Acruga retira provisionalmente un millar de animales del libro genealógico de Rubia Gallega

La Asociación de Criadores inició en el 2015 un programa de controles por genotipado que reveló errores en alrededor del 2,5% de las reses inscritas. La entidad sostiene que los problemas se deben principalmente a una incorrecta identificación de progenitores

Acruga retira provisionalmente un millar de animales del libro genealógico de Rubia Gallega

La última subasta de Acruga se suspendió por un resultado dudoso en el saneamiento ganadero oficial.

La Asociación de Criadores de Raza Rubia Gallega (Acruga), que engloba a unas 1.900 explotaciones de la comunidad, está depurando el Libro Genealógico de la raza, en el que están inscritos unos 40.000 animales. Acruga ha retirado provisionalmente alrededor de un millar de reses del Libro o las pasó del registro definitivo al registro auxiliar, un proceso del que ya informó a las explotaciones socias. El motivo de la retirada provisional es que existen dudas sobre la filiación de los animales, es decir, se piensa que sus progenitores están mal identificados.

El proceso de depuración del Libro Genealógico se inició a partir del 2015, cuando comenzaron los controles por genotipado de los animales inscritos. Acruga siempre efectuó pruebas de paternidad, pero las nuevas técnicas incorporadas en los últimos años, junto a una intensificación de los controles, permitieron detectar problemas que hasta ahora se habían pasado por alto.

Los errores encontrados, que afectan a alrededor del 2,5% de los animales, se centran en una filiación incorrecta -según Acruga-, en la mayoría de los casos por fallos en la inscripción de las reses. “Si un ganadero quiere comprar una novilla, es importante que sepa con garantías si es hija de un toro o de otro, pues las puntuaciones de los toros en cuestiones como morfología o rendimiento de la canal son distintas. De ahí la importancia de tener un Libro Genealógico lo más correcto posible”, aclaran desde la Asociación de Criadores de Raza Rubia Gallega.

Acruga descarta que en el Libro Genealógico estén inscritos ejemplares cruzados, “salvo posibles casos puntuales” que se hayan inscrito por error y que también se retirarían del Libro. “Los animales que se retiraron provisionalmente del registro son reses que responden al prototipo racial de Rubia Gallega, pero que no parecen ser de los progenitores asignados en el libro. Por tanto, se retiran en tanto no se pueda comprobar a través de las correspondientes pruebas cuáles son sus progenitores reales”, sostiene Acruga.

Subastas de Acruga
La asociación defiende además la pureza de los animales que han participado en sus subastas. “Todas las hembras que entran en el centro de recría de la Granxa Gayoso Castro tienen filiación comprobada, compatible garantizada; es decir, son hijas de padre y madre de raza Rubia Gallega”, asegura la entidad en un comunicado que sacó ayer, tras la publicación de una información de La Voz de Galicia que informaba del proceso de depuración que se está ejecutando en el Libro Genealógico.

En relación a la subasta prevista para el pasado 22 de diciembre, que fue suspendida, Acruga señala que la cancelación nada tiene que ver con la depuración del Libro Genealógico, sino con un resultado dudoso de un animal del centro de recría en la campaña de saneamiento ganadero oficial. “Debido a eso, todos los animales de la explotación quedaron inmovilizados temporalmente, hasta la realización de nuevas pruebas sanitarias”, sostiene la entidad.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información