Postres y batidos, gamas de productos lácteos en ascenso

Las cifras de 2015 reflejan un aumento del 1 por ciento en el consumo de derivados lácteos, en tanto la venta de leche líquida cayó un 0,5%. Los quesos se mantienen estables y los yogures bajan un 1,1%

Publicidade
Postres y batidos, gamas de productos lácteos en ascenso

Postres lácteos de Clesa.

El mercado de productos lácteos ha presentado en 2015 en España una tendencia a la estabilidad. Cayó el consumo de leche líquida un 0,5 por ciento, pero los derivados lácteos tuvieron un comportamiento mejor y aumentaron las ventas un 1%. Por gamas de producto, el mejor balance se registró en los postres lácteos, que aumentaron ventas un 5% y en los batidos, que aumentaron un 4%.

En volúmenes, la leche líquida movió el último ejercicio 3,2 millones de toneladas, la mayor parte en formatos Uht de larga duración (96,2 por ciento), en tanto la leche fresca perdió un 0,4% de cuota de mercado y se sitúa en el 3,2% del consumo.

La leche semidesnatada acapara casi la mitad de las ventas y la desnatada supera ya a la entera

La leche más demandada por los consumidores es la semidesnatada (46%), seguido ya de la desnatada(28%), una categoría en ascenso que superó este año por primera vez a la leche entera (26%), en retroceso. El consumo de leche entera se focaliza en familias con niños.

Yogures y quesos
El segundo escalón en la preferencia de los consumidores son los yogures y leches fermentadas, con un total de 680.000 toneladas, si bien es un segmento que retrocede ligeramente el último año, en concreto un -1,1%, según los datos del ‘Informe sobre el consumo de alimentación en España 2015’ (Ministerio de Agricultura)

El consumo de queso en España se sitúa en menos de la mitad de la media europea: 7,7 kilos frente a 17,2 kilos

Los quesos se sitúan en tercera posición, con 347.000 toneladas. La Interprofesional Láctea (Inlac) ha publicado precisamente estos días una infografía para fomentar el consumo de queso. En nueve de cada diez familias españolas, el queso se consume varias veces por semana, según los datos de la Inlac, pero el consumo español dista mucho del medio en Europa: 7,7 kilos por persona y año en España frente a 17,2 kilos de promedio en la UE.

El queso fresco (28%) es el de mayor demanda, seguido del semicurado (22%) y del queso fundido (12%).

Otros derivados
A corta distancia de los quesos se sitúan ya los postres lácteos, que suben un 5% y llegan a los 6,2 kilos de consumo por persona y año. Los batidos es otra de las categorías en ascenso (4%) y supera ya los 3 kilos por persona y año. Otros derivados lácteos, como helados y tartas, también van a más, en tanto mantequilla y nata mantienen en España niveles de consumo bajos, sin grandes variaciones en relación al 2014.

El balance total refleja que cada persona consume 73 litros de leche líquida al año y 38 kilos de derivados lácteos. En dinero, eso supone un consumo de 52 euros en leche líquida y de 129 euros en derivados.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información