“En el 2020 esperamos tener en el mercado una feromona efectiva contra la avispa asiática”

Entrevista a Eric Darrouzet, profesor e investigador de la Vespa Velutina en el Instituto de Investigación sobre la Biología del Insecto de la Universidad de Tours (Francia).

“En el 2020 esperamos tener en el mercado una feromona efectiva contra la avispa asiática”

Eric Darrouzet. Foto: La Nouvelle Republique

Eric Darrouzet es uno de los investigadores de renombre a nivel mundial de la avispa asiática o vespa velutina nigrotorax, una especie invasora que desde su llegada a Francia en el año 2004 colonizó ya buena parte de Europa, causando importantes daños en el ecosistema, así como en la apicultura o en la viticultura.

Desde hace varios años Eric Darrouzet y su equipo del Institut de Recherche sur la Biologie de l’Insecte (IRBI), de la Universidad de Tours (Francia), estudian un sistema que permita frenar su expansión de forma eficaz y sin efectos negativos en el medioambiente. Y nos avanza que van en la buena dirección…

-¿Cómo está afectando la vespa Velutina a Francia?
Más del 80% del territorio francés está invadido ya por la avispa asiática, pero también otros países como España, Portugal, Italia, Suiza, Bélgica, Alemania e incluso el Reino Unido.

La vespa velutina nigritorax representa una amenaza para la biodiversidad, para las abejas y para las personas alérgicas al veneno de los insectos hymenópteros. Como esta avispa se encuentra mucho en las zonas periurbanas y urbanas, el riesgo para la salud humana es también importante.

-Su equipo trabaja sobre un parásito de esta especie invasora. ¿Puede avanzarnos algún resultado de esta línea de investigación?
Son varios los parásitos que pueden atacar a la vespa velutina, pero son especies europeas, y por lo tanto, también podrían atacar a otras especies de insectos tanto en Francia como en Europa. Por lo tanto, es difícil que se pueda recurrir a la lucha biológica contra la vespa velutina mediante el uso de uno de estos parásitos, pues también perjudicarían a otros insectos.

-También estáis investigando en la Universidad de Tours un atrayente selectivo mediante el uso de feromonas. ¿En que consiste?
Creo que uno de los mejores métodos de lucha contra la vespa velutina es una trampa eficaz y, sobre todo, que sea selectiva para que no atrape otras especies de insectos.

“Estamos testando moléculas de la feromona de alarma de la velutina para ver cuáles son más eficaces”

Nuestra pista es la feromona de alarma, que debería ser eficaz para atraer a la avispa asiática, principalmente a las obreras, y poder atraparlas en las trampas. Ya logramos identificar esa feromona de alarma que emplea la vespa velutina nigrotorax y en este momento estamos testando las moléculas de esta feromona para ver cuál es o cuáles son las que atraen más a las avispas asiáticas.

Nuestra previsión es que en el año 2019 deberíamos tener ya lista una trampa potencialmente eficaz y selectiva. Y su puesta en el mercado, si todo va bien, debería preverse para el año 2020.

-Los apicultores esperan que los científicos aporten una solución rápida y eficaz al problema de la avispa asiática. A parte de la feromona, ¿cuáles son las líneas de investigación más prometedoras?
Desde el Institut de Recherche sur la Biologie de l’Insecte (IRBI) estamos trabajando en varias líneas de investigación. En cuanto a la lucha, el descubrimiento de una trampa de feromonas, en concreto de la feromona de alarma, es sin duda la línea de investigación más prometedora.

Pero también vamos a comenzar a estudiar las feromonas sexuales, con el objetivo de crear otra trampa. De esta forma, la primera, que llevaría una feromona de alarma, serviría para proteger un sitio, como un colmenar, ahuyentando a las avispas asiáticas. Por el contrario, la trampa hecha con feromonas sexuales, serviría para atraerlas y, por lo tanto, para luchar contra esta especie.

“Vamos a comenzar a estudiar las feromonas sexuales, con el objetivo de crear otra trampa”

Además, presentamos un proyecto de investigación sobre la utilización de drones equipados de cámara térmica para intentar detectar a la mayor brevedad a los nidos de velutina en los árboles a fin de destruirlos.

