¿Como logró Holanda reducir en un 70% el uso de antibióticos en porcino?

Resumen de la ponencia de Francesc Molist Gasa en la jornada técnica del Instituto Tecnológico del Pienso sobre “Alternativas de reducción de antibióticos en la alimentación animal”

¿Como logró Holanda reducir en un 70% el uso de antibióticos en porcino?

La mayoría de los antibióticos en porcino se utilizan en lechones en destete

España es el país de la Unión Europea que más antibióticos utiliza en ganado porcino, una situación que las autoridades españolas y el propio sector están corrigiendo a través del Plan Nacional de Resistencia a Antibióticos que, entre otras restricciones, prohibirá a partir de enero de 2018 el uso de antimicrobianos con carácter preventivo en el pienso.

Y es que no solo se trata de minimizar el riesgo de generar resistencias a antibióticos, con las consecuencias que puede generar para la salud pública, sino de evitar que este uso excesivo de antibióticos sea utilizado como un arma comercial por otros países productores. En juego está un sector, como el porcino, que ha experimentado un boom en los últimos años, con más de 13.000 millones de facturación en 2016 -de los que 4.500 millones fueron para exportación- y que representa más del 37% de la producción final ganadera de España. Estas cifras colocan a nuestro país como el primer productor de carne de cerdo de la Unión Europea, con un 17,5% de las toneladas producidas.

En este sentido, resulta clave para la sostenibilidad del sector una reducción progresiva del uso de antibióticos. Y países como Holanda, que logró reducir el uso de antibióticos en porcino en más de un 60% entre los años 2009 y 2016 son un ejemplo a seguir.

Precisamente el caso holandés fue expuesto recientemente en Santiago de Compostela en la XIX Jornada Técnica de la Fundación Instituto Tecnológico del Pienso, que se celebró bajo el tema “Alternativas al nuevo escenario de reducción de antibióticos en el sector de la alimentación animal”.

Francesc Molist , del instituto de investigación holandés Schothorst Feed Research, explicó las claves del éxito del plan de reducción de antibióticos en porcino en Holanda, que se centra en la fase de entre los 5 y los 10 días tras el destete, cuando los lechones dejan de comer, tienen más problemas para digerir los alimentos y aparecen las diarreras. “El éxito depende sobre todo del ganadero, porque en la fase postdestete, con la nueva formulación alimentaria con la que trabajamos, quizás los lechones crezcan menos, pero logramos que desarrollen mejor su tracto digestivo y su microbiota, y tengan menos diarreras, y posteriormente recuperan ese retraso en el peso”, subrayó Molist.

Para mejorar la salud intestinal del lechón en el destete en Holanda trabajan en dos estrategias: por una parte modificar la ración en si, y por otra favorecer que los animales coman más mediante promotores del consumo de pienso.

La importancia de la fibra en el pienso para que los lechones tengan menos diarreas

En este sentido, Francesc Molist explicó que, con la finalidad de reducir las diarreas, durante los primeros 5 días de destete la dieta que emplean en Holanda en lechones cuenta con un bajo nivel de Proteína Bruta, un nivel bajo de fibra fermentable (principalmente pulpa de remolacha) y un nivel alto de fibra inerte (cascarilla de avena y salvado de trigo, por ejemplo), así como aminoácidos esenciales.

Y es que la fibra inerte, si bien es cierto que a grandes cantidades penaliza el crecimiento de los lechones, en pequeñas dosis mejora la función digestiva y la fermentación microbiana y modifica la microbiota. En definitiva, favorece un correcto desarrollo del sistema digestivo del lechón.

“La dieta en lechones en destete en Holanda ronda las 2000-2200 Kcal, mientras que en España supera las 2.500”

Francesc Molist ejemplificó los efectos positivos de la fibra inerte (I-CHO) con los resultados del estudio realizado en 2012 en Schothorst en el que comparó tres tiposde tratamientos: una dieta compleja (PC), una estándar (NC), y la dieta estándar diluida un 15% con la suplementación de un 10% de cascarilla de avena y 5% de paja de trigo, resultando en una dieta con un 15% menos de calorías y de proteína.

Es interesante recordar que la dieta para lechones de destete en España tiene un mínimo de 2.500 Kcal.

HOLANDA_LEITONS_1

Comparando estas dietas con los resultados en salud intestinal, los datos del estudio concluyen que la dilución de la dieta con fibra inerte da como resultado un menor recuento de E. coli -la principal bacteria causante de diarrea-, una mayor actividad de las enzimas intestinales y un mayor peso del estómago, lo que sugiere una mejor adaptación de los lechones a esta dieta.

HOLANDA_LEITONS_2

“No se debe meter mucha presión a los lechones en el destete, porque hasta los 15 días postdestete no tienen el sistema digestivo preparado para fermentar. Con esta dieta con más fibra inerte el lechón gana entre 150 y 200 gramos al día, pero la fibra con tamaño grande le permite mejorar su microbiota, ayuda a madurar su sistema digestivo y a que tenga un estómago más grande, de forma que a las 5 semanas compensa este retraso de crecimiento y llega a los 25 kilos de peso sin problema”, subraya Francesc Molist.

Dietas menos proteicas para los lechones

Otro factor a destacar de las dietas para lechones en Holanda, y que les ha permitido tener una menor incidencia de diarreas, y por tanto de necesidad de uso de antibióticos, es que han reducido la proteína bruta en el pienso.

“Las proteínas son necesarias para el crecimiento de los lechones, pero una dieta alta en proteína bruta afecta negativamente a la salud intestinal, porque gran parte de ella no es digerible por el animal, entra en el intestino grueso y es fermentada, constituyendo un caldo de cultivo perfecto para las bacterias”, explica Molist.

 “El nivel de proteína bruta en el pienso para lechones pos-destete en Holanda está entre el 16 y el 17%”

En este sentido, las fuentes de proteína más presentes en Holanda para el pienso de destete de lechones son el gluten de trigo, la proteína de patata y las proteínas de leche, mientras que la harina de soja se restringe en estas edades y se emplea sobre todo a partir de los 20 días de destete.

HOLANDA_LEITONS_3

“Niveles altos de proteína en pienso de lechones, por ejemplo del 23% como sucede en España, son un caldo de cultivo para E.Coli y van a provocar problemas intestinales y de diarrea. En Holanda los niveles de PB para destete están entre un 16 y un 17%”, subraya este experto.

Por último, en cuanto al nivel de grasas en la dieta, Francesc Molist recomendó la utilización de ácidos grasos de cadena media, como aceite de coco, de más rápida absorción, “y muy positivos frente a la diarrea, que afecta mucho más a la digestibilidad de los ácidos grasos de cadena larga”.

Francest Molist finalizó su ponencia incidiendo en que la mejora de la higiene y los cambios en la dieta han sido factores fundamentales para la reducción del uso de antibióticos en la cabaña porcina holandesa. “Hoy el E.Coli y las diarreas prácticamente no existen en las granjas de porcino de Holanda, y el problema en el que estamos centrados es el Streptococcus suis, una bacteria que causa meningitis y altas mortalidades”, concluyó.

¿Como es la alimentación de los lechones en Holanda?

HOLANDA_LEITONS_4

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información