Queinaga, un ejemplo de valorizar la leche en la explotación

Esta quesería de Curtis nació hace 21 años para transformar la leche de la propia explotación. Hoy Queinaga da empleo a 11 personas y elabora unos 400.000 kilos de queso. Su último éxito comercial: la manteca cocida de vaca.

Publicidade
Queinaga, un ejemplo de valorizar la leche en la explotación

La manteca cocida, uno de los éxitos comerciales de Queinaga.

En el ayuntamiento coruñés de Curtis, en el lugar de A Campa, se encuentra Queinaga, una quesería que nació hace 21 años para hacerlo frente a un problema cíclico del sector lácteo gallego: los bajos precios de la leche.

Los fundadores de esta quesería, uno de las más grandes de las denominaciones de origen Tetilla y Arzúa Ulloa, son los ganaderos de SAT A Campa, que ante los bajos precios que les pagaba la industria decidieron quitarle valor añadido a su producto dando el salto a la transformación de la leche.

Verónica Sánchez, responsable administrativa de la empresa, subraya que “Queinaga nació para darle valor añadido a la leche pues la venta de leche líquida no nos compensaba”.

Para eso, apostaron por elaborar queso de calidad amparado bajo las denominaciones de origen Arzúa-Ulloa y Tetilla, una garantía también de precio para un producto diferenciado.

El volumen de producción hace necesario recoger leche de otras explotaciones

La empresa fue creciendo y la leche producida en SAT A Campa llegó a ser insuficiente, lo que los obligó a recoger leche de otras explotaciones de la zona.

Hoy en día, Queinaga da empleo a 11 personas y produce entre 25.000 y 30.000 kilos de queso al mes, con una producción que en este momento se mantiene estable. En total, procesan al año unos 3 millones de litros de leche para elaborar unos 400.000 kilos de queso.

“El mercado nos pide un queso lo más mantecoso posible”

La mayor parte de la producción de Queinaga son quesos bajo las denominaciones de origen Tetilla y Arzúa-Ulloa y en distintos formatos desde los 800 gramos a los 1,2 kilos para Tetilla y en Arzúa-Ulloa desde los 800 gramos a los 3,2 kilos.

Elaboracion del queso en Queinaga.

Elaboracion del queso en Queinaga.

También elaboran queso fresco, aunque es un producto más estacional, de los meses de verano, y con una vida útil menor, de unos 15 días y más orientados al mercado local.

Los consejos reguladores de las denominaciones de origen establecen unas reglas para la elaboración del producto. En este sentido, Verónica Sánchez asegura que “para diferenciar nuestros quesos hacemos con cariño nuestro trabajo y empleamos leche de la mejor calidad, para lograr un queso de calidad y que sea lo más mantecoso posible, que es lo que nos piden los consumidores.”

Recuperan la manteca cocida

Otro producto que están comercializando y con una buena acogida en el mercado es la manteca cocida, un producto que antaño se elaboraba en las casas con la nata de la leche y que en Queinaga elaboran con la nata del suero. “Surgió con la intención de darle un valor añadido al suero del queso, un subproducto que antes se regalaba a otras industrias lácteas”, asegura la responsable administrativa de Queinaga.

El proceso empezó en el año 2010 cuando intentaron reducir el volumen de suero concentrándolo por ósmosis inversa, con la intención de que los portes fueran más baratos. Sin embargo, esta vía los llevó de manera imprevista a quitarle un segundo producto, tal y como explica Verónica Sánchez: “Nos percatamos de que en ese suero queda aún grasa y por un proceso físico obtuvimos mantequilla y luego manteca. Esa manteca se cuece y al evaporar toda la humedad queda el 99% de grasa”.

Este producto resultante, la manteca cocida, tiene múltiples aplicaciones en la repostería (bica, bizcochos, pan de manteca). “Empezamos a venderla en formato industrial de cubos de diez kilos pero decidimos dar un salto al formato más pequeño aprovechando el auge que está teniendo la repostería en casa”, explican desde Queinaga.

La acogida entre los consumidores está siendo muy positiva: en 2014 vendieron más de 10.000 kilos de manteca cocida y en los tres primeros meses de 2015 llevan vendido ya casi un tercio del total del año pasado.

“Las plataformas grandes facilitan mucho la exportación a las pequeñas empresas”

En cuanto al mercado para sus quesos, Galicia concentra la mayoría de las ventas de Queinaga y exportan alrededor del 14%, sobre todo a Portugal, Reino Unido y Hong Kong.

En este sentido, Verónica Sánchez reconoce que “exportar es una vía interesante pero que requiere mucho capital humano”. Afirma que a los mercados de Londres y de Portugal “nos fue relativamente fácil llegar, pero a Hong-Kong llegamos de forma indirecta a través de un cliente español”. Una vía, esta última, la de las plataformas exportadoras más grandes, que recomienda ya que “facilita mucho la exportación para empresas pequeñas como la nuestra”.

Aquí dejamos un reportaje de la TVG sobre la manteca cocida que elabora Queinaga:

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información