-¿La genética o la consanguinidad también es un punto débil de la Vespa Velutina en Europa?
Sí. Este animal presenta un fenómeno de consanguinidad debido a que se reprodujo en Europa pero a partir de una sola reina o de un número muy reducido de reinas.

La consecuencia para las colonias es que producen machos o zánganos diploides en vez de hembras. El hecho de que produzcan estos machos en vez de obreras disminuye las capacidades de las colonias: menos obreras producidas significa un nido más pequeño, larvas peor alimentadas…etc. Igualmente, provoca que se produzcan menos futuras reinas.

Si estos machos diploides se acoplan con hembras, estas van a obtener espermatozoides diploides y producir, en consecuencia, una descendencia triploide estéril. Esto podría afectar a esta especie invasora y reducir su capacidad de seguir expandiéndose.

-Esperando la solución definitiva, ¿qué métodos de protección de los colmenares se comprobó que son más eficaces en Francia?
El sistema más selectivo es el apicultor que mata las velutinas con una raqueta. Pero esta técnica eficaz y muy selectiva lleva mucho tiempo y por lo tanto es difícil que la apliquen muchos apicultores.

Queda la protección mediante trampas, pero como estas no son selectivas, considero que solo las deberían emplear las personas que deben proteger un sitio, como un colmenar, donde se observaron velutinas.

“Desaconsejo el trampeo preventivo a gran escala en una zona”

Desaconsejo el trampeo preventivo a gran escala en una zona porque tendrá consecuencias muy negativas sobre las especies de insectos locales y, probablemente, poco impacto sobre la vespa velutina. Por lo tanto, solo recomiendo el trampeo para los apicultores que quieran proteger sus apiarios donde sí se detectó la velutina.

Por otra parte, es posible modificar las trampas para que sean más selectivas, independientemente del tipo de líquido atrayente que se emplee. Es suficiente con impedir que los insectos ahoguen en el atrayente y abrir las trampas todos los días para liberar los insectos capturados, si no hay velutinas. Pero también soy consciente de que esto lleva tiempo y de que no todos los apicultores lo pueden hacer.

-¿Recomienda retirar y destruir los nidos de velutina y en que condiciones?
Todos los nidos detectados deberían ser eliminados por profesionales y se aconseja hacerlo hasta Navidad. Algunos de estos nidos podrían contener reinas hibernadas durante el invierno, lo que podría llevar a pensar que se deberían retirar todos los nidos en cualquier época del año, pero esto aun habría que demostrarlo. Y precisamente sobre eso estamos realizando un estudio.

-¿Considera que la Comisión Europea está tomando en serio el problema de esta especie invasora?
Creo que sí. La vespa velutina fue clasificada como especie invasiva. Por otra parte, la Comisión solicitó en el 2017 un proyecto de investigación para proteger las abejas en Europea, y entre las amenazas citaba la vespa velutina.

Yo también solicité la creación de un consorcio europeo de investigadores para responder a esta petición de la Comisión y de hecho hace unas tres semanas presenté el primer dossier.

Este consorcio agrupa a investigadores de 9 países europeos y también de China. Y si nuestro proyecto logra financiación, podríamos investigar diversos aspectos sobre la avispa asiática, sobre sus impactos en la apicultura, por que mecanismos, que otros riesgos además de la predaciones puede representar la velutina para las abejas, como gestionan el problema los apicultores, cartograficar su presencia en Europa, crear una plataforma europea para acercar información y compartir los conocimientos con el público y poner a punto métodos de lucha eficaces.

“Presenté a la Comisión Europea un proyecto de un consorcio con 50 investigadores europeos y de China para encontrar soluciones efectivas”

Este consorcio agrupa a más de 50 investigadores y debería permitir solucionar los problemas que causa la vespa velutina. Pero hace falta que nuestro proyecto sea aceptado por la Comisión Europea, y eso lo sabremos este año.

-Precisamente, ¿Falta coordinación entre los investigadores de la Unión Europea?
Como dije, yo intento poner en marcha un consorcio de investigadores europeos y chinos para trabajar de forma coordinada. Si alcanzamos la financiación de la Comisión Europea pienso que deberíamos encontrar soluciones al problema de esta especie invasora.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información