presentan incumplimientos puntuales del valor límite para los nitratos.

La buena noticia es que los valores medios anuales de todos los puntos de control de aguas subterráneas y de aguas superficiales cumplen con las normas de calidad aplicables a los nitratos. Con todo, la Confederación concluye que es preciso reducir la concentración de nutrientes en las masas de agua, que actualmente están implicando que en el embalse de As Conchas se produzcan episodios de cianobacterias. “Esta contaminación es difusa y no tiene un origen puntual, por lo que es necesario que toda A Limia en su conjunto reduzca estos aportes de nutrientes”, valora la Confederación Hidrográfica.

La Xunta mantuvo un encuentro con el sector agrario de A Limia y con ecologistas.

La Xunta mantuvo un encuentro con el sector agrario de A Limia y con ecologistas.

Reunión de la Mesa de A Limia

Los problemas generados por los purines y estiércoles han llegado en los últimos meses a la Dirección General de Medioambiente de la Comisión Europea, ante la que presentaron una denuncia el Movimiento Ecoloxista da Limia y la Sociedad Gallega de Historia Natural. El aumento de la presión ecologista y vecinal, con la también reciente constitución de la plataforma Auga Limpa Xa, llevaron a la Xunta a convocar una primera reunión de la Mesa de A Limia, un foro de diálogo al que asistieron representantes de la Xunta, Deputación, de colectivos de ganaderos y agricultores, y movimientos ecologistas.

Esta primera reunión, celebrada ayer, fue presidida por el director xeral de Gandería José Balseiros. El encuentro, en el que se abordaron también demandas del sector agrario como la mejora de los regadíos y de los canales de drenaje, dejó sobre la mesa la necesidad de regular la gestión de los residuos ganaderos.

La Xunta busca un acuerdo conjunto con ganaderos, agricultores y ecologistas que aporte soluciones al territorio. Desde el Movimiento Ecoloxista da Limia (MEL) señalan que en la próxima reunión, la Xunta presentará una propuesta de regulación de los residuos animales. Este colectivo pidió que al siguiente encuentro de la Mesa de A Limia sean invitadas la empresa Coren, que tiene en un sistema de integración a la mayoría de granjas de la comarca, y más las organizaciones agrarias. La MEL también destaca que la Xunta advirtió de que otra comarca en la que habrá que tomar medidas es la del Deza.

‘Zona Vulnerable a Nitratos’, la pelota que se pasan las Administraciones

La legislación española prevé desde hace más de dos décadas la posibilidad de que las comarcas afectadas por contaminación de nitratos se declaren como Zonas Vulnerables a Nitratos ( ZVN). Es una declaración que disgusta al sector agrario, pues obliga a un estricto registro de los movimientos y aplicaciones de purines, y también limita las cantidades máximas de nitrógeno por hectárea a 170 kilos al año.

Augas de Galicia había anunciado hace dos años la declaración de zonas vulnerables a nitratos, pero la Xunta dio marcha atrás

El actual mapa de Zonas Vulnerables a Nitratos recoge multitud de áreas en comunidades como Cataluña, Castilla La Mancha o Andalucía, pero en Galicia no se declaró por el momento ninguna. Hace dos años, el de aquella director de Augas de Galicia, Roberto Rodríguez, anunció en el Parlamento de Galicia que le trasladaría la información pertinente a Medio Rural para que procediera a la declaración en Galicia de zonas vulnerables a nitratos.

Dos años después, consultada la Consellería de Medio Rural sobre la cuestión, asegura no tener constancia de dicha información ni tener prevista la declaración en Galicia de zonas vulnerables a nitratos.

El caso de A Limia
Medio Rural puntualiza además que la posibilidad de declarar a Limia como Zona Vulnerable de Nitratos correspondería en realidad al Ministerio de Agricultura, previa propuesta de la Confederación Hidrográfica, pues se trata de una comarca -argumenta- que a nivel fluvial está gestionada por la Confederación Hidrográfica Miño Sil, no por Augas de Galicia.

Unións Agrarias advierte contra medidas que pongan en riesgo a las explotaciones agrarias, “el motor económico de la comarca”

Desde la Confederación Hidrográfica Miño Sil recuerdan, sin embargo, que tal y como figura en la normativa vigente, la declaración de una Zona Vulnerable a Nitratos corresponde a la Comunidad Autónoma.

“Este Organismo -señala la Confederación en alusión a sí misma- no es competente para la declaración de zona vulnerable por nitratos en la comarca de A Limia, siendo la Administración autonómica competente a la que le corresponde dicha declaración. De todas formas, previamente a la declaración de zona vulnerable, debe designarse la figura de “aguas afectadas” por contaminación de nitratos, en la que podría entrar dentro de dicha consideración el embalse de As Conchas, de acuerdo con la normativa aplicable a la contaminación por nitratos”.

Desde el sector agrario, colectivos como Unións Agrarias valoran que, en general, los productores de A Limia cumplen con la normativa medioambiental vigente y destacan que el campo es el “motor económico” de A Limia, con 1.100 productores, entre agricultores y ganaderos, por lo que consideran contraproducente cualquier medida que pueda afectar a la viabilidad de las explotaciones agrarias.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información